En no pocas ocasiones, los actores latinos han sido encasillados en papeles que los sitúan como ardientes amantes, trabajadores en el servicio doméstico, criminales o en roles que aportan el elemento exótico a una trama. Esos lugares comunes han estado presentes durante décadas en el cine producido en Hollywood; sin embargo, no parece arriesgado afirmar que, en la actualidad, diferentes artistas latinoamericanos, a base de perseverancia y talento, han logrado alejarse de esos estereotipos culturales y están posicionados entre las estrellas de la industria cinematográfica.

PanamericanWorld les propone acercarse a cinco grandes actores nacidos en Latinoamérica que han triunfado en la meca del cine.

GAEL GARCÍA BERNAL

Este actor, director y productor mexicano es uno de los rostros más visibles de Latinoamérica en Hollywood. El salto a la fama llegó con la icónica “Amores perros” (2000), un filme que fue nominado al Óscar, en la categoría de producción extranjera. Después de esto, la carrera de García Bernal despegó. En 2001 filmó “Y tu mamá también”, que estuvo nominada al Óscar como mejor guión original.

Un año más tarde, Gael actuó en “El crimen del padre Amaro”, donde asumió el papel de un sacerdote. Esta película también compitió en los Óscar. Entre otras de sus interpretaciones más destacadas podemos citar el rol de homosexual en “La mala educación”, de Pedro Almodóvar, en 2004, la apropiación de Ernesto Che Guevara en “Diarios de Motocicleta” del brasileño Walter Salles y su presencia en filmes como “Babel”, “Cartas a Julieta” y en la serie televisiva “Mozart in the Jungle”. Además, bajo las órdenes del cineasta chileno Palo Larraín, brilló en “No” y “Neruda”.

BENICIO DEL TORO

Este actor y productor puertorriqueño, aunque ya con nacionalidad española, cuenta en su largo historial con premios Óscar, Globo de Oro, SAG, BAFTA y el galardón al mejor actor en el Festival de Cannes.

A partir de 1995 comenzó a ser más conocido en Hollywood, tras actuar en “Sospechosos habituales”, donde interpretó el papel de Fred Fenster, con el que obtuvo varios reconocimientos; sin embargo, el rol que realmente lo lanzó al estrellato fue el personaje del policía mexicano Javier Rodríguez, en “Traffic” de Steven Soderbergh. Su trabajo resultó tan convincente que la Academia le otorgó el Óscar como mejor actor de reparto. Dos años más tarde, en 2003, del Toro recibió su segunda nominación al Óscar, por su participación en “21 gramos”, junto a Naomi Watts y Sean Penn.

Otra vez bajo las órdenes de Soderbergh, del Toro brilló en su interpretación de Ernesto Guevara, en las dos partes de “Che” (El argentino y Guerrilla), con la que ganó el premio Goya al Mejor actor.

ÓSCAR ISAAC

Este actor, de madre guatemalteca y padre cubano, nació en Guatemala, aunque cuando apenas era un bebé de meses, su familia se trasladó a Estados Unidos. El papel que le abrió totalmente las puertas de Hollywood fue la interpretación de un músico de jazz de la década de los sesenta, en la película “Inside Llewyn Davis”, de los hermanos Coen.

Después fue muy publicitada su presencia como Poe Dameron en el octavo episodio de la saga de “La Guerra de las Galaxias” (El despertar de la fuerza) y también estuvo en la súper producción “X-Men: Apocalipsis”, donde dio vida al villano Apocalypse.

Isaac obtuvo el  Globo de Oro, como mejor actor de miniserie o telefilme, por su trabajo en “Show me a hero”, transmitido por el canal HBO, en el que interpretó a un antiguo policía que se convirtió en alcalde de la ciudad de Yonkers.

DIEGO LUNA

Este actor y director mexicano ha participado en más de 15 producciones de Hollywood y en su carrera hay varios puntos de contacto con su coterráneo García Bernal, ya que ambos llamaron la atención por su papel en “Y tu mamá también”, de Alfonso Cuarón, en 2001.

Los primeros trabajos de Luna fueron en el cine mexicano, pero en 2000 dio el salto a Hollywood, con “Antes que anochezca”, el filme sobre el polémico escritor cubano Reinaldo Arenas, protagonizado por el español Javier Bardem. A partir de allí y unido al éxito de “Y tu mamá también”, Luna se convirtió en un actor habitual en diferentes producciones estadounidenses.

Entre sus películas aparecen: “Frida” (2002) de Julie Taymor, “Vampiros: Los Muertos” (2002) de John Carpenter, “Open Range” (2003) de Kevin Costner, “La Terminal” (2004), dirigida por Steven Spielberg. En 2008 brilló en “Mi Nombre Es Harvey Milk” (2008), filme de Gus Van Sant en el que compartió créditos con Sean Penn; también estuvo en la comedia “Rudo y Cursi”, junto a García Bernal y en “Elysium”, con Matt Damon. En 2016, Luna participó en “Blood Father”, con Mel Gibson e interpretó el personaje de Cassian Ander en “Rogue One: Una Historia De Star Wars”.

Además de actuar, Luna ha dirigido diversas películas y un documental sobre la vida del destacado boxeador mexicano Julio César Chávez.

ANDY GARCÍA

Este actor nació en Regla, La Habana, en 1956 y, cuando tenía cinco años, su familia decidió establecerse en Estados Unidos, donde Andy ha hecho toda su carrera.

En 1986, García tuvo su primer gran golpe de suerte, cuando el director Brian de Palma lo invitó a actuar en “Los intocables”. Tres años más tarde, convenció a Francis Ford Coppola para que le otorgara el papel de Vincent Mancini Corleone, el hijo de Sonny Corleone, en la tercera parte de El Padrino. Por su trabajo en esta película, García recibió una nominación al Óscar como mejor actor secundario.

Entre otros trabajos importantes de García en Hollywood podemos citar: “Cuando un hombre ama a una mujer” (1994), “Medidas desesperadas” (1997), “Ocean’s Eleven” (2001), “The lost city” (2005), de la que también fue su director, “Modigliani” (2006), “Ocean’s Thirteen” (2007), “Across the Line” (2010).

Además, García ha participado en varios telefilmes, entre los que destaca “For love or country: the Arturo Sandoval story”, con el que fue nominado, en 2000, al Globo de Oro como mejor actor de miniserie o telefilme.