Startups

Estos emprendedores panameños están haciendo tu vida más fácil

Papaupa es un emprendimiento panameño dedicado al mundo de la moda que experimenta con nuevas formas de expresión en la manera de vestir de los jóvenes panameños más urbanos.

Panamá aspira a convertirse en un hub de emprendimiento global que ayude a startups y emprendedores a desarrollar sus proyectos. Diversas iniciativas como las que se están desarrollando dentro de Panamá Pacífico, uno de los mayores desarrollos públicos-privados del mundo situado a las orillas del Canal de Panamá, están dirigidas a crear una cultura de emprendimiento en el país y consolidar las estructuras legales y económicas necesarias. A finales del pasado año el gobierno panameño lanzó también su política nacional denominada “Panamá emprende y crece”, que constituye la base para fomentar el emprendimiento como parte importante de la agenda de desarrollo nacional.

El aumento de iniciativas gubernamentales a través de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) y la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) es una buena noticia para los jóvenes emprendedores panameños.

Centros académicos como la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) ofrecen sólidos programas de enseñanza y organizaciones privadas como el Centro de Innovación de la Ciudad del Saber se han especializado en el impulso al emprendimiento. Las startups panameñas tienen un enfoque fundamental en la innovación y, lo más importante, tienen una mentalidad global que les está permitiendo escalar en otros mercados y acceder a rondas de inversión más importantes. Esa mentalidad expansiva es clave, señalan todos los especialistas en startups, para tener mayores garantías de crecimiento y viabilidad en un ecosistema caracterizado por el alto porcentaje de fracasos.

————-

Artículos relacionados

Las diez startups más innovadoras de Panamá

Panamá aspira a ser el gran “hub global” de América Latina

————-

Pero el país todavía tiene grandes desafíos por delante. En comparación con otros países de la región como México, Chile, Colombia o Brasil, Panamá ocupa un discreto lugar en el ranking de los países más importantes en sectores vinculados con la tecnología, como el fintech.

Pero el talento se abre y encuentra su camino. En PanamericanWorld hemos elegido la historia de varios jóvenes emprendedores panameños que han encontrado una brillante idea y han sido capaces de desarrollarla con éxito. Muchos estudiaron en Estados Unidos y regresaron para aportar sus conocimientos al desarrollo de su país. Otros han sabido identificar una necesidad y han encontrado la solución adecuada, que además ha revolucionado el sector al que pertenecen. Son historias inspiradoras de jóvenes empresarios de Panamá que buscan un espacio en el nuevo ecosistema empresarial.

PAPAUPA

Tomás Koltán, Guy Ourfali y Daniel Ourfali

Papaupa es un emprendimiento panameño dedicado al mundo de la moda que experimenta con nuevas formas de expresión en la manera de vestir de los jóvenes panameños más urbanos. Encabezada por Tomás Koltán, Guy Ourfali y Daniel Ourfali Papaupa fomenta la colaboración con distintos artistas visuales, músicos y diseñadores independientes para que la experiencia de la moda sea una manifestación global que representa la manera de ser y de vivir de las nuevas generaciones. Por ello potencian también la organización eventos donde el streetwear sea el vínculo que genere sinergias entre personas que compartan ese mismo estilo de vida.

En Panamá cada vez hay más presencia de jóvenes en el ámbito cultural, que han decidido mostrar su particular lenguaje de expresión a través de diversas manifestaciones artísticas como la pintura, la fotografía o la ilustración. Paralelo a ese fenómeno ha surgido una red de espacios que sirven para albergar estos eventos expositivos y generar una comunidad que se rige, en muchas ocasiones, por los mismos códigos estéticos. Empujados por esta realidad, o como parte de ella, las marcas independientes, como Papaupa, han ido adquiriendo cada vez mayor y mejor posicionamiento entre las nuevas generaciones de panameños.

REDOXIGEN

Min y Ricardo Chen.

Min Chen co-fundó Redoxigen junto a su hermano Ricardo.

Min Chen es una joven panameña que se ha convertido en un referente para los jóvenes panameños que tienen proyectos de emprendimiento. Junto a su hermano Ricardo crearon en 2016 Redoxigen, una startup fundada a partir del proyecto Alcenit Corporation, con sede en Ciudad del Saber. Han creado Interfase, la primera innovación digital diseñada por emprendedores panameños.

Se trata del primer juego de realidad aumentada de Panamá que utiliza a los comercios de todo el país como nodos en un mundo virtual de ciencia ficción. La aplicación funciona como un canal de posicionamiento digital tanto para las corporaciones como para las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMEs) porque promueve visitas físicas a los comercios afiliados a través de la tecnología móvil y les da visibilidad al ponerlos como nodos en el mundo virtual. Igualmente ayuda a crear una gran base de datos que puede mapear dónde, qué y cómo operan las empresas.

