La emprendedora cubana Katia Sánchez se vio en una disyuntiva. Desde 2015 había trabajado con instituciones estatales, primero en el Ministerio de Justicia y luego en el portal CubaSí; pero ella quería hacer algo propio. En 2019 creó el blog “La Penúltima Casa”, un espacio para compartir conocimientos sobre comunicación digital, una de sus grandes pasiones. Llevar adelante este proyecto y mantener su trabajo en un medio de comunicación no resultaba posible, por cuestiones de tiempo. Así que Katia tuvo que decidir. Dejó atrás un empleo seguro y se lanzó a la siempre arriesgada aventura de emprender.

Una semana después de su decisión, Cuba anunció los primeros casos de coronavirus. Entonces el país entró en una pausa de la que todavía no se recupera. Los negocios cerraron, la gente se vio obligada a quedarse en casa. “Y ahora, ¿qué hago con mi vida”? Esa pregunta, nos confiesa Katia en el diálogo que sostuvimos, la atormentó. “Primero pensé que había cometido el mayor error de mi vida, pero luego las cosas salieron bien. Mi proyecto ha continuado creciendo y ya tengo tres personas que trabajan conmigo, más los colaboradores. Ha sido un crecimiento acelerado”, aseveró.

LA PENÚLTIMA CASA”, UN ESPACIO PARA LA COMUNICACIÓN DIGITAL

Katia llamó a su proyecto “La Penúltima Casa”. “Fue una manera de pensar Cuba como un hogar. Ese hogar que llega tarde a los espacios digitales, al universo online, que además tiene muchos obstáculos, limitaciones, bloqueos, pero donde se hacen cosas y hay un marco donde pueden converger las personas, encontrarse, aprender”, reconoció. Además, esta fue la manera que ella encontró de ejercer su profesión. “Me sentía muy subutilizada en los lugares donde trabajé. Por debajo de mi potencial. Ahora sé que le pasa a mucha gente”, añadió.

Katia Sánchez
Katia Sánchez conversa con el periodista de PanamericanWorld en La Habana, Miguel E. Gómez. Foto: Abel Rojas / PanamericanWorld

El proyecto surgió como una necesidad personal. “Necesitábamos tener referencias cubanas sobre comunicación digital. En el mundo mucha gente adopta estrategias o formas de trabajar que funcionan para otros contextos y no necesariamente para Cuba, porque este país tiene particularidades que también abarcan la parte digital. Esa fue una problemática que decidí atacar. No vamos a contar lo que habla todo el mundo, no vamos a seguir hablando de cómo se hace publicidad en el mundo, sino cómo se hace acá”, explicó.

“Comencé al principio con un poco de miedo. Hablé con una colega que se había graduado conmigo de Comunicación Social, en la Universidad de La Habana, y empezamos juntas. Pero eso no resultó y seguí sola. Eso fue en junio de 2019 y en diciembre tuve que replantearme todo el concepto del blog, porque ya no era solo un blog, sino que tenía mucha gente que me pedía ayuda”, aclaró.

En el mundo mucha gente adopta estrategias o formas de trabajar que funcionan para otros contextos y no necesariamente para Cuba, porque este país tiene particularidades que también abarcan la parte digital.

Katia Sánchez

En “La Penúltima Cas”a ofrecen diferentes servicios. En su sitio reconocen que realizan consultorías y asesorías a los negocios; también formación y capacitación; branding; trabajan con figuras públicas e influencers y gestión de comunicación de crisis.

La creación de contenidos es uno de los elementos que Katia considera que diferencia su proyecto de otras agencias de marketing online y publicidad existentes en Cuba. Todo el contenido que publican tributa a apoyar de manera gratuita a las personas.

Katia reconoció que cada vez más los emprendedores cubanos entienden la necesidad de la comunicación digital. “Durante la pandemia muchos negocios tuvieron que pasar de lo físico a lo digital, inevitablemente. Hoy ves muchos negocios trabajando con catálogos por Whatsapp. Los negocios se desplazaron a Instagram y eso hace un año esto no existía”, expresó.

