Yoshiris Peña nunca imaginó que dedicaría su vida al chocolate. Tampoco que lo haría en Panamá. Un artículo en el periódico despertó su curiosidad por aprender más sobre la planta de cacao que se cultivó originalmente en América mucho antes de la llegada de los españoles.

Cacao de Panamá, oro inexplotado” leyó Peña en la primera línea de una publicación que invitaba a invertir en el país centroamericano, a donde había ido a vacacionar por unos días.

Tenía poco más de veinte años cuando decidió emigrar de Venezuela. Partió de Guatire, su ciudad natal, para irse a Guinea Ecuatorial, una pequeña nación situada en el continente africano.

Aquella nota en el periódico y la barra de chocolate que le regalaría una amiga francesa cambiarían su destino. En una segunda visita a Panamá llegó en la búsqueda de una chocolatería, pero no encontró ninguna en la ciudad.

El cacao panameño, una nueva oportunidad

“Cuando me di cuenta de que no había ninguna chocolatería en Panamá, me dije: esto es lo que voy a hacer. Es mi oportunidad”, recuerda Peña. Tuvo miedo, pero aun así abandonó Guinea y tomó un avión dispuesta a cumplir su sueño.

Para Yoshiris Peña siempre existió la idea de tener un negocio propio. No había otra opción. Desde joven ayudaba a su mamá a preparar tortas y dulces para cubrir los gastos de la casa, mientras estudiaba la carrera de recursos humanos en la universidad.

Posteriormente estudió cocina, sabía que le gustaba la repostería, pero no que el chocolate se convertiría en su verdadera pasión.

Yoshiris Peña Oro Moreno
El diseño de los empaques de Oro Moreno están inspirados en las costumbres y tradiciones más representativas de Panamá. Cortesía “Oro Moreno”

Artículo relacionado: La colombiana Portomar y su moda tropical se expande a Panamá

Oro Moreno, de Panamá para el mundo

Al instalarse definitivamente en Panamá y empezar una nueva vida, Peña visitó las plantaciones de cacao en la provincia de Bocas del Toro. Allí crece un fruto de aroma y sabor intenso como en ninguna otra zona del país, el “oro inexplotado” que pronto pasó a ser la materia prima de Oro Moreno, la nueva marca de bombonería fina fundada por Peña en 2013.

“Todos pensaban que el cacao panameño no era un producto de calidad porque no había, pero la realidad es que lo exportaban a los mercados europeos y no se ofrecía en el mercado local. No había nadie que fabricara chocolate”, explica la emprendedora.

Hoy en día además de Bocas del Toro también hay plantaciones de cacao en otras regiones del país como Colón, Chiriquí y Kuna Yala. Oro Moreno a su vez, pionera en la fabricación y la industria del cacao 100% panameño, marcó la pauta y dio pie al nacimiento de una nueva generación que apostó por la producción de chocolate hecho en casa.

Yoshiris Peña  Chocolate
En el laboratorio de Oro Moreno trabajan con las manos. Yoshiris Peña cree en la energía que cada persona le transmite al chocolate. Cortesía “Oro Moreno”

“Oro Moreno”, una marca con sabor local

Panamá en un bombón” es el eslogan de Oro Moreno, una frase que busca resumir la riqueza de su naturaleza y su variada gastronomía en un bocado lleno de sabor.

Por eso Yoshiris Peña rellenó sus primeros bombones con ingredientes bien panameños como el culantro, una hierba muy utilizada en la preparación de platos típicos, el ají chombo, la maracuyá y la miel. Todos se fabrican de manera artesanal, sin conservantes ni aditivos químicos y son pintados a mano, como si de piezas únicas de joyería se tratara.

Luego vinieron las barras de chocolate oscuro, con leche, café, pepitas de marañón y ají chombo. Cada empaque tiene un diseño especial, inspirado en la flora y fauna panameñas, así como en la cultura y en las tradiciones del país.

Para aprender a hacer chocolate, Peña viajó a Europa y tomó varios cursos en Londres y en Bélgica con la idea de ofrecer un producto de calidad al mercado panameño.

Además de cautivar a extranjeros y turistas con su propuesta que resalta los sabores tropicales de este lado del mundo, Oro Moreno ha ganado clientes como el presidente de Panamá, Nito Cortizo, recién electo en julio de este año.

También ha estado presente en numerosas ferias en el exterior que promocionan a Panamá como destino turístico, en alianza con la Autoridad de Turismo y la Presidencia de la República.

Oro Moreno
Todos los bombones de Oro Moreno son artesanales y están fabricados con cacao 100% panameño. Cortesía “Oro Moreno”

Artículo relacionado: “La Rana Dorada”, pioneros de la cerveza artesanal en Panamá

Yoshiris Peña, una historia paso a paso

Descubrir el chocolate y creer que es un buen producto ha sido algo nuevo para los panameños. “Hemos recorrido un largo camino para fomentar la cultura alrededor del chocolate en Panamá, merece ganar el peso y el valor que realmente tiene. Todavía hay quienes piensan que lo importado es mejor que lo fabricado aquí. Esa es la mentalidad que hay que cambiar”, afirma Yoshiris Peña.

En los últimos 5 años Oro Moreno ha logrado que locales y extranjeros aprecien el cacao panameño y disfruten un bombón artesanal con sabor a Panamá. Se ha convertido en un souvenir delicioso que los visitantes han preferido llevar consigo, un regalo que recuerda que Panamá es más que un Canal, es una tierra que sabe a Chocolate.

En su laboratorio, Yoshiris trabaja para continuar impulsando su marca con presencia en más de 100 puntos de venta, entre supermercados, farmacias y bodegones. Los bombones solo pueden adquirirse en el laboratorio, por encargo, o en la tienda Cacao Bar Selection, ubicada en la ciudad.

Su sueño más grande es que Oro Moreno llegue a los 100 años de edad y que el cacao panameño no solo se quede en Panamá, para que muchos lo conozcan, sino también que sea reconocido en todo el mundo.