Las criptomonedas en Cuba viven un boom extraordinario. En un contexto de grave crisis económica, devaluación de la moneda nacional y congelamiento en las relaciones entre Washington y La Habana, en medio de una pandemia que parece interminable, las criptodivisas se han convertido en una tabla de salvación para muchos.

La recepción de remesas, compras online en tiendas en el extranjero, recargas de teléfonos móviles, trading y hasta inversiones en plataformas gestoras de criptoactivos que, ahora mismo, están en el centro de la polémica, han sido algunos de los usos más habituales de las criptomonedas en Cuba.

Para el emprendedor Mario Mazzola, quien creó el exchange Qbita, las criptomonedas en Cuba atraen por dos razones fundamentales. La primera, nos cuenta, es la elusión del Embargo de Estados Unidos. “Por medio del Bitcoin, el cubano se conecta a la economía mundial, a pesar de no poder usar tarjetas Visa, MasterCard, American Express y servicios como Paypal, Skrill, Stripe, producto a las sanciones unilaterales de EE.UU.”

Una segunda razón es para evitar la inflación. “A diferencia del dinero fiat, la política monetaria de Bitcoin no es manipulable y es deflactiva. Así que algunos recurren al Bitcoin para proteger el poder adquisitivo de sus ahorros”, concluyó Mazzola.

Los emprendedores cubanos han sabido aprovechar este escenario. PanamericanWorld les propone acercarse a cuatro proyectos que centran su modelo de negocio en las criptomonedas.

Exchanges P2P para comprar y vender criptomonedas en Cuba

Comprar y vender criptomonedas quizás no sea complicado para gran parte del mundo. Con una tarjeta de débito y/o crédito Visa o MasterCard es posible adquirir una amplia diversidad de criptodivisas, en las principales plataformas de negociaciones internacionales (exchanges). Incluso, PayPal ya incursiona en este mercado.

Para los cubanos estos métodos “tradicionales” son una misión imposible. Ante la imposibilidad de acceder a los sistemas de pago de Visa y MasterCard y con acceso denegado a PayPal, por causa del Embargo de Estados Unidos, ¿cómo pueden los cubanos comprar y vender criptomonedas? En los exchanges descentralizados que utilizan el mecanismo peer-to-peer (P2P).

Uno de estos exchange P2P es HeavenEx que inicialmente fue CubaXchange. Esta plataforma permite a los cubanos colocar ofertas de compra y venta de criptomonedas, con pagos a través de transferencias en pesos (CUP), dólares (MLC) y transferencias bancarias. El sitio emplea un sistema de escrow, mediante el cual protege a las dos partes involucradas en la transacción, a cambio de una comisión del 0,5% de la operación.

Además, HeavenEx permite recargar teléfonos móviles en Cuba con criptomonedas, así como adquirir tarjetas virtuales (no recargables) Visa y MasterCard.

En 2020, PanamericanWorld conversó con dos de los emprendedores cubanos que estaban impulsando este proyecto. Ahora volvimos a dialogar con Félix Ulloa. “Desde sus inicios, como CubaXchange, el sitio ha tenido mucha aceptación. Las personas nos piden actualizaciones, nos hacen recomendaciones de cosas que les interesa que mejoremos. Ya tenemos integrada una plataforma de compra de criptomonedas con tarjetas Visa y MasterCard. Seguimos trabajando y muchos de los servicios que tenemos ahora van a mejorar”, aseguró Ulloa.

“Para este 2021 vamos a agregar nuevas criptomonedas. Estamos independizando los depósitos y retiros, estamos creando un sistema de API y un sistema multi-agente, para dar trabajo a muchos dentro del sitio. Así crearemos una fuente laboral para personas en cualquier parte del mundo”, declaró Ulloa.

Otro de los exchange P2P es Qbita. Este emprendimiento lo creó y desarrolló el italiano, residente en Cuba, Mario Mazzola. De acuerdo con datos publicados en el sitio oficial, actualmente cuenta con más de 19.000 usuarios inscritos y ya se han realizado 1685 compraventas, que han movido, en total, casi 33 bitcoins, por más de 750.000 dólares.

