Viajes y Cultura

Coachella 2019 bendice la música latina como fenómeno global

Rosalia J Balvin Coachella

J Balvin invitó a subir al escenario a Rosalía durante su concierto del domingo y frente a decenas de miles de personas cantaron juntos “Con altura”.

Coachella, el festival más cool del mundo, celebra su 20 aniversario de una manera insólita en su historia: elevando la música latina a la meca mundial como uno de los sonidos más influyentes e innovadores del momento.

Cuando se presentó el cartel de Coachella 2019 a principios de año ya se aventuró que éste iba a ser el año de los artistas latinos, que poco a poco han ido rompiendo sus barreras nacionales para situarse como uno de los principales productos de consumo mainstream.

Coachella, una vez finalizado su primer fin de semana de actuaciones, ha confirmado que lo latino ya es global. El español como lengua musical, y en especial el reguetón, se han colado en la cultura popular estadounidense, y parece que va a ser durante mucho tiempo.

J Balvin se consagra como la gran estrella latina mundial

Hubo momentos durante el primer fin de semana que generaron una insólita energía en español entre el público de Coachella, considerada la meca del hipsterismo exquisito. Cuando el colombiano J Balvin recuperó el clásico latino por excelencia, “La gasolina”, decenas de miles de personas se pusieron a bailar como si ese reguetón fuera el hallazgo sonoro más irreverente y contracultural de los últimos tiempos.

En ese momento ya no había duda de que algunos artistas latinos habían roto en mil pedazos las viejas barreras del estilo y del idioma. Coachella fue la hora fundacional de un nuevo tiempo y el concierto de J Balvin la primera actuación completa de reguetón en sus 20 años de historia. Los espectadores del Festival, siempre con el radar encendido para captar tendencias todavía emergentes, bailaron como si no hubiera un mañana. El mundo al revés.

La música latina y las claves de su éxito en el mundo anglosajón

“Nos demoramos 15 años para que llegara el reguetón a Coachella”, gritó Balvin exultante, consciente de que estaba protagonizando un momento histórico para la música latina. Se declaró “orgulloso de ser latino” y antes de que el público dejara de gritar estaba empezando Ginza y esa frase: “Si necesitas reguetón, dale”.

“Hoy es un día muy especial; siempre dije que el día que iría a Coachella, estaría en el escenario y eso es lo que está pasando”, escribió en español en su Instagram el sábado por la mañana. “El año pasado, actué con Beyoncé; hoy es nuestro turno, los latinos (de la comunidad) y los soñadores, y aquellos que, como yo, no tienen miedo de perseguir sus sueños y a quienes pueden llamar diferentes …”

Rosalía sigue subiendo escalones en el mainstream

Coachella 2019 deja un reguero de actuaciones para compulsivo consumo en Youtube. Rosalía, el fenómenos musical español más importante de las últimas décadas, se estrenó el viernes ante un público entregado que ya la conocía. No hubo sorpresas, Rosalía en estado puro. Fue una puesta de largo íntima en la que la catalana mostró todo su poderío escénico.

Pero el domingo fue la locura; J Balvin la invitó a subir al escenario durante su concierto y frente a decenas de miles de personas cantaron juntos “Con altura”, el single que acaban de estrenar y en el que la catalana se abraza al trap de Balvin. Fue la locura.

Coachella ha confirmado lo que la industria musical venía observando desde hace al menos un par de años: los latinos se están haciendo cargo básicamente de todas las áreas de la industria del entretenimiento, y la música no es la excepción.

Un latino, J Balvin, es el artista más escuchado en Spotify en todo el mundo, una canción latina rompió el récord del video de YouTube más visto en la historia, y algunas de las canciones más populares del año pasado fueron en español.

Los ritmos latinos, con el reggaeton a la cabeza, están conquistando la escena musical hasta el punto de que cada vez más músicos de todo el mundo buscan colaborar con artistas hispanoamericanos, creando una ola global de sonidos y ritmos latinos.

Bad Bunny Coachella 2019
“¡Quiero saber dónde están los latinos!”, gritó Bad Bunny en español al salir al escenario de Coachella.

La industria de la música se recicla para hablar en español

El año pasado fue solo el comienzo de una tendencia que parece imparable. Los últimos Premios Grammy incluyeron algunas de las figuras musicales latinas más importantes del momento (sin mencionar que la industria cinematográfica también ha sido invadida por el talento que llega de México, Chile o Argentina).

Los analistas de la industria musical, siempre sensibles a la volatilidad de las tendencias, tienen claro que 2019 va a ser (lo está siendo), el año en el que América Latina consolidará su presencia en el mercado mundial del entretenimiento.

El cartel de Coachella ha sido la bendición de un cambio en la escena musical global. Al margen de J Balvin y Rosalía han triunfado artistas de la talla de Bad Bunny, el ícono del reggaetón, que está en camino de convertirse en una de las personalidades globales más importantes de la industria de la música gracias a sus colaboraciones con Diplo y Drake.

“¡Quiero saber dónde están los latinos!”, gritó Bad Bunny en español al salir al escenario, dando inicio a un espectáculo versátil que tuvo momentos de alto voltaje.

La chilena Mon Laferte, una de los compositores y cantantes latinas más populares del momento; o los icónicos “Los Tucanes de Tijuana”, la famosa banda mexicana de Norteño que tuvo la responsabilidad de abrir el Festival, han puesto un sello de latinidad que parece tener profundas raíces.

Otros artistas latinos como Ozuna, Taki Taki, Tomasa del Real, Cardi B o Mena también se subieron a alguno de los escenarios del desierto de Coachella, donde el español se convirtió en el idioma más cool del momento.  

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Pin It on Pinterest