Circulart es música, ritmos, sonidos propios, tejidos sociales plasmados en letras, productores, músicos, ruedas de negocios, shows, gestores culturales, managers, sellos discográficos, programadores digitales.

Es una plataforma que nació para que circule la música independiente de Colombia por todo el continente, para que se fortalezca la economía naranja en la región.

Desde Medellín, esta iniciativa ya lleva 10 años promoviendo el arte independiente con “gente que apoya la escena”, como le gusta llamarlo a Octavio Arbeláez, director general de Circulart.

Circulart reúne en un espacio a compradores y vendedores del mercado musical. Buena organización, disfrute y calidad son tres palabras que caracterizan este espacio, en el cual la red de participantes ha ido creciendo a medida que ha pasado esta década.

Pero, tal como lo dicen los propios participantes, “Circulart ha promovido un espacio de música independiente con sentido de familiaridad”.

Circulart
Uno de los eventos organizados bajo el paraguas de Circulart.

Una plataforma de negocios internacional converge en Circulart

La música es la musa y protagonista en Circulart, por lo que todas sus fases son cubiertas por esta plataforma: creación, gestión, producción, reproducción y promoción; para dar forma a nuevos espacios culturales y de negocios.

Con su rueda de negocios anual internacional, convoca a artistas para que comercialicen sus productos y generen trabajos colaborativos

Luego que los solicitantes son elegidos para las convocatorias, son registrados en el sistema de empresa RedLat, que es una asociación civil sin fines de lucro iberoamericana, que promueve la cultura empresarial para las artes.

En este espacio, como describe Arbeláez, los músicos y programadores o cualquier otro actor “puede agendar su cita con aquellos que le interese. Esto se asemeja a un tinder de la música, en el cual gustos e intereses coinciden”.

Una de las coordinadoras del evento, Milena García, explica que esta convocatoria recibe unas 1.800 propuestas de bandas. Durante esta primera fase los grupos pasan el filtro basado en los criterios técnicos, y los curadores artísticos revisan unas 800 propuestas.

Refiere que unos 100 son escogidos para las ruedas de negocios y de ese grupo unos 20 se presenta en los showcases.

Artículo relacionado: El Pauer, impulso para las empresas culturales de Colombia

La historia de un modelo artístico de exportación

Para llegar hasta lo que hoy se conoce como Circulart, se cumplieron varias etapas que moldearon el proyecto. Primero, Octavio Arbeláez, director de Circulart, creó el primer mercado musical del continente: Mercado Cultural de Bahía.

Después, en el marco del Congreso Iberoamericano de Cultura en Medellín, en el 2010, Circulart escribió la primera página de su historia. En la primera edición se organizaron  conciertos para unos 68.000 asistentes y los más de 6.000 inscritos en el congreso.

Cuenta Arbeláez que en esa primera edición tuvieron bandas importantes como Fito Páez, Silvio Rodríguez y otros que marcaron el despegue del proyecto.

Para las siguientes ediciones, las aguas de Circulart “inundaron” otras regiones del continente, atrayendo artistas extranjeros. En el 2019, según datos aportados por el gerente, calcularon alrededor de 1 millón de dólares en negocios cerrados.

Circulart
MEDELLÍN, 09 de noviembre de 2019.- Rubén Blades en Circulart. (Colprensa).

La gerencia de Circulart  destaca su positivo impacto no solo en Colombia. Esto se ve con el surgimiento de modelos similares al de Circulart en otros países: Primera Línea (Cuba), la Feria Internacional de Música-Fimpro (México) y el Encuentro de Industria Musical Latinoamericana Chile-Brasil/ Imesur.

Ahora están apostando a fortalecer el  acompañamiento y seguimiento de los proyectos a través de un observatorio musical. Al dar una mirada más local, hay varios modelos de éxito en el mercado colombiano gracias a Circulart:

La internacionalización de Sonoro gracias a Circulart

Sonoro es una de las organizaciones que se ha beneficiado del Circulart. Esta agencia de booking, eventos y sincronización musical de Medellín busca transformar la vida y contar nuevas historias.

Lali Brown, directora de Mercadeo y Booker, explica que Sonoro surgió en el 2018 con el propósito de ser “una comunidad de creadores para creadores”. “Somos un canal que facilita la gestión artística, logística y comercial para que empresas y personas del sector cultural, creativo y empresarial se conecten con la música de artistas colombianos”. 

