Cuba es famosa por su turismo de sol y playa, pero nuevas iniciativas están abriendo otros tipos de turismo que permiten disfrutar de la isla de una manera diferente.

La compañía Citykleta, por ejemplo, ofrece tours en bicicletas a través de los cuales es posible conocer o redescubrir La Habana, una ciudad que este año va a celebrar su 500 aniversario.

En bicicleta por La Habana

Según señala a PanamericanWorld Yaser Gómez, fundador de Citykleta, “somos un grupo de personas que hacemos tours en bicicletas por la ciudad. Es una alianza con otra persona que ya tenía un negocio de renta de bicicletas. Nosotros somos los guías, pero también los mecánicos de la bicicleta, que es lo que permite el marco legal, y también lo más práctico para mantener la calidad del servicio. Diseñamos rutas, con servicio de idioma, paquetes con varias opciones, y eso es lo que vendemos como producto final al cliente. Queremos compartir siempre con mucho ánimo, y logramos disfrutarlo, por eso trabajamos todos los días de la semana“.

Para Yasser González Cabrera , joven graduado de la carrera de Informática y, según sus palabras palabras, “emprendedor empírico”, lo importante es lograr que más personas se animen a usarla , porque en su uso hay respuestas a problemáticas universales como el transporte urbano, el cuidado del medio ambiente, la salud, etc.

Cuatro emprendimientos en Cuba que apuestan por la tecnología

Hay factores que alejan a las personas de su propia identidad y de su propia ciudad. Creo que Internet puede ser enajenante, los dispositivos de comunicación también enajenan, los espacios cerrados y hermetizados enajenan. Cada vez hay más personas que prefieren el aire acondicionado antes que crear espacios más frescos plantando plantas, creando jardines. En ese sentido, la bicicleta puede ser un facilitador social para el reconocimiento social. La bicicleta crea un modo diferente de disfrutar la ciudad y eso es bueno para turistas y para los cubanos también“, señala Gómez.

Citykleta La Habana
Foto: Abel Rojas

¿En qué consisten los tours temáticos?

Tenemos el tour que llamamos ABC, para conocer los sitios emblemáticos de la ciudad en sólo 4 horas. Son los lugares más destacados, como el Malecón, las plazas de La Habana Vieja, el Cementerio de Colón, la Plaza de la Revolución, el Hotel Nacional. Tenemos otros recorridos que son para conocer el día a día de los cubanos. Por ejemplo, ese mundo entre las monedas CUC y la moneda nacional, lleva al turista a ciertos tipos de lugares, y a los cubanos a otros, y por eso hacemos un recorrido por esos otros lugares no turísticos. También tenemos un tour nocturno, que se trata de conocer lugares y que tiene una ruta personalizada según desee el grupo. Es muy barato para los extranjeros, y es gratis para los cubanos, que sólo tienen que traer su bicicleta.

¿Qué demanda para ustedes organizar este tipo de actividades?

Es una actividad para personas que buscan un turismo más activo. Sobre todo, tenemos clientes de Estados Unidos, pero también hemos recibido a personas de Reino Unido, Australia, Holanda. Entonces tenemos que estar bien preparados en idiomas, en conocimiento sobre el tránsito, para que cada tour sea una experiencia a disfrutar. Para nosotros es muy importante no tener imprevistos, ser muy exigentes con la puntualidad porque eso da confianza a los clientes y les permite aprovechar su estadía en Cuba, poder planificarse otras actividades y aprovechar el tiempo. En dependencia del tipo de ruta, y de las preferencias del cliente, los tours pueden durar entre 2 y 4 horas.

¿Tiene competencia este emprendimiento?

No tengo competencia; aunque hay otras personas que brindan este servicio, todavía somos muy pocos. Ojalá fuéramos más, así la ciudad se vería más accesible, “friendly”, y más personas se animarían a disfrutar la bicicleta. Prefiero un crecimiento más orgánico, que es la única manera, porque yo empecé sin ningún capital, ni dinero para invertir, y todavía no lo tengo, pero se pueden hallar maneras de emprender cosas nuevas y estar satisfecho de lo que haces.

Citykleta La Habana
Foto: Abel Rojas

¿Por qué crees que tiene éxito Citykleta?

Es una oportunidad para los turistas que no tienen tanto dinero pero que igual quieren conocer y hacer actividades interesantes. Como promedio, los tours cuestan 25cuc, incluyendo el alquiler de la bicicleta. Es interesante para los turistas y también para los cubanos. Por ejemplo, hacemos un tour por el Parque Metropolitano de La Habana, el parque Almendares, hace mucho tiempo se hizo un proyecto para unir todos esos sitios, incluyendo los Jardines de la Polar, los Jardines de la Tropical, y hacer el Gran Parque de La Habana. Ese proyecto nunca se terminó, pero se trata de lugares destacados en la historia habanera, con los mejores ejemplos de la arquitectura de paisaje en nuestro país. Creo que son lugares e historias que es necesario rescatar, porque la mayoría no los conoce.

¿Qué haría falta para desarrollar iniciativas como ésta?

Hay limitaciones que tienen que ver sobre todo con el esquema económico actual en Cuba, que no alienta la inversión local. Para un mejor desarrollo de este tipo de actividades haría falta crear licencias de trabajo particular para guías, y que se diversifiquen las actividades aceptadas como negocios particulares. Eso daría un impulso importante.

Citykleta La Habana
Foto: Abel Rojas

¿Planes futuros?

Me gustaría incorporar a más cubanos, y que podamos compartir también con el público local. Quisiera crear alianzas con instituciones, con gobiernos locales, como la Oficina del Historiador de la Ciudad por ejemplo, para que más personas se unan, pero que al mismo tiempo tengamos los recursos para que esa participación se incremente. Por ahora, aspiro a mantener este tipo de actividades diarias, y quisiera que más cubanos nos vieran como una opción de conocer y disfrutar nuevas experiencias.

Aunque Citykleta es una iniciativa reciente, que empezó a funcionar a principios del pasado año, Yaser Gómez lleva cinco años realizando actividades en bicicletas. Primero, con otras agencias que operan en el país, y desde hace 3 años promocionando el evento Masa Crítica.

Texto: Beatriz Rosales   Foto: Abel Rojas