PanamericanWorld
Viajes y Cultura

Estos son posiblemente los edificios más famosos de América Latina

Palacio Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana es uno de los monumentos más visitados del país. Foto: Matthias Mullie en Unsplash

Los edificios más famosos de América Latina no tienen solo un interés turístico sino que encierran la propia historia de sus países. La arquitectura latinoamericana es fiel reflejo de las corrientes de cada época, de la evolución de sus sociedades y de las distintas influencias que a lo largo de los siglos han recorrido de norte a sur de toda la región.

Por eso, cuando revisamos algunos de los edificios más famosos de América Latina nos encontramos con un cruce de estilos que transita por Francia, Italia, España o la arquitectura urbana más moderna que ya es patrimonio de las grandes urbes del mundo. Y muchos de ellas se encuentran en Latinoamérica.

Éste es un viaje por el tiempo y por la arquitectura, siguiendo las huellas de edificios que fueron concebidos a principios del siglo XX al calor de las celebraciones por la independencia; otros que querían mostrar el acervo y aspiraciones culturales de sus ciudadanos, y algunos que representan la modernidad y la estética más conocida del capitalismo.

Hay en esta lista, por encima de todo, razones arquitectónicas, pero también sociales, culturales, históricas e incluso políticas. Pues la fama y popularidad de los edificios, lo que les convierte en destino turístico, va muchas veces más allá de lo puramente estético.

Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México

Foto: Manuel Arroyo en Unsplash

El Palacio de Bellas Artes de la capital mexicana es uno de sus monumentos más visitados. Fue encargado a principios del siglo XX por el entonces presidente del país, Porfirio Díaz, para conmemorar el centenario de la independencia del país. El encargado de diseñarlo fue el arquitecto italiano, Adamo Boari, y su construcción se inició en 1904. Con una arquitectura Art Nouveau, la estructura fue hecha de acero, hormigón y un revestimiento metálico de mármol. Las lujosas esculturas, también de mármol, que decoran las fachadas fueron encargadas a los artistas extranjeros Leonardo Bistolfi, André Allar y Gianetti Fiorenzo.

Su construcción no fue un camino de rosas. Problemas en los cálculos de las cargas y el estallido de la Revolución obligaron a paralizar las obras durante largos años. En 1928 el arquitecto mexicano Federico Mariscal retomó el proyecto, añadiendo el uso de materiales como el ónix y mármol, y los detalles de herrería en el interior.  El Palacio de Bellas Artes fue inaugurado el 29 de septiembre de 1934 como un recinto para las artes escénicas y plásticas.

Teatro Colón de Buenos Aires

Foto: Matías Santana en Unsplash

Los especialistas consideran al de Buenos Aires uno de los cinco teatros líricos más importantes del mundo por su excelente diseño acústico y su elevado nivel arquitectónico. Fue inaugurado en 1908 y sometido en los últimos años a una profunda renovación. Destaca por sus  salas ricamente ornamentadas y por la grandiosa cúpula decorada por el pintor argentino Raúl Soldi.

Arquitectónicamente, el Teatro Colón se corresponde a la tendencia del eclecticismo propio del fin del siglo XIX y principios del siglo XX. Es un conjunto de influencias en el que destacan rasgos característicos del renacimiento italiano, así como de la arquitectura alemana y francesa. Fue diseñado por los arquitectos Francesco Tamburini, Vittorio Meano y Jules Dormal y desde su apertura ha acogido a los compositores, directores y cantantes de ópera más grandes: Richard Strauss, Igor Stravinsky, Camille Saint-Saëns, Manuel de Falla, Maria Callas, Plácido Domingo y a los argentinos Daniel Barenboim y Astor Piazzolla.

Artículo relacionado: Viaje por los museos más famosos de América Latina 

Biblioteca España de Medellín

Las tres rocas de la biblioteca diseñada por Giancarlo Mazzanti e inaugurada en 2007 por los reyes de España sobresalen en las escarpadas laderas de Santo Domingo, una de las zonas más afectadas por la violencia del narcotráfico de los años ochenta en Medellín, la capital del departamento de Antioquia.

De hecho, el edificio que lleva el nombre de Biblioteca España en honor a la contribución que hizo el gobierno español a través de la Agencia de Cooperación Internacional con la dotación de un auditorio, forma parte del programa de inclusión social de la Alcaldía para brindar igualdad de oportunidades en el desarrollo social y económico a la población. Por esta obra el arquitecto Giancarlo Mazzanti ha sido premiado, en la VI Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, Lisboa 2008.

Los icónicos cubos son visibles desde gran parte de la ciudad, como símbolo de la nueva Medellín, haciendo que los habitantes identifiquen su sector y desarrollen un mayor sentido de pertenecía, tanto es así que hoy en día es uno de los lugares turísticos de la zona. Sin embargo, desde 2013 el edificio se encuentra cerrado por diversos problemas en su estructura y fachadas. Está siendo sometido a una rehabilitación y las autoridades confían en que pueda reabrirse a lo largo de 2012.

