Xochimilco es una de las visitas obligadas en Ciudad de México.Vivir o visitar la capital mexicana y no conocer Xochimilco es considerado un “pecado”. Es como si nunca se hubiera estado allí.

Xochimilco es uno de los lugares turísticos más importantes del Distrito Federal, tanto para nacionales que buscan divertirse un fin de semana como para turistas que desean conocer en un mismo lugar un pedacito de México.

En 1521, a la caída de Tenochtitlán, Pedro de Alvarado, uno de los acompañantes de Hernán Cortés, recibió en recompensa las tierras xochimilcas, que durante la Colonia fueron el principal proveedor de alimentos para la ciudad; los productos se transportaban vía trajinera o bote de vapor.

Hoy es el único sitio de Ciudad de México que conserva los canales y jardines semiflotantes, o chinampas, construidos por los aztecas. Estaban hechas originalmente sobre una base de raíces de plantas acuáticas que luego se cubrían con tierra. Las chinampas surten, todavía hoy, de flores y hortalizas a la capital.

Artículo relacionado: Estos son los lugares que debes visitar para empezar a conocer México

Historia y leyenda de Ciudad de México

El ‘Lugar en la sementera de las flores’ (por su traducción del náhuatl al castellano), se encuentra en el sur de la Ciudad de México. Es adentrarse a un pueblo mágico, en donde apenas llegas y los guías de turistas ya están esperándote en sus bicicletas para llevarte hasta ese lugar en donde todo cambia.

De repente todo se convierte en festejo, en donde no hay coches, en donde no hay calles; los embarcaderos de Xochimilco con sus trajineras ya están aguardándote.

Aunque este lugar tiene muchas más atracciones, sin duda alguna es conocido por esas floridas embarcaciones impulsadas por un remero de pértiga, digamos al modo veneciano pero con un estilo mexicano muy alegre en donde caben hasta 25 personas.

Se caracterizan, además, por llevar nombres de mujeres en su cabecera; tal vez puedas encontrar alguna con el tuyo o con el de una mujer que te traiga un buen recuerdo (o no tan bueno). Xochimilco tiene cierto espíritu feminista.

https://www.youtube.com/watch?v=Ka5qabWhmrM

Xochimilco es sinónimo de fiesta

Desde otras embarcaciones –trajineras o chalupas-, los comerciantes lugareños se las ingenian para abastecer a los visitantes con todo tipo de mercancías y servicios como flores en los invernaderos que se encuentran durante el recorrido, elotes, comida, recuerdos y, por qué no, el tradicional pulque (bebida alcohólica que se fabrica a partir de la fermentación del jugo o aguamiel del agave o maguey), o micheladas (cerveza con limón, sal y chile) para amenizar el día.

Xochimilco es sinónimo de fiesta, un lugar en el que puedes encontrar diferentes agrupaciones tradicionales de México para pedir tu canción favorita, desde un  mariachi con el “Cielito Lindo”, hasta norteños que interpretan “La Puerta Negra” o la marimba con “La Bruja”. Puedes ir en familia o con los amigos; para simplemente disfrutar de la tarde o para celebrar una fecha especial.

Si no tienes mucho dinero puedes llevar tu propia comida, bebida e incluso tu propio reproductor musical o simplemente aprovechar la música que otra gente pide; eso es lo increíble de Xochimilco, que todos parecieran disfrutar de una misma fiesta en grande.

En ella no hay barreras, ni siquiera de clases ya que puedes encontrar personas de todo tipo de extractos sociales y nacionalidades, a las que las trajineras y los habitantes de Xochimilco tratan con la misma nobleza y humildad.

Un paseo que puede durar desde dos horas hasta cuatro, dependiendo de tu bolsillo. Acércate a los remeros, ellos pueden contarte infinidad de historias como la de la Isla de las Muñecas. La renta de una trajinera parte de los $1,600 pesos (140 dólares aproximadamente), precio por el que puedes disfrutar de este excelente lugar que en 1987 fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

¿Cómo llegar?

VIALIDADES

Carretera Xochimilco – Tulyehualco, Periférico Sur, Calzada

México-Xochimilco

TRANSPORTE PÚBLICO

Metro: Línea 2 hasta Metro Taxqueña y tomar tren ligero.