Los museos más famosos de América Latina son una parte esencial de la identidad de la región pues explican a través del arte, el discurso museístico y la pedagogía la historia de sus pueblos y de sus gentes.

Cada país ofrece una larga lista de museos, centros culturales y pinacotecas, que en la mayoría de los casos son motivo de orgullo nacional. Han contribuido a consolidar la cultura y el sentimiento de pertenencia.

Pero como ocurre en muchos casos, lo que muestran las galerías de los museos es también un diálogo de ida y vuelta, una intersección entre cultura, influencias y épocas, que no es más que el propio relato de la historia de América Latina. Se trata de un territorio hecho de cruces culturales, espacios fronterizos y periodos de sometimiento.

El arte no es más que una expresión, acaso un espejo, del devenir de la historia. En PanamericanWorld hemos hecho un viaje por algunos de los museos más famosos de América Latina, no con la intención de hacer una lista de los más importantes, todos los son, sino como una invitación a visitarlos cuando acudan a estas ciudades. Como los monumentos, los museos nos dicen tanto de cada país como los libros de historia.

Artículo relacionado: El legado de color de Carlos Cruz-Diez en Panamá

Museo de la Biodiversidad de Panamá

El Biomuseo o Museo de la Biodiversidad es una de las visitas obligadas en Ciudad de Panamá. No solo por el espectacular edificio, obra del arquitecto canadiense Frank Gehry, que ya es por si sola una razón para visitarlo. El colorido volumen es uno de los iconos más representativos de la ciudad. En su interior nos espera un viaje a través de varias salas por la biodiversidad de la tierra, el gran Intercambio de especies entre América del Norte y del Sur y la huella humana que se ha ido dejando a lo largo de la historia. Es un recorrido didáctico, intenso y revelador.

Museo nacional de antropología de México

Esta considerado por derecho propio como uno de los museos más importantes de México y de América Latina y toda una institución en la capital mexicana. El Museo nacional de antropología fue concebido para albergar las colecciones arqueológicas y etnográficas más importantes del país. Posee 23 salas de exposición permanente, una sala de exposiciones temporales y dos auditorios. Además, alberga el acervo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia. El objetivo del museo es crear un diálogo, como un medio didáctico y museográfico, entre el pasado ancestral y el México moderno. Entre algunas de las piezas más emblemáticas de la colección se cuenta la Piedra del Sol, las monumentales esculturas teotihuacanas dedicadas a los dioses del agua, el tesoro de la tumba del rey Pakal, así como un atlante tolteca traído desde Tollan-Xicocotitlan y el Monolito de Tláloc, que custodia la entrada al museo, una enorme escultura del dios de la lluvia para los aztecas, que mide más de 7 metros y pesa más de 160 toneladas. Los jardines del museo son una extensión del propio recorrido museístico.

Museo del Palacio de Bellas Artes de México

La construcción del Museo del Palacio de Bellas Artes se inició en 1904 durante la dictadura de Porfirio Díaz, y sus interiores fueron diseñados en las décadas posteriores a la revolución, de ahí el estilo Art Deco que luce en algunos rincones del edificio, sobre todo en el impresionante vestíbulo. En su interior, hay varias salas de exposiciones de artes plásticas e historia, y dominando sus paredes se encuentran algunos de los murales más imponentes de los más grandes muralistas mexicanos: Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Roberto Montenegro y Jorge González Camarena.

Museo Botero de Bogotá

El Museo Botero lleva el nombre del famoso artista colombiano Fernando Botero, quien donó 208 piezas de arte al museo: 123 piezas propias y otras 85 de gran importancia artística universal pues entre ellas se encuentran pinturas, esculturas, dibujos y óleos de corrientes impresionistas, postimpresionistas, surrealistas, futuristas y cubistas con célebres autores como Renoir, Monet, Pisarro, Bonard, Degas, Tolouse-Lautrec, Picasso, Miró, Klimt, Balthus, Grozs, Léger, Matisse y Giacometti. Ubicado en una casa colonial encalada de dos pisos, (en el barrio de La Candelaria, centro histórico de la ciudad con una arquitectura colonial y edificios de colores brillantes) este museo tiene un jardín en el centro y una gran vista de Monserrate de Bogotá desde el piso superior. La colección está valorada en que se avalúa en cerca de 200 millones de dólares y fue reunida después de un arduo trabajo pues las piezas se encontraban dispersas por todo el mundo. La idea inicial era crear la exposición permanente en Bogotá, pero el artista decidió donar finalmente una parte de su obra al Museo de Antioquia en su natal Medellín.

