En las casi nueve décadas de historia de las Copas Mundiales de fútbol 19 directores técnicos han logrado convertir en campeones a sus equipos. Solo uno, el italiano Vittorio Pozzo, ha obtenido dos títulos; mientras, Mario Zagallo y Franz Beckenbauer son los únicos que conquistaron la corona como jugadores y entrenadores. ¿Cuáles otros nombres entrarían en el listado de los 10 mejores DT en Mundiales? PanamericanWorld les propone acercarse a las carreras de exitosos hombres que condujeron a sus selecciones a la cima del más universal de los deportes.

VITTORIO POZZO  

Italia (campeón mundial en 1934 y 1938)

Italia organizó el Mundial de 1934, en pleno paroxismo del fascismo impulsado por Benito Mussolini. La selección local debía ganar a toda costa el torneo, porque sabía cuán peligroso podía ser no cumplir los designios de “Il Duce”, que quería utilizar la Copa como plataforma publicitaria de su régimen. La final se celebró en un repleto estadio del Partido Nacional Fascista, donde 50 mil fanáticos, liderados por Mussolini, esperaban celebrar la victoria; sin embargo, la entonces Checoslovaquia estuvo cerca de estropear los festejos, pues en el minuto 76 Puc colocó delante a los visitantes. La ventaja no duró mucho tiempo, ya que Orsi igualó el partido. Antes de que comenzara el tiempo extra, Pozzo cambió la estrategia: “en el estadio había mucho ruido, el público estaba a unos metros de las líneas del campo, y nadie me oía. Corrí alrededor del campo y me acerqué a Guaita para ordenarle que intercambiase su posición cada dos o tres minutos con Schiavio para confundir al adversario. La maniobra funcionó a la perfección”. En el minuto 95, Schiavio marcó el gol que dio la victoria definitiva a los italianos.

Cuatro años después, en Francia 1938, el triunfo de los azzurris, nuevamente con Pozzo como DT, fue menos sufrido. En la semifinal dejaron en el camino a Brasil y, luego, en la discusión de la corona, vencieron a Hungría, 4-2, con dos goles de Silvio Piola. De esta forma, Pozzo entró en la historia como el único entrenador que ha conquistado dos títulos mundiales. Además, este DT también ganó el torneo olímpico de Berlín.

MARIO ZAGALLO 

Brasil (campeón mundial como jugador en 1958 y 1962 y como entrenador, en 1970)

“El Lobo” Zagallo fue el primer hombre en ganar la Copa Mundial como jugador y entrenador. Con la “Canarinha” levantó el trofeo Jules Rimet en las ediciones de Suecia 1958 y Chile 1962, donde anotó en total siete goles, incluido uno en la discusión del título, frente a los suecos. Luego, en 1970, se convirtió en director técnico de la selección de su país, tras la renuncia de João Saldanha. Ese equipo está considerado uno de los más completos de todos los tiempos y arrasó en el Mundial de México 1970, al triunfar en los seis partidos, con 19 anotaciones. Zagallo también estuvo al frente de la “Canarinha” en el Mundial de 1974, en Alemania, pero allí no obtuvo medallas, ya que Brasil finalizó en la cuarta posición. Dos décadas después, Zagallo regresó como asistente del director Carlos Alberto Parreira, en la cita de Estados Unidos 1994, en la que la “Canarinha” conquistó el tetracampeonato. Luego, en la Copa de 1998, Zagallo volvió a asumir la máxima dirección y condujo a Brasil hasta el juego final; sin embargo, no pudo igualar a Pozzo, porque Francia goleó a los sudamericanos, 3-0.

—————

Cobertura de PanamericanWorld a la Copa Mundial de fútbol

Los 10 peores momentos para Latinoamérica en los Mundiales de fútbol

Los 10 mayores goleadores de Latinoamérica en los Mundiales de fútbol

Los cinco mejores momentos de Latinoamérica en los Mundiales de fútbol

—————

FRANZ BECKENBAUER 

Alemania (campeón mundial como jugador en 1974 y como técnico en 1990)

El alemán Beckenbauer se unió a Zagallo en el selecto club de campeón del mundo como jugador y director técnico. Su primera participación en las Copas fue en la cita de Inglaterra 1966. Allí Alemania cedió en la final ante los locales. Luego, en 1970, los germanos quedaron terceros y la gloria les sonrió finalmente en la versión de 1974, en la que el “Kaiser” fue el genio creador del ataque que venció en la discusión del título a la llamada “Naranja Mecánica” de Johan Cruyff. Beckenbauer fue el entrenador principal de la selección alemana que llegó hasta la final de la Copa de México, en 1986, ante Argentina. De seguro el “Kaiser” no guardó un grato recuerdo de ese juego, por los sudamericanos vencieron 3-2. La historia fue diferente cuatro años después, pues el equipo de la Alemania unificada, gracias a un gol de penal convertido por Andreas Brehme, venció a la Argentina de Maradona, 1-0.

