El sector tecnológico de México está creciendo rápidamente en los últimos años y con él un pujante ecosistema de startups que abarca diversos ámbitos como el fintech, el comercio electrónico o el energético. Las nuevas empresas tecnológicas mexicanas están creando productos y servicios que están en el radar de grandes startups de Silicon Valley. Los emprendedores tecnológicos se encuentran en todo México, no solo en el Distrito Federal. Por ejemplo, Jalisco es el hogar de una industria emergente de software, mientras que Puebla y Monterrey albergan varias empresas de ecotecnología, fintech y atención médica.

Con más de 158 startups, México es el mercado fintech más grande de América Latina, superando a otros grandes mercados como Brasil (130 nuevas empresas) o Colombia (77 nuevas empresas). La mayoría de estas empresas se enfocan en pagos y remesas, administración financiera personal, crowdfunding y préstamos. Las startups mexicanas obtuvieron setenta y tres acuerdos de financiación el año pasado por valor de 130 millones de dólares, la primera vez que el país tiene la mayor cantidad de transacciones de capital de riesgo en Latinoamérica, según la Asociación Latinoamericana de Private Equity & Venture Capital. Brasil atrajo más dinero, con 64 acuerdos por valor de 279 millones.

Como recordaba recientemente el Financial Times, Ciudad de México se ha posicionado como el centro gravitacional para la actividad de capital de riesgo en el país, con múltiples eventos de networking semanales que conectan a los inversores con emprendedores. Un cambio cultural se está produciendo en el país, que está permitiendo ampliar las opciones de financiamiento: los altos ejecutivos de las divisiones mexicanas de compañías multinacionales, como Google, buscan invertir fondos personales en startups del país. Estos ejecutivos son en su mayoría menores de 50 años y tienen una sólida comprensión de la tecnología. Son los empresarios “que han salido del armario”, como se les conoce en el ámbito mexicano de las startups. Su entrada en las rondas de VC ha sido una gran ayuda para los empresarios, que obtienen capital, conocimientos y mentores. Hemos hecho una selección de diez startups mexicanas que destacan en 2017 por su crecimiento, capacidad de acceso a rondas de financiación y nivel de innovación.

 

KICHINK

Dirigida por Claudia de Heredia, una de las principales empresarias de México, y Claudio del Conde, Kichink es una startup que facilita a emprendedores la creación de una tienda on-line y la comercialización de sus productos. La aplicación tiene un uso muy sencillo e intuitivo  y está diseñada para vender literalmente cualquier cosa: desde grandes compañías y almacenes hasta pequeños negocios o tiendas de productos artesanales. Se puede utilizar de manera gratuita y es fácil de conectar al sitio web y redes sociales de los emprendedores., Kichink fue nombrada una de las principales startups de Google en la última edición Demo Day for Entrepreneurs Women’s Edition.

ZAVEAPP

Lanzada oficialmente en 2014, Zaveapp se ha convertido en una de las startups mexicanas más interesantes y alabadas por el ecosistema del país. Esta aplicación está pensada sencillamente para que su usuario tenga una disciplina de ahorro y lo haga de acuerdo a criterios exclusivamente financieros. Le ayuda a administrar su dinero de manera efectiva para poder afrontar gastos imprevistos o caprichos de última hora. La aplicación anima al usuario a ‘completar’ cualquier transacción realizada con la tarjeta que conecta con la aplicación. La cantidad de cambio que el usuario obtendría si pagases en efectivo se almacena automáticamente en una cuenta de ahorros que va engordando prácticamente sin que el usuario sea consciente. Ahí está la clave del ahorro.

KUBO.FINANCIERO

Las empresas en los países en desarrollo necesitan acceso a financiamiento como en cualquier otro lado, pero la parte “en desarrollo” retiene a las pequeñas empresas. Kubo.financiero es una institución microfinanciera regulada que otorga préstamos entre 400 y 4,100 dólares prestatarios mexicanos. Los usos comunes son capital de trabajo, activos fijos y educación. La startup conecta a personas que necesitan un préstamo con personas que buscan oportunidades de inversión.

Kubo.financiero recibió en 2015 la autorización del gobierno mexicano para captar ahorro del público de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), tras dos años de tener el permiso para operar como Sociedad Financiera Popular (Sofipo). Se convierte de ese modo en la primera financiera en México con el visto bueno de la CNBV para captar ahorro y dar préstamos vía Internet.

TALLER NU

Sobre TALLER NU | KS from Taller NU on Vimeo.