Artículo relacionado: Los seis pintores cubanos más importantes del momento

Museo del oro de Bogotá

El Museo de Oro de Bogotá fue inaugurado en 1939 y se ha convertido en uno de los principales destinos turísticos de la capital colombiana. El Museo contiene más de 55.000 piezas de oro individuales, muchas de las cuales han sido elaboradas en collares, adornos y objetos sagrados por las comunidades indígenas de Colombia. Distribuido en dos plantas, el museo contiene oro encontrado en varios lugares de Colombia, y está organizado por fecha y comunidad. El museo muestra información sobre el pasado indígena de Colombia, incluida la historia de El Dorado. Sin duda es una oportunidad para hacer un viaje por el pasado precolombino del país.

Museo inka de Cusco

El Museo Inka de Cusco es uno de los espacios museísticos más formidables de Perú, y desde luego, el más notable entre todos los museos de su género que se encuentran en la hermosa ciudad de Cusco. Reúne una vasta colección de keros (vasos ceremoniales de madera tallada), tejidos, momias, e idolillos en oro y plata sólidos, así como armas, herramientas y cerámica inca. En la arquitectura del edificio que alberga la colección, se puede evocar la grandeza de la colonia, como el balcón exterior cuya columna central tiene la forma de cariátide. Fue construido a principios del siglo XVII, con piedras incas, por el teniente corregidor Francisco Aldrete Maldonado. Reconstruido por Pedro Peralta de los Ríos luego del terremoto de 1650, fue nuevamente restaurado después del terremoto que sufrió la ciudad en 1950. Actualmente ostenta el escudo de armas de sus reconstructores, que agregaron la atractiva portada plateresca que hoy luce, así como su gran patio de arquerías y los salones artesonados.

Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires

El Museo Nacional de Bellas Artes tiene la colección de arte público más grande de toda América Latina. En su extenso recorrido ofrece obras de maestros europeos y argentinos desde la Edad Media hasta el siglo XX, incluida una colección sorprendentemente grande de obras impresionistas. De hecho, en una misma ala del museo se reúnen obras  de Van Gogh, Claude Monet, Henri de Toulouse-Lautrec , Edgar Degas, Édouard Manet, Pierre-Auguste Renoir, Paul Gauguin, Berthe Morisot y Camille Pissarro. Es tan solo una parte de las más de 12.000 obras de arte que contiene el Museo Nacional de Bellas Artes, que desde un punto de visto artístico, constituye un recorrido integral por su historia.

Pinatocoteca del Estado de Sao Paulo

Fundada en 1905, la Pinacoteca do Estado de Sao Paulo es el museo más antiguo de la capital industrial de Brasil y uno de los museos más importantes del país. Está ubicado en un edificio histórico diseñado por Ramos de Azevedo y Domiziano Rossi. Después de su renovación en los años 90 por Paulo Mendes da Rocha, este museo se convirtió en un dinámico centro cultural que ofrece diversos eventos culturales, así como una oda a algunas de las exhibiciones de arte más importantes de Brasil. La Pinacoteca do Estado de Sao Paulo, que alberga una de las colecciones más grandes de pinturas brasileñas del siglo XIX, también tiene una importante variedad de arte modernista que vale la pena visitar. Reúne más de seis mil obras, entre pinturas, esculturas, collages, dibujos, tapices, vajilla y objetos de porcelana, que abarcan la historia de la pintura brasileña entre los siglos XIX y XX.

Galería Nacional de Jamaica

La Galería Nacional de Jamaica, ubicado en el centro de Kingston, alberga cerca de 17,000 piezas ordenadas en una serie de exposiciones. Estas incluyen Ararawak Jamaica; el período colonial español y británico; el terremoto de 1907; un homenaje a quienes lucharon en las dos guerras mundiales; una exhibición de la independencia y una exhibición de Rastafari lanzada en 2013. Las seis colecciones principales del museo cuentan la historia de Jamaica de manera integral y son vistas esenciales para cualquiera que quiera aprender más sobre esta la famosa isla caribeña.

Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba

En el antiguo Centro Asturias de La Habana se encuentra el Museo Nacional de Bellas Artes, que alberga gran muestra de arte internacional. Desde su fundación en 1954, el museo había aumentado su colección a través de donaciones y adquisiciones. Tras la revolución de 1959, las obras fueron expropiadas a caudalosas familias cubanas y se convirtieron en una nueva fuente para el museo. En la actualidad almacena y expone más de 40.000 piezas, que han sido organizadas en función de su origen: desde importantes ejemplos de arte antiguo de Egipto, Roma, Etruria y Grecia, hasta pequeñas colecciones de América Latina, España, Alemania, Francia, Estados Unidos, Italia, Flandes y Holanda.