CARLOS ALBERTO PARREIRA  

Brasil (campeón mundial en 1994)

Este brasileño es el entrenador que más veces ha dirigido en Copas Mundiales, con seis participaciones; además, comparte con el serbio Bora Milutinovic el récord de comandar cinco equipos diferentes, aunque, a diferencia del europeo, fue campeón mundial con uno de ellos, Brasil, en 1994. El sudamericano estuvo al frente de Kuwait, en 1982 (un empate y dos derrotas); Arabia Saudita, en 1990 (tres reveses) y 1998 (un empate y dos fracasos); Brasil en dos ocasiones: en 1994, cuando se proclamó campeón, en una final decidida por primera vez en la historia en la tanda de penales y, luego, en 2006, la “Canarinha” fue eliminada por Francia en cuartos de final. Su última participación mundialista ocurrió en 2010, al frente de Sudáfrica, y no pudo pasar a la segunda ronda.

CARLOS SALVADOR BILARDO  

Argentina (campeón mundial en 1986)

Este director fue campeón mundial en la cita de México, en 1986. Allí estuvo al frente de una selección que tenía a un líder muy inspirado, Diego Armando Maradona, quien marcó ante Inglaterra dos de los goles más famosos en las Copas. Después, en la edición de Italia 1990, Bilardo condujo a Argentina nuevamente a la final ante la Alemania unificada, solo que esta vez el “Pelusa” no pudo repetir lo logrado cuatro años atrás y los germanos tomaron revancha.

JOACHIM LÖW  

Alemania (campeón mundial en 2014)

Löw tiene el enorme mérito de devolver a la selección alemana a la cima del fútbol, después de una década de ostracismo, entre 1996 y 2006. En el Mundial de 2010, los alemanes llegaron a la semifinal, pero cayeron ante España, 1-0, aunque luego conquistaron el bronce, al superar a Uruguay. En 2014, en Brasil, el equipo germano lució muy bien y venció en la final a Argentina, 1-0, con gol de Mario Gotze, en la prórroga. De esta forma, Löw se convirtió en el cuarto DT alemán en levantar el trofeo de campeón.

LUIZ FELIPE SCOLARI  

Brasil (campeón mundial en 2002)

Scolari dirigó en tres Copas Mundiales. En 2002 ganó la edición celebrada en Corea-Japón, al frente de un espectacular Brasil, que tuvo a Ronaldo Luiz Nazario de Lima como figura central; luego, en 2006, comandó a Portugal y finalizó en la cuarta posición, tras perder en la semifinal contra Francia y, en la disputa del tercer lugar, ante Alemania. Para la versión de 2014, los brasileños confiaron en el veterano entrenador quien un año antes había triunfado en la Copa Confederaciones; sin embargo, en el Mundial las cosas no salieron bien y Alemania humilló a Brasil, 7-1 y, después, para ampliar la herida, Holanda también goleó a los locales, 3-0.

VICENTE DEL BOSQUE 

España (campeón mundial en 2010)

Después de triunfar con el Real Madrid, donde conquistó dos Ligas de Campeones de la UEFA y dos títulos en la Liga española, del Bosque recibió, en 2008, la responsabilidad de liderar a la generación más talentosa de jugadores ibéricos. Los resultados fueron espectaculares: ganó la Eurocopa de 2012 y el Mundial de Sudáfrica, en 2010. La despedida no fue la mejor posible, porque la “Furia roja” quedó sorpresivamente eliminada en la primera fase de la Copa de 2014, en Brasil y apenas llegó hasta octavos de final de la Euro 2016; pero, de cualquier forma, el “Bigotón” dejó una huella enorme: en sus ocho años al frente de la selección española obtuvo 87 victorias, 10 empates y solo sufrió 17 reveses.

CÉSAR LUIS MENOTTI 

Argentina (campeón mundial en 1978)

El “Flaco” Menotti comandó a Argentina en dos Mundiales de manera consecutiva. En 1978, la selección albiceleste ganó la Copa, tras vencer en la final, en tiempo extra, a Holanda, 3-1, con dos goles de Mario Alberto Kempes. Luego, en España 1982, ya con Maradona en la alineación regular, los argentinos quedaron eliminados en la segunda ronda. En total, el “Flaco” dirigió al equipo en 12 partidos mundialistas, con balance de siete victorias, un empate y cuatro fracasos.

BORA MILUTINOVIC  

Serbia

Este “ciudadano del mundo” ostenta un récord que parece insuperable: dirigió de manera consecutiva a cinco selecciones diferentes de tres continentes distintos en Copas Mundiales. Debutó con México en 1986 y condujo a los locales hasta los cuartos de final. En la Copa de 1990 estuvo al frente de Costa Rica y logró una hazaña, porque con solo tres meses en el cargo hizo que la selección tica avanzara a los octavos de final, al vencer a Escocia y Suecia. Cuatro años después, la Federación estadounidense confió en el serbio para que liderara al equipo local en el Mundial de 1994. Allí, los norteños cumplieron una gran actuación y, contra todos los pronósticos, llegaron a octavos de final, donde cedieron ante el campeón, Brasil, 1-0. La racha de Milutinovic continuó con Nigeria, en 1998. En esa Copa los africanos ganaron el grupo, pero fueron eliminados en la siguiente fase por Dinamarca. La despedida de Bora de los Mundiales ocurrió en 2002. En esa edición comandó a China y, aunque no pudo avanzar en el grupo, dejó una grata imagen entre los fanáticos chinos, porque es la única vez en que el país más poblado del planeta ha jugado un Mundial.