Economía

Por qué el Caribe puede convertirse en el gran hub tecnológico de América Latina

El clima, las playas y la calidad de vida son factores que cada vez valoran más los emprendedores de todo el mundo para establecer sus negocios. Los razonamientos económicos ya no son los únicos que se analizan para tomar decisiones estratégicas.

Aprovechando el éxito de la primera Cumbre Anual de Tecnología de Haití que tuvo lugar en junio de 2017, el comité directivo de la Cumbre ya está planificando la segunda edición de la mayor reunión de empresarios, innovadores y personas influyentes en el Caribe que tendrá lugar del 21 al 23 de junio , 2018 en el Royal Decameron Resort. Esta próxima Cumbre ofrecerá una mayor variedad de talleres, mesas redondas y experiencias que incluyen un “Entrepreneurship Lab”, destacados de “Women of Influence”, conocimientos profundos sobre tecnologías de avanzada como la inteligencia artificial y la realidad virtual, y debates impactantes sobre tendencias futuras. en industrias como la agricultura, el transporte y la salud.El Caribe aspira a convertirse en los próximos años en un centro tecnológico de referencia en la región. Aunque la economía y el desarrollo de los países caribeños todavía necesita importantes impulsos, lo cierto es que varios indicadores muestran el interesante horizonte a medio plazo que se abre en terrenos como el de la tecnología y la información. Hace pocas semanas se anunciaba que varias de las compañias más importantes del sector, Google, Facebook, Uber y Airbnb, estaban apostando por Haiti para que se convierta en un hub de referencia en IT

En la Cumbre tecnológica de Haití celebrada en junio del pasado año, la emprendedora haitiano-estadounidense Christine Souffrant Ntim, anfitriona del encuentro, anunció a los más de 450 participantes que quiere “catapultar a Haití a través de la innovación, la tecnología y el espíritu empresarial”. Se trata de una más de las voces, en esta caso con especial relevancia, que están mostrando al mundo el tremendo potencial de una región que históricamente ha sido más popular por sus tragedias naturales, su subdesarrollo estructural o su dependencia exterior.

“Sabemos que Haití realmente puede transformarse a sí mismo, ser un nuevo caso de estudio mundial de lo que sucede cuando en realidad se obtienen las influencias correctas para transformar una nación”, señaló Souffrant Ntim.

Tras el éxito de la primera edición de la cumbre y su gran repercusión, el comité directivo de la Cumbre ya está planificando la segunda edición de la mayor reunión de empresarios, innovadores y personas influyentes en el Caribe que tendrá lugar del 21 al 23 de junio de 2018 en el Royal Decameron Resort de Côte des Arcadins. Esta nueva Cumbre ofrecerá una mayor variedad de talleres, mesas redondas y experiencias que incluyen un “Entrepreneurship Lab”, destacados de “Women of Influence”, conocimientos profundos sobre tecnologías avanzada como la inteligencia artificial y la realidad virtual, y debates impactantes sobre tendencias futuras en industrias como la agricultura, el transporte y la salud.

Christine Souffrant Ntim, fundadora de la Cumbre tecnológica de Haití, durante su intervención en la primera edición celebrada el pasado mes de junio.

HAITI, CUANDO EL MILAGRO TECNOLÓGICO ES POSIBLE

El caso de Haiti es paradigmático de la dimensión del cambio porque, a diferencia de sus vecinos caribeños, el país fue devastada por el terremoto en enero de 2010 y una serie de tormentas y huracanes. Todo ello le ha impedido seguir el imparable ritmo que está experimentando el cambio tecnológico. Sin embargo, existen unos cimientos y un carácter emprendedor que puede facilitar el proceso.

The Miami Herald informó que un reciente estudio de Hootsuite sobre las redes sociales y las tendencias digitales en todo el mundo muestra que el país, que tiene una población de 11 millones de habitantes, está rezagado respecto de muchos de sus homólogos del Caribe.

La tasa de penetración de internet de Haití es solo del 15%, en comparación con Cuba, que alcanza el 32% y que tiene una población similar.