Katia Sánchez
Foto: Abel Rojas/PanamericanWorld

“Muchos negocios pararon, pero otros no y hemos estado en contacto con restaurantes y hostales, que ahora mismo son los más perjudicados; sin embargo, no se han detenido porque dicen “no tengo clientes pero voy a trabajar mi posicionamiento.”

Artículo relacionado: El marketing digital en Cuba, o cómo los cubanos están aprendiendo a venderse

EL PITCH, UN PODCAST SOBRE Y PARA EMPRENDEDORES CUBANOS

Los negocios privados fueron muy perjudicados por la pandemia. En este contexto, Katia sacó adelante un pódcast, exclusivo para emprendedores cubanos. Lo llamó “El Pitch”. Este espacio digital cuenta casos de éxito en Cuba y aborda temas de comunicación digital y de negocios. “Tenemos una entrevista, una sección de tips para negocios que hace una especialista y otra de preguntas y respuestas”, explicó.

“Este pódcast está funcionando bastante bien. El principal reto de “El Pitch” es que más personas escuchen pódcast en Cuba, porque definitivamente no es un formato con el que las personas están muy familiarizadas”, dijo. “Nos imponemos la tarea de que salga con la mayor calidad de audio, de edición. Dentro de los pódcasts de CubaPod  es uno de los más escuchados”, aclaró. La primera temporada de “El Pitch” tendrá en total 13 capítulos. Luego, la emprendedora cubana y su equipo evaluarán su rendimiento y decidirán la ruta a seguir con este espacio.

UN CURSO DE COMUNICACIÓN DIGITAL EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

En varios momentos del ameno diálogo, Katia reiteró la necesidad que existe en Cuba de formar a emprendedores y empresas en temas de comunicación digital. En un momento de la pandemia, esta emprendedora cubana decidió compartir sus conocimientos en un curso que preparó y puso a disposición de cualquier interesado, de manera gratuita.

“Fue un curso de comunicación digital de ocho lecciones donde abordamos desde estrategia de comunicación hasta cómo crear contenidos creativos y cómo trabajar con marketing digital. Grabé el curso en mi cuarto, con mi teléfono. Sacamos los vídeos en Facebook una vez a la semana y luego compartimos el PDF en un canal en Telegram. Las personas interactuaban con nosotros y nos agradecieron”, aseguró.

Katia Sánchez
Foto: Abel Rojas/PanamericanWorld

LOS RETOS DE UNA EMPRENDEDORA CUBANA 

Katia no tenía experiencia como emprendedora. “Tengo experiencia en la comunicación; pero hacer comunicación y llevar un negocio son dos cosas distintas. Ahora llevo los procesos del proyecto y lidero un equipo. Lo que queremos es que nuestro crecimiento vaya por donde podemos asumirlo. Tenemos líneas de trabajo, una visión estratégica de hacia dónde vamos, pero todo a su paso, con calma y también tenemos un contexto que no nos permite hacer muchas cosas”, afirmó.

La pandemia ha sido mala para la economía y eso repercute en los negocios y también en nosotros. El confinamiento ha terminado, pero los problemas con la situación económica continuarán”

Katia Sánchez

Otro reto para esta emprendedora cubana es la situación creada por el coronavirus. “La pandemia ha sido mala para la economía y eso repercute en los negocios y también en nosotros. Es una cadena. Ese obstáculo va a permanecer. El confinamiento ha terminado, pero los problemas con la situación económica continuarán”, asegura.

CONSEJOS DE COMUNICACIÓN DIGITAL PARA EMPRENDEDORES

“Cuando hablamos de comunicación digital con muchos emprendedores quieren dos cosas. Lo primero es tener muchos seguidores en la red social donde vayan a estar. Esto muchas veces es contraproducente con el mismo objetivo de crecer como negocio en Internet. Lo otro que quieren es ventas directas. Entonces hay un reto muy grande al decirles a los emprendedores cubanos que la comunicación digital es mucho más que eso. Es no solo estar ahí y que te lleguen, sino construir tu personalidad también en Internet, trasladar toda la esencia de tu negocio, tu identidad, a estos espacios digitales. Eso lleva un trabajo fuerte, constante, mucha disciplina y un pensamiento estratégico”, concluyó.