Museo de Arte Italiano de Lima

El Museo de Arte Italiano de Lima fue una obra financiada por el Comité Italiano del Centenario, constituido junto a otras comunidades extranjeras que vivían en el país, para celebrar los actos del centenario de la independencia del país. Fue a principios de los años 20 del pasado siglo, cuando Perú comenzó a adquirir una conciencia nacional y patriótica que se extendió a todas las comunidades foráneas del país.

El proyecto fue encargado al arquitecto milanés Gaetano Moretti, quien también realizó la construcción de La Fuente China, regalo que hizo la comunidad china al Perú en el contexto de las mencionadas celebraciones. El Museo de Arte Italiano de Lima está ubicado en el centro histórico de la ciudad y destaca porque es el único de arte europeo en Perú y el único museo de arte italiano del mundo fuera de Italia. El suntuoso edificio es de edificio de estilo neorenacentista y alberga esculturas de bronce y mármol, pinturas y cerámicas de más de 120 artistas italianos de principios del siglo XX.

El Tornillo de Panamá

Foto: Darren Miller en Unsplash

La torre F&F, conocida como el “Tornillo” y convertida en el referente estético de la capital de Panamá, destaca de manera especial en el “skyline” de Panamá, uno de los más espectaculares de Latinoamérica. La singular estructura de hormigón y cristal verdoso, con forma de tornillo invertido, parece que taladra el cielo con sus 243 metros de altura y sus 47 plantas de oficinas.

Visible desde casi cualquier punto de la ciudad, El Tornillo no es ni mucho menos su torre más alta; ocupa el séptimo puesto en el ránking local, pero sí es el edificio más emblemático y original de la arquitectura moderna panameña. Desde que fue terminado en el año 2011, es protagonista en postales, fotos publicitarias, guías de viaje y causa expresiones de admiración de turistas y panameños. También ha recibido varios premios y condecoraciones.

Biblioteca Nacional de Brasil

La Biblioteca Nacional de Brasil en Río de Janeiro posee 13 millones de libros y también es uno de los monumentos más espectaculares de América del Sur. La construcción del edificio comenzó en 1905, y su colección incluye manuscritos del Nuevo Testamento del siglo XI, dos Biblias del siglo 15, obras de Mozart y partituras de la ópera escritos por Carlos Gomes. Alberga exposiciones esenciales, una colección digital de documentos históricos de Brasil, junto con mapas y manuscritos que forman parte de la Memoria del Mundo de la UNESCO.

Capitolio de La Habana

Foto: Florian Wehde en Unsplash

Dentro del extenso y valioso patrimonio de la capital cubana, el Capitolio es posiblemente uno de los lugares más emblemáticos y también más fotografiados. Tras la profunda rehabilitación a la que ha sido sometido en los últimos años, ahora luce mejor que nunca y es también el reflejo de la nueva Habana. La cúpula, los 55 peldaños de las escalinatas de acceso y los jardines constituyen toda una postal de La Habana. Las dos imágenes en bronce que custodian la entrada principal fueron obra del italiano Ángelo Zanelli. Al llegar a la entrada principal nos esperan tres grandes puertas de bronce con 10 cuadros de bajorrelieve con la historia nacional representados.

Destinado en sus orígenes al Congreso de la República, ha sido además sede del Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), la restauración ha tenido como objetivo convertirla nuevamente en sede de la Asamblea Nacional del Poder Popular. El inmueble ocupa una superficie de 388. 700 metros cuadrados entre las calles Paseo del Prado, Dragones, Industria y San José, y fue inaugurado el 20 de mayo de 1929. Su construcción duró tres años, dos meses y días, y las obras fueron dirigidas por el arquitecto Eugenio Raynieri Piedra.

Grand Santiago Tower, Chile

Foto: Agustín Ljósmyndun en Unsplash

El rascacielos que domina el horizonte de Santiago de Chile es también el segundo edificio más alto de América Latina (5 metros por debajo de la Torre del Obispado de Monterrey inaugurada en 2020), y el tercero del hemisferio sur por detrás también de la Torre Q1 en Australia. La Gran Torre Santiago, originalmente conocida como Torre Gran Costanera, forma parte del Costanera Center, un complejo que aspira a convertirse en una mini ciudad dentro de la propia capital. El edificio fue oficialmente inaugurado en 2014 y en 2015, se inauguró el mirador Sky Costanera.

La torre, diseño del arquitecto César Pelli, asociado con los arquitectos chilenos Alemparte Barreda Arquitectos y la empresa canadiense Watt Internacional, tiene una altura de 300m y consta de 62 plantas. En días despejados se puede ver hasta 50 kilómetros a la redonda, es decir, cada extremo de la ciudad (incluso los aviones despegando desde el Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez). Es el mirador más alto de Suramérica

Noticias Relacionadas

Las lecciones de Canadá frente al coronavirus

Juan Gavasa
julio 13, 2020

El Ciervo Encantado: contar la Cuba oculta desde el teatro

PanamericanWorld
octubre 30, 2019

El arte callejero fluye por las calles de La Habana Vieja

Miguel Ernesto
mayo 13, 2019
Salir de la versión móvil