En Cuba no existen grandes centros comerciales que acojan en su interior modernas salas de cine. Ni hablar de Imax y la experiencia 3D es reducidísima. Tampoco espere encontrar anuncios publicitarios sobre las más recientes producciones de Hollywood, aunque el limbo legal que deja el Bloqueo de Washington incide en que los cines de este archipiélago caribeño, que apenas cobran 0,05 USD por entrada, muestren filmes de estreno, sin tener un acuerdo económico con las distribuidoras. En este contexto suigéneris, el público cubano puede ser considerado un gran consumidor de cine y, sobre todo, de las producciones nacionales. Por tanto, no es extraño que cada nueva entrega de un director local convoque a miles de personas al cine o que la copia digital del filme se distribuya rápidamente a través de las redes informales de intercambio de información que han proliferado por todo el país.

¿Cuáles son los mejores directores cubanos de cine? PanamericanWorld les propone acercarse a 10 figuras imprescindibles del llamado séptimo arte. El listado está dividido en dos secciones, una para los que siguen produciendo nuevos filmes y otra para íconos del celuloide, que dejaron una obra imperecedera.

FERNANDO PÉREZ

Varias de las obras de este genial director están entre las mejores de todos los tiempos de la filmografía cubana. Su primer largometraje, “Clandestinos” (1987), todavía despierta emociones; mientras, su acercamiento a la vida del Héroe Nacional, José Martí, en “El Ojo del Canario” fue muy aplaudida por el público y la crítica. En las creaciones de este cineasta es posible apreciar, desde una poética audiovisual especial y con una muy intencionada y bien planificada banda sonora (fruto en varias ocasiones del maestro Edesio Alejandro), un acercamiento a temas universales (amistad, amor, soledad, esperanza), a través de personajes que viven en Cuba. Otras obras suyas que no podemos dejar de ver: “Madagascar” (1994); “La vida es silbar” (1998); “Suite Habana” (2003) y “Últimos días en La Habana” (2017).

——————-

El cine cubano en PanamericanWorld

Los 10 rostros más reconocibles del cine cubano

Diez actrices afrocubanas que debes conocer

——————-

JUAN CARLOS TABÍO

Tabío dirigió varias de las comedias más célebres de la década del ochenta del siglo pasado en Cuba, desde “Se permuta” hasta “Plaff o demasiado miedo a la vida”; pero, sin dudas, fue la codirección junto a Tomás Gutiérrez Alea de “Fresa y Chocolate”, nominada al Óscar en 1993 como mejor película extranjera, la que lo dio más a conocer ante el mundo. En 2014 recibió el Premio Nacional de Cine. Otras creaciones importantes de este cineasta son: “Guantanamera” (1995, también una codirección con Alea); “Lista de espera” (1999) y “El cuerno de la abundancia” (2009).

GERARDO CHIJONA

Es uno de los directores que más filmes ha dirigido en la última década. Comenzó haciendo documentales, pero luego pasó a la ficción. Entre sus creaciones imperdibles podemos citar a “Adorables mentiras” (1991); “Un paraíso bajo las estrellas” (1999); “Perfecto amor equivocado” (2003); “Boleto al paraíso” (2010); “Esther en alguna parte” (2012, la última película protagonizada por Reinaldo Miravalles, probablemente el mejor actor cubano de todos los tiempos) y “Los buenos demonios” (2017).

ERNESTO DARANAS

En el documental “Últimos gaiteros en La Habana”, dirigido junto a Natasha Vázquez, Daranas mostró un gran talento para narrar audiovisualmente historias. Su ópera prima en ficción fue con “Los dioses rotos” (2008), una película inspirada en la vida del proxeneta cubano más famoso de la historia, Alberto Yarini. Esta obra llenó los cines en Cuba y ganó varios premios en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana. Luego, Daranas arriesgó más y con “Conducta” (2014) mostró la relación especial que establece una profesora con sus alumnos. Su más reciente creación, “Sergio & Serguéi”, recrea escenas de la Estación Espacial Soviética Mir en 1991 y la Cuba de esa época.

LESTER HAMLET

Hamlet pasó de editar y dirigir vídeos clips a la ficción. Su primera gran producción, “Casa vieja” (2010), una adaptación de la obra teatral de Abelardo Estorino, fue muy bien acogida por la crítica y el público. Después dirigió “Fábula” (2011), basada en un ensayo de Alberto Garrandés, con guión de Alejandro Brugués y su más reciente obra es “Ya no es antes” (2017), a partir del texto de Alberto Pedro “Fin de semana en Bahía”, donde se adentra en lo complejo de las relaciones familiares y amorosas entre personas separadas por la emigración.

LEYENDAS CUBANAS DEL CELULOIDE

TOMÁS GUTIÉRREZ ALEA

Es reconocido como uno de los mejores directores en la historia del cine cubano y latinoamericano. Escribió y dirigió más de 20 largometrajes, documentales y cortos. No pocas de sus obras son icónicas y suelen ser estudiadas en las escuelas de cine. En la lista de filmes imperdibles aparece, en primer lugar, “Memorias del subdesarrollo” (1968), con Sergio Corrieri y Daysi Granados en los roles protagónicos; además, no podemos olvidar a: “El Mégano” (1955), “Las 12 sillas” (1962), “La muerte de un burócrata” (1966) y “Fresa y Chocolate” (en codirección con Juan Carlos Tabío, 1993). Falleció en 1996.

HUMBERTO SOLÁS

Esta es otra figura clave en el desarrollo del cine cubano. Su primer largometraje, “Lucía” (1968), es reconocido como una de las obras cumbres del cine iberoamericano. Otros filmes sobresalientes de Solás fueron: “Un día de noviembre” (1972), “Cecilia” (1981),  “Un hombre de éxito” (1986), “El siglo de las luces” (1991), “Miel para Oshún” (2001) y “Barrio Cuba” (2005). En 2005 recibió el Premio Nacional de Cine. Fue el creador y presidente del Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara, nombrado, tras su muerte, ocurrida en 2008, Festival Internacional de Cine “Humberto Solás”.

JULIO GARCÍA ESPINOSA

Fue un gran director de documentales y largometrajes. En 2004 obtuvo el Premio Nacional de Cine y dejó obras muy destacadas que lo situaron entre los mejores cineastas del país. Entre sus creaciones inolvidables podemos citar: “El Mégano” (1955), “Aventuras de Juan Quinquín (1961), “Reina y Rey” (1994). Falleció en 2016.

ENRIQUE PINEDA BARNET

Este destacado creador, Premio Nacional de Cine en 2006, desarrolló una amplia carrera como guionista, actor y director de documentales y largometrajes de ficción. Su obra más conocida, sin dudas, fue “La bella de la Alhambra” (1989), a partir de la novela del escritor Miguel Barnet “Canción de Rachel”, donde brilló la actriz Beatriz Valdés. Esta película obtuvo el Premio Goya como mejor filme extranjero.

PASTOR VEGA

Fue director de cine y teatro. Su filme más reverenciado fue “Retrato de Teresa” (1979) y en su lista de largometrajes destacados podemos citar a: “Habanera” (1984), “Vidas paralelas” (1992) y “Las profecías de Amanda” (1999). Falleció en 2005.