Conseguir dinero para crear una startup es el principal desafío de los emprendedores. Muchos modelos de negocio necesitan obligatoriamente financiación externa para hacer viables sus proyecto. Acceder a una ronda de financiación es un medio razonable para obtener fondos de los inversores a cambio del capital de su startup.

Estos son los pasos adecuados para financiar tu startup y hacerla viable.

1. No accedas a fondos de inversión demasiado pronto

Primero, debes considerar el momento adecuado para aceptar sabiamente el dinero de los inversores para financiar tu startup. Recaudar dinero externo demasiado pronto puede implicar una valoración demasiado baja y, por lo tanto, una dilución significativa del equipo fundador.

Además, aunque muchos inversores profesionales intentan mantener el proceso de inversión lo más ágil posible, la preparación de una ronda de financiación exige una capacidad de  los socios fundadores, que les puede impedir invertir en el desarrollo de productos o ventas.

2. Elige el tipo de inversor de manera inteligente

Los clásicos inversores de startups son inversores ángeles, fondos de capital de riesgo o inversores estratégicos. Una vez que comiences a recaudar fondos, debes tener una comprensión clara del tipo de inversionista que más beneficia a tu startup en tu situación específica. Si bien todos ellos obviamente brindan fondos necesarios para el emprendimiento, su valor agregado más allá del dinero no siempre es el mismo:

  • Los inversores ángeles son individuos que invierten su propio dinero en nuevas empresas. Por lo general, son los primeros inversores en una startup, no requieren un largo proceso de inversión y se convierten en asesores cercanos del equipo fundador. Con base en su experiencia, ofrecen “dinero inteligente”, contribuyendo así con conocimientos prácticos y experiencia a la aceleración del negocio, especialmente en sus primeras fases.
  • Los fondos de capital de riesgo son organizaciones que recaudan dinero de todo tipo de inversores, sus denominados socios limitados, para invertirlo en nuevas empresas. Por lo general, tienen una red muy fuerte de otros fondos, lo que puede ser extremadamente útil en rondas de financiación posteriores. El grado de soporte operativo que puede esperar de un fondo de capital de riesgo varía en gran medida. Algunos fondos de capital de riesgo incluso tienen equipos dedicados a apoyar operativamente a sus compañías de cartera.
  • Los inversores estratégicos son empresas que invierten en nuevas empresas para avanzar estratégicamente en sus propios negocios. A diferencia de los inversores ángeles y los fondos de capital de riesgo, a menudo no solo esperan un retorno financiero, sino también un beneficio estratégico para su negocio. Según su conocimiento y comprensión del mercado, pueden convertirse en los primeros clientes de tu startup y proporcionarte un valioso feedback sobre el producto. Además, los inversores estratégicos con una base de clientes similar pueden proporcionarte acceso a un mercado, acelerando así su crecimiento. Sin embargo, su lógica de inversión estratégica también puede conducir a un deseo de influir en tus prioridades de negocio. Tienes que tener cuidado.

Artículo relacionado: Las startups en América Latina y el miedo al fracaso

3. Construir una red de inversores

A los inversores a menudo les gusta observar el desarrollo de nuevas empresas. Por lo tanto, invertir una cierta cantidad de tiempo en las relaciones con los inversores desde el principio generalmente vale la pena. Participar en conferencias de startups / inversores puede ser un medio eficaz para conocer inversores y crear tu propia red de inversores. En el período previo a su ronda de financiación, puedes mantenerlos actualizados mediante la distribución de boletines periódicos. Asegúrate de incluir novedades interesantes en tus actualizaciones, pero se hábil a la hora de dosificar las buenas noticias. Siempre tienes que tener un as debajo de la manga.

4. Prepara la presentación (Pitch)

No hace falta decir que debes destinar una cantidad significativa de tu tiempo para preparar tu lanzamiento. Esto no solo implica crear una plataforma de lanzamiento con una historia convincente, sino también practicar el pitch. Aprovecha tu red para recopilar comentarios críticos que te sirvan como información útil. Los inversores en una etapa inicial invierten principalmente en el equipo. Si deciden financiar tu startup o no dependerá de la primera impresión que se lleven de ti. Impresionar y demostrar un entusiasmo extraordinario por su negocio es mucho más difícil por teléfono o videoconferencia que en una reunión personal.

5. Centrarse en los KPI críticos

Si bien seguramente tendrás una idea clara de los KPI críticos para tu negocio, debes precisar esta comprensión en el período previo a una ronda de financiamiento. Para hacerlo, puedes hablar con otros fundadores o simplemente preguntar a su red inicial de inversores. Esto te permitirá centrarte en los KPI que los inversores potenciales consideran críticos. Estos KPI obviamente varían según el tipo y la etapa de la empresa.

6. Recaudar suficiente dinero

Al recaudar dinero de los inversores para tu startup, debes tener una idea muy precisa del tiempo y, por lo tanto, el dinero que necesita para alcanzar el siguiente nivel crítico. Como lo más probable es que gaste el dinero más rápido de lo esperado y que el próximo proceso de recaudación de fondos lleve más tiempo de lo esperado, tiene sentido que seas previsor y retraigas fondos para afrontar los imprevistos de la siguiente fase.