Esta startup ha sido destacada por medios tan populares  como Buzzfeed, que publicó un artículo sobre sobre los mexicanos que están haciendo cosas positivas dentro y fuera de su país. Las razones para elegir a Taller Nu parecen claras: fue fundada en 2012 por Olga Olivares y Pilar Obeso después de haber sido financiada por una campaña de Kickstarter, y es una empresa de diseño social ético cuyo objetivo principal es promover el arte y la moda, al tiempo que proporciona empleo y capacitación a ciudadanos que han estado encarcelados. Esto, en última instancia, reduce la posibilidad de reincidencia y les permite desarrollar habilidades prácticas y aplicables para usar en su reintegración social.

CAPPTU

Lanzada en 2015, Capptu es una startup que permite a los fotógrafos aficionados y profesionales subir sus fotos on line y lograr de este modo algunos ingresos por los derechos de su trabajo. El CEO Manual Villegas pensó que conectar a los lugareños con compañías y usuarios que buscaban fotos de stock sería una buena idea. Así lograría ofrecer a los demandantes mayores opciones y también más interesantes para encontrar esa fotografía ideal. Capptu también tiene una función inteligente que permite detallar el tipo de foto que el cliente necesita para que los fotógrafos puedan realzarla de acuerdo a esa demanda. Una especie de UBER de la fotografía.

EPESOS

Epesos ofrece una línea de crédito renovable y es particularmente popular entre las pequeñas y medianas empresas (PYMES) que no tienen una cuenta en un banco importante. La firma de fintech se está aventurando en el ámbito laboral mexicano ofreciendo a los empleados acceso rápido a efectivo cuando lo necesitan. Los informes y los expertos coinciden en señalar que un préstamo a corto plazo de bajo costo es el capital semilla vital para cientos de startups que se crean cada año en México. Epesos está construyendo una nueva plataforma de pago que permitirá a los prestatarios recibir y pagar fondos a través de una billetera móvil.

CONEKTA

Los fundadores de Conekta; de izquierda a derecha: Leo Fischer, Hector Cárdenas y Cristina Randall

El uso de los teléfonos inteligentes se ha extendido de forma global y cada vez es más habitual para hacer compras on-line y otro tipo de servicios relacionados con transacciones, pagos bancarios y adquisiciones. El problema surge cuando los sistemas de pago cambian de un país a otro. La compañía Conekta es una startup de tecnología y un agregador certificado cuyo objetivo es desarrollar un sistema de pago que ayude a los consumidores a realizar transacciones on-line de forma satisfactoria. Conekta permite a los desarrolladores y empresas crear una solución de pago con su propio flujo y está diseñado para cualquier aplicación y sitio web.

YOGOME

Yogome es una startup mexicana de informática que fabrica juegos para niños para iPad. Ha logrado recaudar 6,6 millones en fondos de Serie A. La compañía había recaudado previamente 3.2 millones de dólares en fondos iniciales y también está respaldada por 500 Startups.

Fundada por Manolo Díaz y Alberto Colin en 2011, Yogome ofrece un servicio de juegos educativos por suscripción para tabletas iOS y Android que está enfocada en niños de entre 6 y 11 años. Sus “minijuegos” pretenden ser pedagógicamente sólidos y se desarrollan bajo la supervisión de expertos en educación, incluido el trabajo realizado con la Universidad de Yale para medir la eficacia de los juegos matemáticos diseñados para los estudiantes de primer grado.

VAAIU

Las técnicas tradicionales y las habilidades artesanales mexicanas han vuelto a la vanguardia dentro del singular universo creativo del mundo de la moda. A través de este impulso que quiere unir pasado y futuro a través de un presente lleno brillantes ideas, numerosas compañías se han asociado con comerciantes locales para desarrollar una nueva línea de moda mexicana contemporánea. Algunas, como la startup Vaaiu, incluyen un elemento de carácter social e inclusivo que las hace todavía más valiosas. Combinan productos tradicionales con diseños contemporáneos, trabajando con colectivos artesanales en Tenancingo y con mujeres encarceladas. Están creciendo y quieren expandirse hacia otras comunidades.

Atlantia Search

Fundada por tres empresarios mexicanos, Mayte Velázques, Daria Nikitina y Juan José Mora, hace cuatro años, Atlantia Search es una startup que trabaja para lograr que los estudios de mercado de las empresas se puedan hacer de manera más rápida y sencilla. El objetivo básico de su estrategia es facilitar la búsqueda de información especializada mediante la investigación a través vectores: tecnología, expertos internacionales y una red de la llamada “inteligencia colectiva”. Las empresas simplemente envían sus necesidades de investigación a Atlantia Search, quienes utilizan el proceso antes mencionado para obtener toda la información que estaban buscando en un plazo no superior a los 15 días.