Los usuarios pueden publicar sus ofertas de compras y ventas de criptomonedas. La plataforma, por el servicio de escrow, cobra entre el 0.5% y 2% de cada operación.

“Para crecer, Qbita necesita dotarse de una estructura organizativa y financiera más robusta. Así que nuestro objetivo para este 2021 es buscar inversionistas que crean en el proyecto y estén dispuestos a invertir en él, para que se pueda financiar el desarrollo tecnológico (agregando stable coins por ejemplo) y comercial de la plataforma”, aseguró Mazzola a PanamericanWorld.

Remesas a Cuba en criptomonedas

Enviar remesas a Cuba se ha convertido en un dolor de cabeza para la enorme comunidad de cubanos que viven en todo el mundo. Las sanciones de la Administración Trump llevaron al cierre de los centenares de oficinas de Western Union, distribuidas a lo largo del país. Recientemente, el gobierno cubano decidió no aceptar más depósitos bancarios en dólares en efectivo, solo mediante transferencias bancarias.

En este complicadísimo contexto, con tantas puertas cerradas, enviar remesas a Cuba en criptomonedas se ha convertido en una de las opciones más atractivas. A día de hoy existen varios sitios que ofrecen este servicio. El primero en llegar al mercado fue BitRemesas.

Esta plataforma tiene un funcionamiento peculiar, porque es la comunidad de cripto entusiastas en Cuba la que se encarga de completar el proceso.

En el momento en que una persona envió criptomonedas a un familiar o amigo en Cuba le llega a la comunidad dentro de BitRemesas el aviso de esta transacción. Aquel que decida aceptarla es el encargado de hacerle llegar al beneficiario el dinero, en metálico de manera personal o a través de una transferencia bancaria. Actualmente, BitRemesas entrega, por cada dólar recibido en criptomonedas, 42 pesos cubanos (CUP). Los plazos de entrega son muy rápidos y no sobrepasan las 24 horas. El problema es que, todavía, la comunidad en BitRemesas no entrega en dólares, solo en pesos.

BitRemesas no coloca ningún impuesto a las remesas. Su modelo de negocio, con el cual generan utilidades en Bitcoin, es mediante el mecanismo de subasta, a partir de la competencia que se crea entre los compradores de la criptomoneda enviada.

Además, a través de BitRemesas es posible pagar, en criptomonedas, varios servicios en Cuba, como la electricidad, recargar un teléfono móvil o la cuenta Nauta, para navegar por Internet.

Comercio electrónico con pasarela de pago en criptomonedas

Uno de los emprendimientos en criptomonedas que más ha impactado en Cuba es QvaPay, una pasarela de pago, surgida en 2021 y que ya cuenta con más de 30.000 usuarios registrados. Su fundador es el reconocido emprendedor y youtuber Erich García Cruz.

Con QvaPay es posible realizar una amplia variedad de operaciones con criptomonedas. Por ejemplo, los usuarios pueden fondear su cuenta, a través de siete mecanismos de pago (desde Bitcoin, Litecoin, hasta AirTM y Payeer); también pueden extraer sus fondos de QvaPay mediante 21 mecanismos de pago (todos los anteriores, más otros como PayPal, Western Union, Zelle, Skrill y hacia las tarjetas en moneda libremente convertible en Cuba).

Entre los usuarios pueden transferirse saldo de manera directa, sin que la plataforma cobre comisión. Con ese saldo se pueden comprar, en QvaPay, tarjetas de débito no recargables Visa, así como tarjetas de Google Play, de la App Store, de Netflix, de regalo de Walmart y también saldo móvil de la empresa de telecomunicaciones de Cuba (Etecsa).

QvaPay ofrece a los emprendedores cubanos su API, para que puedan integrar esta pasarela de pago en sus sitios web y, de esta manera, tienen la opción de cobrar por productos o servicios que ofrezcan.