Los mejores lugares para pasar la Navidad en América Latina podrían ocupar una lista interminable de paisajes urbanos, de playa o de montaña. La inminencia de las fiestas navideñas incremente el número de viajes y de ofertas turísticas en toda la región. Es un buen momento para viajar por América Latina.

Hay muchos lugares para pasar la Navidad en América Latina pero en esta lista hemos buscado aquellos que tienen una especial relación con las celebraciones de fin de año, aquellas que engalanan sus calles o celebran tradiciones con el inconfundible sabor de la Navidad.

Las fiestas navideñas en América Latina mezclan la tradición de la herencia española, y por lo tanto de raíz católica, con otras costumbres de nuevo cuño que son el reflejo de sociedades abiertas, diversas y modernas.

Los mejores lugares para pasar la Navidad en América Latina ofrecen un viaje de norte a sur del continente: la mayoría son lugares populares pero muchos seguirán sorprendiendo al lector.

Cuzco, Perú

Cuzco es una de las ciudades más fotografiadas e icónicas de Perú. Localizada al suroeste del, en la vertiente oriental de la Cordillera de los Andes, la histórica ciudad de Cuzco es un gran escenario para recibir el Nuevo Año. Su tradición, su valioso patrimonio y sus pintorescas calles la convierten en un lugar ideal para vivir la Navidad lejos de paisajes nevados. La gente se reúne en las plazas y calles para la cuenta atrás. Una vez llegada la medianoche, conociendo el espíritu festivo de los peruanos, la fiesta se desata por todos los rincones.

Iguazú, Argentina

La revista Planet recomendó recientemente a Iguzú como uno de los destinos ideales para celebrar la Navidad y el Año Nuevo. “Con las cascadas más impresionantes de América del Sur, una rica historia regional y excepcionales condiciones para la observación de fauna, el Noreste de Argentina debería estar en todas las listas de viajes”, afirma la guía. No es necesario recordar, por lo tanto, que Iguazú está considerada una de las siete maravillas naturales del mundo. Pero una vez ahí el entorno merece la misma atención: esta región escarpada y con un clima beningno invita a salirse de las rutas más conocidas.

Artículo relacionado: Las películas latinoamericanas que aspiran a ganar el Oscar en 2020

Playa del Carmen, México

Playa del Carmen, en la Riviera Maya, es una de las zonas turísticas más importantes y conocidas de México. En Navidad el lugar se viste de fiesta sin desprenderse de su ambiente cálido y ocioso. El contraste entre las playas y las luces navideñas solo puede encontrarse en lugares como éste. Especialmente en la que se conoce como Quinta Avenida, que concentra los mejores restaurantes y tiendas de la zona. En Playa del Carmen  hay muchas opciones para los turistas que hayan escogido las playas caribeñas para dar la bienvenida al nuevo año, por ejemplo cenas de lujo en hoteles.

Viña del Mar, Chile

Viña del Mar es sinónimo de música y de fiesta. Aunque el país vive tiempos convulsos, la ciudad sigue siendo uno de los destinos turísticos más populares del hemisferio sur americano. La fiesta “Año Nuevo en el Mar” cuenta con la presencia de miles de jóvenes de todos los países en busca de diversión. En Viña del Mar se organiza un show con más de 25.000 fuegos artificiales, visibles desde Valparaíso hasta Concón. Sus fiestas son legendarias.

Bocas del Toro, Panamá

Pocos países del mundo ofrecen 2.490 kilómetros de costas que combinan experiencias urbanas a la altura de las mejores capitales del mundo, de relax, aventura y naturaleza, a pocas horas de distancia. Y en contraste se encuentran lugares paradisiacos como Bocas del Toro, un archipiélago de fabulosas playas con un mosaico de culturas (española, indígena, inglesa, francesa, alemana y norteamericana) que han hecho posible un entorno patrimonial e histórico único en la región.

Punta del Este, Uruguay

Punta del Este es una de las grandes joyas del turismo latinoamericano; destino predilecto de famosos y grandes fortunas. La ciudad se caracteriza por sus costas y elegantes edificios, muchos la han denominado la Cannes de Uruguay. Las discotecas son de primer nivel, hay bebidas exóticas y gastronomía de mar para deleitarse. Las fiestas locales y los fuegos artificiales durante la última noche del año le dan al lugar un halo todavía más mágico.

Medellín, Colombia

En Medellín suelen tirar la casa por la ventana cuando llega la Navidad. De hecho muchos consideran que la ciudad colombiana es una de las más navideñas del planeta porque ilumina sus calles con más de 30 millones de bombillas, lo que supone un trazado de cerca de 800 kilómetros. Una brillante locura. Su tradicional alumbrado es todo un festival de color que hace brillar la ciudad más que nunca. Se suele considerar el de Medellin como uno de los diez alumbrados más bonitos del mundo, en competencia con otras ciudades europeas con mayor tradición y fama.

Chihuahua, México

Quien busque una Navidad a lo tradicional, con toda la familia rodeando la chimenea mientras come alimentos típicos de estas fechas y cuenta historias, Chihuahua es su destino perfecto. Hay zonas de este estado, especialmente en la Sierra Tarahumara, donde los hospedajes en mitad de los bosques nevados ofrecen paquetes realmente increíbles para las fiestas. Chihuahua capital también es una opción muy buena para hacer turismo histórico o cultural, y para aprovechar la gastronomía navideña.