México es la capital fintech de América Latina con 158 startups dedicadas al sector. Le siguen Brasil (con 130 startups) y Colombia (con casi 80). La previsión es que que a lo largo de 2018 las fintech latinas sigan expandiéndose para potenciar su desarrollo a nivel internacional y no son pocos los actores extranjeros que se han fijado en el importante potencial de este mercado.

México es también el destino latinoamericano más atractivo para las startups Fintech de Europa y Estados Unidos, según revela la primera edición del Finnovista Fintech Radar Foreign Startups en Latinoamérica, que destacó igualmente a Brasil y Colombia, como los países que encabezan el listado de la región junto a M´xico.

El informe, preparado por Finnovista, organización de impacto que potencia los ecosistemas Fintech en América Latina y España, especifica que México, con un 74% de las startups identificadas en el mayor mercado Fintech de la región; Brasil, donde se sitúa un 46% de las startups; Colombia, destino del 35%; Perú, con un 33%; en tanto que un 27% de las Fintech extranjeras ofrece sus servicios en Argentina.

El reporte agrega que los países con una presencia media de startups Fintech extranjeras son: Chile, donde ofrece servicio el 22% de las startups identificadas; Ecuador, con un 15%; Guatemala, destino del 14% de las startups; Uruguay, Costa Rica y República Dominicana, cada uno destino del 12% de las startups y Panamá, con un 11% de las startups.

Otro estudio elaborado por la consultora eMarketer señala que  hay 400 millones de usuarios de teléfonos inteligentes en América Latina y se espera que para 2020 más del 80% de los usuarios de smartphones tendrán acceso a la redes de internet móvil más avanzadas según un estudio de economía móvil de GSMA. Por su parte, la firma BSLatAm, calcula que el 52% de los adultos en América Latina posee al menos una cuenta bancaria.

Unísono, compañía multinacional de Contact Center & BPO, ha afirmado en un reciente informe que el 2018 es un año clave para las fintech, ya qu eno sólo se presume un crecimiento del sector, sino que éste contribuirá a la transformación de los bancos tradicionales, estrechando sus lazos y ofreciéndoles una oportunidad de crecimiento y de fortalecimiento de la relación con sus clientes.

Estos datos vienen a confirmar que América Latina es una de las regiones con mayor potencial para el crecimiento del sector Fintech. La alta penetración de celulares y las exigencias de los clientes son las principales razones.

Quizá por ello se están sucediendo importantes noticias en los últimos meses en el ámbito de las fintech latinas: México se ha convertido el primer país de Latinoamérica en aprobar una ley para la industria Fintech. Entre los principales beneficios de este nuevo marco regulatorio se encuentra la fijación de estándares de operación para las plataformas, apoyo a los nuevos modelos financieros, así como generar un clima de confianza para la industria del sector. En este sentido, el entorno regulatorio creará mayor competencia en el medio financiero, lo que permitirá reducir, según sus promotores, los costos de gestión crediticia y el desarrollo de nuevos productos. Finalmente se confía en que además ayude a integrar a una mayor población y empresas al ámbito financiero beneficiando así su desarrollo y la productividad del país.

México es, en este aspecto, un caso aislado en América Latina. Precisamente el BBVA Research destaca en su último informe Situación Economía Digital que los países de América Latina carecen de un marco de regulación financiera armonizado y adaptado a los desafíos de la era digital. “Hasta el momento, las autoridades de la región han optado por no frenar la innovación, pero esta inacción podría suponer un freno al desarrollo de la región”, señala.

Los economistas del banco español señalan que, pese a reconocer los beneficios, y en gran medida también los riesgos, hasta el momento y salvo contadas excepciones, las autoridades de América Latina se han limitado a intervenciones acotadas a regular determinados modelos de negocio innovadores como el crowdfunding, reaccionando de maneras diversas y sin una coordinación regional.

En las últimas semanas Colombia ha anunciado la creación de la primera asociación fintech del país, un síntoma más de que la revolución de las tecnologías financieras está llegando también, y con mucha fuerza, a América Latina, aunque quizá con una velocidad más lenta de lo deseado. En PanamericanWorld hemos recorrido el ecosistema de las fintech latinas y hemos elegido a estas ocho startups que están marcando el paso tanto en innovación como capacidad de crecimiento.

KUBO FINANCIERO. MÉXICO

Las empresas en los países en desarrollo necesitan acceso a financiamiento como en cualquier otro lado, pero la parte “en desarrollo” retiene a las pequeñas empresas. Kubo.financiero es una institución microfinanciera regulada que otorga préstamos entre 400 y 4,100 dólares prestatarios mexicanos. Los usos comunes son capital de trabajo, activos fijos y educación. La startup conecta a personas que necesitan un préstamo con personas que buscan oportunidades de inversión.

Kubo.financiero recibió en 2015 la autorización del gobierno mexicano para captar ahorro del público de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), tras dos años de tener el permiso para operar como Sociedad Financiera Popular (Sofipo). Se convierte de ese modo en la primera financiera en México con el visto bueno de la CNBV para captar ahorro y dar préstamos vía Internet.

BANKAOOL. MÉXICO 

Se trata del primer banco 100% digital creado en México, siguiendo otros modelos aplicados ya en diferentes países. Fue el emprendedor Francisco Meré quien se decidió a introducirlo en México al apreciar las enormes posibilidades de crecimiento que ofrecía este modelo en el ecosistema mexicano. Bankaool no cuenta con ninguna sucursal física, sin embargo, ofrece un amplio catálogo de servicios a sus usuarios, que van desde la administración de sus propios recursos, hasta la adquisición de créditos y pólizas de seguro.

En julio pasado, el Grupo Financiero Ve por Más llegó a un acuerdo para comprar a la startup, para fusionarlo al Banco Ve por Más. El monto de la operación no se dio a conocer.

ZAVEAPP. MÉXICO

Esta aplicación está pensada para que los usuarios tengan una disciplina de ahorro y lo hagan de acuerdo a criterios exclusivamente financieros. Desde que fue lanzada en el año 2014, Zaveapp se ha convertido en una de las aplicaciones mexicanas más utilizadas y recomendadas dentro del competitivo ecosistema del país. Le ayuda a administrar su dinero de manera efectiva para poder afrontar gastos imprevistos o caprichos de última hora. L