Las empresas creativas y culturales como las artes visuales y escénicas, la moda, la gastronomía, las artes gráficas, la educación, la música y el turismo, lo que se conoce como economía naranja, viven un buen momento en Medellín, la capital latinoamericana de la innovación.

Esto en parte gracias al Centro de innovación y negocios de Medellín, o globalmente conocido como Ruta N, una entidad pública de la Alcaldía de Medellín que está apostando por la ciencia, la tecnología y la cultura como una puerta de apertura a los procesos de desarrollo económico.

En esta apuesta por la economía naranja, su desarrollo de centros de negocios ha estimulado a unas 500 empresas de alto impacto desde que abrió sus puertas en el 2012.

Ruta N crea la plataforma digital El Pauer

El Pauer se deriva de la pronunciación castellanizada de “power” y que supone “el poder” de invención. Consiste en una plataforma digital dirigida a emprendedores de industrias creativas y culturales, brindándoles un un programa de fortalecimiento de sus capacidades para convertir sus proyectos en modelos de negocios sostenibles.

O lo que en la voz de Ana Amaya, gerente de El Pauer, “es materializar esas ganas de hacer algo y cambiar el mundo, al tiempo que se tiene una visión de negocio desde lo administrativo y lo financiero”.

¿Cómo funciona? Básicamente los creadores tienen la posibilidad de exponer sus ideas de negocios, proyectos o negocios ya concretos en laboratorios, talleres experienciales en festivales culturales que se toman los espacios de Medellín para mostrar los distintos matices de estos emprendimientos.

 El Pauer le está apostando a trabajar con pasiones, oportunidades reales, con ideas de negocios locales enfocadas en estas áreas y con la premisa que es posible vivir haciendo lo que se ama, sin convencionalismos.

El Pauer Medellín
El Pauer es una iniciativa que surge dentro del Centro de innovación y negocios de Medellín, o globalmente conocido como Ruta N, una entidad pública de la Alcaldía de esa ciudad.

Talleres, grupos de creadores, ciclos creativos, charlas de marketing en propuestas musicales, conversatorios sobre la vida naranja, cómo producir un evento, cómo acceder a créditos que van desde 20 y hasta más de 750 millones de pesos, además, de una ayuda integral para aprender a potenciar la idea y concretarla en un sólido negocio.

Además, módulos virtuales para que los emprendedores conozcan sobre cómo convertir lo intangible del conocimiento en un activo, sin que pierda su esencia transformadora, y cómo llegar a los distintos públicos por los diferentes medios.

Artículos relacionados: Nia Murillo o la revolución del diseño afro en Colombia

Las buenas ideas reunidas en El Pauer

Hasta la fecha más de 900 emprendedores se han beneficiado con este poder, y otros casi 200 han encontrado en esta plataforma una ayuda para estructurar y organizar su idea o emprendimiento en Medellín, que mundialmente es reconocida como la ciudad de la eterna primavera.

El proyecto de Lucas Posada y Verónica Bolívar son un atractivo con mercados potenciales en crecimiento. Su marca Cocina Intuitiva es uno de los 60 emprendimientos que actualmente integran el catálogo de la plataforma El Pauer.

Ellos fortalecen el tejido social antioqueño con su emprendimiento, que brinda experiencias gastronómicas pedagógicas donde los comensales pueden acercarse a los alimentos sin reglas, ni gramaje específico, ni recetas predeterminadas.

Así, el verdor del perejil, los encurtidos, la cebolla morada y lo crujiente de las habas tostadas provocan una explosión de sabores, dentro de una experiencia gastronómica poco usual, pero que llega a apasionar.

El Pauer Cocina Intuitiva
Cocina Intuitiva es uno de los 60 emprendimientos que actualmente integran el catálogo de la plataforma El Pauer.

Cocina Intuitiva alimenta el sentir y el pensamiento

Lucas Posada explica que “cocinar intuitivamente es transformar el alimento sentir-pensando, es decir, cocinando con el cerebro y con el corazón con lo cual trasciende los fogones y genera un mensaje de responsabilidad, coherencia y respeto”.

Su emprendimiento integrado en El Pauer, que comenzó como algo fortuito, hoy es una realidad. Hace unos 10 años en Australia, Lucas acudió como voluntario a un centro de refugiados, donde debía enseñarle a sus comensales a preparar una receta antioqueña.

Pero la barrera del idioma le obligó a improvisar: puso todos los ingredientes en una mesa y los comensales sin percatarse y de manera intuitiva fueron cortando alimentos y preparándolos.

Tal como él lo explica: “Sin lenguaje, sin mediciones, sin instructivos la bondad de los alimentos que da la madre naturaleza les permitió enseñar a cómo prepararlos”.

Así la pareja decidió emprender en la comida intuitiva y la comida interactiva, y desde su casa en el barrio El Poblado, de Medellín, hacen talleres gastro-pedagógicos o las cenas interactivas o clandestinas, en las cuales los invitados pueden establecer una verdadera conciencia sobre el alimento que van a degustar.

Muchos de estos son productos locales pocos conocidos, pero que esta pareja de esposos está buscando rescatar con preparaciones que ya están en vías de extinción, porque eran conocidos por las mujeres con conocimientos milenarios.

El Pauer Cocina Intuitiva
Cocina Intuitiva apuesta por promover los productos de la tierra y descubrir nuevos sabores vinculados a la tradición colombiana.

Posada reconoce que El Pauer fue la primera experiencia para ellos en este tipo de convocatorias para emprendedores. “Y nos sirvió mucho para entender en qué consisten estos procesos y qué esperar de ellos. Nuestro más grande aprendizaje es que, aunque estos procesos fortalecen las estructuras de la empresa, es importante recordar que es gracias al equipo de trabajo que se logran las cosas”.

Cocina Intuitiva y el rescate de los alimentos nativos de Colombia

La nutrición y educación alimentaria infantil es nuevo reto para esta pareja. “Trabajamos con preescolares para mejorar el servicio de alimentación de las escuelas y encontrar oportunidades pedagógicas en torno al alimento, para que este sea una experiencia memorable”, dice