La Navidad se celebra en todo el mundo. En la mayoría de los países es habitual obsequiarse con presentes, organizar reuniones familiares, llenar las calles con luz y color, escuchar música tradicional u organizar mercadillos y, en el Hemisferio Norte, pistas de hielo urbanas para los más pequeños.

Y aunque hay costumbres comunes, cada rincón del planeta tiene sus propias tradiciones. En este artículo te invitamos a recorrer algunas de las tradiciones más curiosas para celebrar Navidad.

MÉXICO

Las fiestas navideñas empiezan el 16 de diciembre con las Posadas, una tradición en la que se rememora el viaje hecho por María y José de Nazaret a Belén, donde debían empadronarse. Por el camino buscaron donde dormir, de ahí el nombre de esta tradición.

Nueve días es el tiempo que duró el peregrinaje, y durante nueve jornadas se celebran las Posadas, todas ellas con un significado distinto: humildad, fortaleza, desapego, caridad, confianza, justicia, pureza, alegría y generosidad. Los vecinos salen a la calle cantando y pidiendo posada en una casa diferente cada día. Al final de la jornada se rompe una piñata en forma de estrella de siete puntas (los siete pecados capitales) con fruta y dulces, y se bebe ponche. El día de Nochebuena se celebra la tradicional cena tras la misa.

COLOMBIA

El 7 de diciembre comienzan los actos de Navidad con la noche de las velitas, en la que las familias encienden luces en las puertas de sus casas a fin de iluminar el camino para que la Virgen María entre y les bendiga. Calles y barrios se iluminan convirtiéndose en auténticos túneles de luz, mientras en el cielo tienen lugar espectáculos pirotécnicos.

Nueve días antes de la Navidad, los colombianos comienzan a celebrar la Novena de Aguinaldos. Durante estas nueve jornadas, las familias se reúnen alrededor de sus pesebres para cantar villancicos y estar juntos y, el día 24, último día de la novena, tras terminar sus rezos, cantan y brindan por el nacimiento de Jesús. A medianoche se abren los regalos mientras se comen buñuelos con natillas.

FINLANDIA

Se dice que al norte de Finlandia, en la región de Korvatunturi, es donde vive Santa Claus (Joulupukki). Allí tiene su casa, su taller y todos los regalos; por eso es uno de los lugares más visitados del mundo durante esta época del año.

Pero los finlandeses celebran la Navidad decorando sus casas con árboles, luces y guirnaldas, y cenando en Nochebuena en familia. Comen cochinillo, papas asadas y jamón… y antes de terminar la noche tienen por costumbre relajar el cuerpo y el espíritu sudando en un sauna, en familia o con amigos.

Otra de sus costumbres es la de visitar los cementerios para recordar a sus seres queridos, depositando velas y flores en las tumbas. Por este motivo, todos los camposantos se iluminan, ofreciendo una imagen preciosa.

JAPÓN

Los japoneses celebran especialmente la preparación para el año nuevo. Aunque la Navidad no es una fiesta oficial, los nipones la han incluido en su vida: parques, calles y tiendas se decoran de forma vistosa, la gente pasea, se hace regalos y come un pastel bastante popular cubierto de nata y frutillas.

Además, una campaña publicitaria de 1974 ha convertido en tradición comer en la conocida cadena de pollo frito Kentucky Fried Chicken, donde se ofrecen menús especiales de Navidad.

REINO UNIDO

En el Reino Unido, las fiestas se pasan normalmente en el hogar con la familia. Los niños cuelgan sus medias para recibir regalos, y la cena de Navidad tiene lugar durante la tarde del día 25. Normalmente se sirve pavo asado, empanadas de carne y budín (pudding) flameado con brandy.

Pero lo que sí es tradicional es decorar las casas con muérdago, que protege y da suerte, además de ofrecer los famosos crackers, unas galletas que al partirse en dos contienen regalos y chucherías.

AUSTRALIA

En pleno verano, con temperaturas que oscilan entre 25º y 38º, las familias suelen celebrar la Nochebuena al aire libre, con barbacoas, yendo a la playa, con comidas más bien ligeras y, de postre, suelen comer budín de ciruela que, a veces, contiene una pepita de oro. A quien le toca, se supone que tendrá un año de suerte.

Hay otra tradición desde hace algunos años, que es la de realizar un picnic en la famosa playa de Sidney, Bondi Beach.

RUSIA

En Rusia, el 6 de enero por la noche equivaldría a la víspera de Navidad, pues los rusos siguen el calendario ortodoxo que retrasa 13 días estas fiestas. En la mesa no pueden faltar vodka y champán, caviar, frutas, dulces, ensaladas y otros manjares típicos.

Los villancicos son sustituidos por los koliadki, canciones cómicas para felicitar las fiestas. También son tradición los pugilatos, una especie de peleas públicas a puñetazos. El día de Año Nuevo, los niños rusos reciben la visita del Abuelo de Hielo, también conocido como Maroz, un personaje muy parecido a Papá Noel.

BULGARIA

Las celebraciones de Navidad son conocidas como Koleda, y durante la cena de Nochebuena, además de reunir a la familia, se prepara un menú que puede llegar a tener siete platos distintos (uno por cada día de la semana) o nueve (uno por cada mes de embarazo de María). Tras este ágape, que no puede contener carne ni lácteos, la mesa no se recoge, sino que se deja puesta para los que ya han fallecido.

Entre los platos más típicos están los pimientos rellenos de arroz, las judías y las cebollas. Su tradición dice que probar un poco de cada plato trae buena suerte. Además, se sirve un pan redondo en el que se introduce una moneda, y se reparte entre los comensales. Al que le toca se le supone un año próspero. El día 25 se cocina todo tipo de platos grasos, porque se termina la Cuaresma. Antiguamente se comía cerdo.

Link To Full Article: