Muchas de las tradiciones navideñas en Colombia tienen su raíz en la influencia católica de los españoles, en la época de la conquista.

La devoción por Jesús y su madre María son puntos de encuentro durante estas festividades de fin de año. Las familias buscan más momentos para el encuentro, la palabra y el calor humano.

Al igual que en el resto del mundo, las decoraciones alusivas a la temporada de fiestas, al igual que la iluminación navideña, hacen parte de las costumbres del país. A continuación conocerás las tradiciones navideñas en Colombia más famosas:

Noche de Velitas, la fecha más especial de diciembre

El Día de Las Velitas o Noche de Velitas representa para los colombianos una de las festividades más importantes en la Navidad y se celebra el 7 de diciembre, como víspera del Día de la Inmaculada Concepción de María, una ceremonia solemne de la comunidad católica en Colombia.

Israel Bravo, sacerdote católico de la ciudad fronteriza de Cúcuta, reseña que esta celebración se originó en 1854, cuando el Papa IX proclamó el 8 de diciembre como el de la Virgen María y “miles de peregrinos fueron a la plaza de Roma a participar en la vigilia, con velas y candelabros, como una forma de respeto y devoción”.

Tradiciones navideñas en Colombia
Los colombianos se reúnen el 7 de diciembre para encender velas y faroles dentro y fuera de sus hogares. Foto: Colprensa

Esa costumbre fue heredada en Colombia y en la actualidad, los miembros de las 13 millones de familias que hay en el país, se reúnen para encender velas y faroles dentro y fuera de sus hogares y agradecer a la mujer que llevó en su vientre a Jesús, pero también para orar, compartir manjares navideños y dar inicio oficial a la época navideña.

La relevancia de la Noche de Velitas en Colombia ha superado la simbología religiosa para diluirse en el ADN cultural de los colombianos. Es así que al anochecer del 7 de diciembre, cada rincón de Colombia se enciende y se celebra en un ambiente de unión y regocijo.

Noche de Velitas
El Día de Las Velitas o Noche de Velitas representa para los colombianos una de las festividades más importantes en la Navidad. Foto: Colprensa

En los 32 departamentos del país se promueven encuentros culturales y los centros comerciales preparan shows de luces, ofrecen descuentos y actividades gratuitas para atraer a los visitantes. Se trata, sin duda, de una de las tradiciones navideñas en Colombia con más arraigo.

Artículo relacionado: Los mejores lugares para pasar la Navidad en América Latina

Los alumbrados, otra tradición decembrina

Hablar de las costumbres y tradiciones navideñas en Colombia es también referenciar a los clásicos alumbrados que adornan las principales capitales del país.

En Bogotá, capital de Colombia, toda la avenida Séptima, una de las rutas turísticas por excelencia, también cuenta con un espectáculo navideño de altura que atrae a propios y turistas.

Tradiciones navideñas en Colombia
Bogotá se pone sus mejores galas durante las fechas navideñas. Foto: Colprensa

Novena de Aguinaldos, una tradición de arraigo

Colombia está en la lista de los 10 países más católicos del mundo, por lo que Navidad también es sinónimo de la Novena de Aguinaldos, que son encuentros en el que las familias se anticipan al Nacimiento de Jesús. El componente católico está muy presente en buena parte de las tradiciones navideñas en Colombia.

Se llevan a cabo durante los 9 días anteriores al 24 de diciembre, tanto en hogares, iglesias católicas, empresas privadas e instituciones públicas. Es una tradición tan arraigada, que hasta los niños protagonizan hermosos actos teatrales para evocar los momentos previos de la llegada del Niño Dios.

Las Novenas tienen significados diferentes para cada devoto. Pueden ser agradecimientos, gratificaciones o una estampa de reconciliación, por lo que es natural que se compartan postres navideños, abrazos, villancicos y hasta regalos sorpresas.

Habitualmente se organizan por las noches y de acuerdo con cada familia, puede venir acompañada de juegos, como por ejemplo esconder al Niño Jesús y colocarlo en el pesebre solo a la medianoche del 25 de diciembre.

En las festividades colombianas también hay cabida para otro tipo de música distinta a los villancicos. La música tropical, la cumbia y el vallenato gozan de un buen sitial en la preferencia de las personas. Incluso, en regiones fronterizas con Venezuela es habitual escuchar gaitas navideñas.

Sintonizar las emisoras radiales en la temporada es disfrutar de éxitos latinos como El año viejo, de Tony Camargo; El hijo ausente, de Pastor López, Aires de Navidad, de Héctor Lavoe, entre otros temas más.

Platos que visten la mesa navideña en Colombia

Tanto el 24 como el 31 de diciembre, en la mesa navideña de los colombianos hay pavo relleno, hallacas, pan navideño y ensalada de frutas. 

Las hallacas, una versión cuadrada que guarda similitudes con los tamales mexicanos, es una compleja elaboración que evidencia la herencia de la mezcla de culturas de la época colonial.

En aquella época, la hoja de plátano, envoltorio de la hallaca, era usada tanto por el negro africano como por el indio americano. La masa de maíz con onoto se le atribuye a los ancestros indígenas y el relleno, caracterizado por las carnes de gallina, cerdo y res, aceitunas y uvas pasas, se remiten a la conquista de los españoles. 

El chef Carlos Alberto Afanador, dueño del restaurante A Comer se dijo, en Cartagena, hace énfasis en los postres como la natilla y los buñuelos; estos últimos son una masa redonda que se fríen.

Se preparan con un queso costeño, que es seco y muy salado. Afanador añade: “La magia de este bocado se deriva de su masa suave, brillante y sin grumos cuyo sabor mezcla lo dulce y salado».

Cada Navidad en la mesa de los colombianos también hay lugar “para la esperanza de construir un país más igualitario, próspero y alejado de las sombras de la violencia”, reflexiona Afanador.