Interfase ganó el Premio US Market Entry de Viaglobal en la competencia de Seed Star Sumit 2017, realizada en Lausana, Suiza. El premio, que reconoce a las startups con mayor potencial en el mercado estadounidense, permitirá a la empresa panameña asentarse legalmente en Estados Unidos. Min Chen estudiaba en los Estados Unidos y empezó a trabajar en una empresa en Silicon Valley.

HAUF

Juan Carlos y Andrés Quezada

Los fundadores de la startup panameña Hauf, cuyo nombre surge de la frase en inglés: “how are you feeling?” (¿cómo te sientes?), decidieron lanzarse a crear su propia compañía tras experimentar en carne propia las dificultadas de encontrar un servicio médico adecuado cuando se vive en otro país. “Somos ese amigo que conoce a un doctor” dice el eslogan de esta plataforma, que facilita la interacción entre usuarios y profesionales de la salud. Los hermanos Juan Carlos y Andrés Quezada tuvieron claro desde el primer momento que el margen de mejora en la atención médica era un interesante nicho en el que se podían desarrollar grandes ideas destinadas a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Hauf, que fue fundada en 2016, es una plataforma inteligente diseñada para el turismo médico, que busca conectar pacientes locales con doctores, pero a medio plazo también aspira a conectar pacientes con doctores alrededor del mundo, asegurándoles atención médica de calidad, precios competitivos, viajes y bienestar. De este modo, se quiere impulsar Panamá como un destino de turismo médico de calidad.

Los doctores adscritos la plataforma son personas familiarizadas con la tecnología o que tienen un asistente o secretaria que confirme las citas, de manera que el paciente se sienta seguro que su cita médica será según lo acordado en la plataforma. Otro objetivo secundario de Hauf es lograr que muchos doctores panameños que se han graduado en prestigiosas universidades de EE. UU y México puedan regresar a Panamá para ejercer su profesión.

ETYALAB

Susana Lau y Maria Luisa Carrión

Susana Lau, una de las fundadoras de Etyalab.

Etyalab es la startup que Susana Lau y Maria Luisa Carrión fundaron en 2015. Ellas han creado Mercadito, una aplicación para celular o tableta (con sistema operativo Android) que funciona como un mercado virtual de venta y compra de alimentos.

Después  de graduarse de la UTP, ambas ganaron una beca Fullbright y cursaron una maestría en Tecnologías de Información en Carnegie Mellon University. Un año lo hicieron en Pittsburgh (Pensilvania) y el siguiente en Silicon Valley (California), Estados Unidos.

Al regresar, fundaron la compañía de desarrollo de software , EtyaLab, que significa ‘evolucionar, transformar y avanzar’. La intención es trabajar con otras compañías que deseen crear o mejorar una aplicación móvil o página web mediante el sistema SCRUM, que consiste en trabajar en periodos cortos para que el cliente pueda medir en tiempo real los resultados, y hacer modificaciones durante el desarrollo del proyecto.

Susana Lau es un buen ejemplo del nuevo perfil de mujeres emprendedoras panameñas que han sabido encontrar un hueco en el campo de las nuevas tecnologías. Tras vivir dos años en Silicon Valley, y cursar una maestría en Tecnología de la Información en Carnegie Mellon University, regresó a Panamá con ideas frescas e innovadoras.

MESABIERTA

Ronny Jessiery, Edgar Btesh, Carlos Linares y María Virginia Cegarra

Ronny Jessiery es el CEO de Mesabierta.

Mesabierta es un emprendimiento tecnológico panameño que ha adquirido un gran éxito en la capital del país y que proyecta expandirse a nuevos mercados. Está dirigido al sector de restaurantes y nació para revolucionar el tradicional sistema de reservas de mesas y optimizar el servicio.

Es un sistema de reserva de restaurantes principalmente a la carta, en línea, que facilita la optimización de las operaciones de estos establecimientos para brindar un mejor servicio e incluso compensar con puntos a los comensales frecuentes.

Ronny Jessiery, Edgar Btesh, Carlos Linares y María Virginia Cegarra están detrás de esta startup digital basada en un un sistema de captación y análisis de big data diseñado para los restaurantes de Panamá, que incluso se puede replicar en otros mercados. El sistema permite la reserva por horas y da el acceso al perfil de los restaurantes, mapa, ubicación, redes sociales, mail, tipos de pago, facilidades y platos.

“Es una plataforma para optimizar y maximizar el servicio de los restaurantes, que puedan conocer mejor a los comensales y medir incluso los tiempos de servicio y la distribución de las mesas”, señalan sus promotores. Además proporciona una interface para que los restaurantes pueden administrar las reservas y la cantidad de mesas disponibles por día de servicio, sea en horas del mediodía, la tarde o en la noche, dependiendo del tipo de establecimiento.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Pin It on Pinterest