Circulart
Ana María Zuluaga, Alejandro Santa y Lali Guerrero, fundadores de “Sonoro”.

Brown cuenta que Circulart ha sido su casa de formación, tanto por su programación académica, musical y de negocios, como el poder de aliarse con otros profesionales de la industria musical

La articulación de Circulart con otras iniciativas como Ruta N, ha permitido que Sonoro, por ejemplo, fuera seleccionado para ser parte de la delegación colombiana en SIM São Paulo (Semana Internacional de la Música) en el marco de su proceso de internacionalización.

Afirma sin dudar que “Circulart abrió un espacio importantísimo para los creadores que hoy hacemos parte de la industria. Se han preocupado por detectar y escuchar las necesidades de los creadores-emprendedores y han tomado acciones concretas que van en pro formalizar una industria que tiene tanto por ofrecer a Colombia y el mundo”.

Artículo relacionado: Beyond Roots, una plataforma para la cultura afrocubana

Circulart fortaleció la voz libre de Felisa

Los ciclos académicos de Circulart han sido clave para la proyección internacional de la cantante y compositora colombiana Felisa, cuyo nombre de pila es Laura Restrepo.

La joven recuerda que en su época universitaria buscaba la forma de ganar entradas para las conferencias de Circulart. “Eso me ayudó mucho a entender el negocio de la música, sobre todo en el mercado independiente para así estructurar mi proyecto a nivel profesional”.

Con esta formación, aunado a sus conocimientos musicales, Felisa se alzó con la categoría latina del John Lennon Songwriting Contest, una competencia internacional de composición de canciones. Lo logró con la canción Paso a paso, de su primer disco Geometría Natural, reseñado por Alt. Latino, el podcast de música latina más importante en Estados Unidos.

Es muy enfática al describir que su proyecto musical es liderado por una mujer que en su brújula busca decir lo que quiere y cómo lo quiere decir, más que afiliarse a un género musical en particular .

“Los dos trabajos discográficos que yo he sacado han sido estéticamente diferentes. Uno mucho más acústico y el otro, más electrónico. Puedo aportar una voz que cada vez encuentra un sonido más auténtico y que se mueve desde la necesidad de comunicar lo que quiere”, detalla la joven, que con otras canciones como Andar sin voz, Respira y Al ritmo de tu risa, ha sonado en diferentes programas de radio de Colombia.

Con Circulart Felisa también busca generar una conversación dentro de la industria “que nos lleve a preguntarnos por la diversidad en los escenarios”.

Música Corriente”, de sello discográfico a corporación

Música Corriente empezó como sello discográfico hace unos seis años. Pero sus creadores participan en Circulart desde la génesis de la plataforma, cuando eran músicos profesionales en varias agrupaciones en Medellín.

En ese entonces, reunía a artistas que no tenían en común ningún rasgo estilístico de género, sino que el criterio de selección obedecía a la unicidad de propuestas.

Con una visión más clara del mercado, David Robledo, su director, le cuenta a PanamericanWorld que se convirtieron en una corporación, a la que llamaron Común y Corriente. Camila García, Jaime Suárez, Evelin Velásquez, María Cecilia Mantilla, Pablo Ángel, Alejandro Bernal, Juan Camilo Orozco, José Julián Villa, Tatiana Vargas, Lina Betancur, Mauricio Ortiz, Jhacson Figueroa y Robledo son el equipo de trabajo.

“Actualmente tenemos una línea musical que es Música Corriente; una línea de artes visuales que se llama Un ojo común; y una línea de actividad literaria y de editoriales que se llama Verso Libre”, detalla Robledo.

Al mapear Música Corriente, se despliega un catálogo musical y sesiones de estudio de artistas emergentes colombianos. Entre ellos están Metropolizón, Sonora Aguamala, Parlantes, Mr. Bleat y Sam Farley.

Con esta red han extendido su trabajo colaborativo y sus relaciones de fraternidad. “Esa amistad es mucho más influyente en el crecimiento y en las fuerzas de colaboración que mueven esta industria, que tiene que ser solidarias para sobrevivir, y creo que es la principal enseñanza de Circulart”, señala el representante de Común y Corriente.