La directora de comunicación de la cumbre de Haiti, Mildred Louis, consultora de tecnología que anteriormente trabajó para el gigante de telecomunicaciones Digicel en Haití, se mostró convencida de que en el país “hay un gran potencial para construir un sistema de incubación, alianzas, códigos de crianza y una industria tecnológica”.

Haiti es tomado como síntoma de los cambios que se están experimentando en todos los países del Caribe. Como señalaba PanamericanWorld en un reciente artículo sobre el ecosistema de startups caribeño, los países de la región, en especial Jamaica, Guayana y Barbados, están adquiriendo un creciente protagonismo en el ecosistema de América Latina. Jamaica, en concreto, está considerado uno de los mejores países para hacer negocios en América Latina y el Caribe. Ocurre lo mismo en Guayana, donde está surgiendo un importante hub de startups tecnológicas que ha realizado una interesante transición para evolucionar desde los tradicionales negocios basados ​​en consultoría a productos digitales y carteras de servicios.

EL SOL DEL CARIBE, UN VALOR EN ALZA PARA LOS EMPRENDEDORES TECNOLÓGICOS

Jamaica es también el tercer país anglófono más poblado de América (después de Estados Unidos y Canadá) con un ecosistema de startups tecnológicas que se ve impulsado por una nueva generación de jóvenes talentos y emprendedores dispuestos a irrumpir en el mercado. Esto no está pasando desapercibido para muchos emprendedores e inversores, que además se sienten atraídos por la calidad de vida y el clima de la zona. Factores externos como estos, ajenos a la cultura tradicional de los negocios, se están imponiendo a la hora de tomar decisiones empresariales. Por ello el Caribe tiene un gran futuro por delante si sabe desarrollar la transición necesaria hacia un modelo productivo y un marco legal apropiado para el emprendimiento tecnológico.

Para muchos nómadas digitales, la cantidad de días soleados durante todo el año ofrece un optimismo estimulante cuando la gestión de un negocio se vuelve especialmente difícil. Incluso si los emprendedores tecnológicos deciden ir un poco más al sur, los bajos costes de la vivienda se convierten en un factor todavía más favorable. Todos estos lugares aislados, con playas resplandecientes y un ritmo de vida menos agitado, están recibiendo un nuevo impulso gracias a los empresarios que creen que la creación de empresas de redes de trabajo mejoran y son más eficaces en un entorno favorable para los negocios pero también para la calidad de vida.

Kirk Anthony-Hamilton, fundador de Tech Beach Retreat en Jamaica. Foto: Jamaicans.com

Así es como nació la comunidad Tech Beach Retreat en Jamaica, con el impulso del empresario jamaiquino Kirk Anthony-Hamilton, fundador de la consultora de marca The Destination Experience, y que fue seleccionado como uno de los 75 Emprendedores Globales Emergentes por el presidente Obama.

Tuvo la visión de conectar el ecosistema tecnológico del Caribe con el resto del mundo y generó diversas alianzas con otros socios para poner en valor el potencial del Caribe como campo de negocios. Entre ellos Kyle Maloney, de Trinidad y Tobago, uno de los empresarios tecnológicos más prometedores del Caribe en el espacio de big data.

En diciembre pasado celebraron en el lujoso complejo de Montego Bay en Jamaica una conferencia en la que los participantes, todos ellos influyentes hombres de negocios, intercambiaron experiencias sobre cómo diseñar negocios en economías globales y mitigar los desafíos. Allí estuvieron, entre otros, Lisa Lake, directora general de Branson Center of Entrepreneurship; Allison Kopf, CEO de Agrilyst, ganadora de Tech Crunch Disrupt NY 2016, así como ejecutivos sénior de Salesforce, Dropbox y Singularity University.

LA EDUCACIÓN ES EL GRAN DESAFIO DE LA REGIÓN

Otra noticia que ha marcado el año recién finalizado en la región caribeña es la apertura de cinco nuevos centros de datos por parte de la empresa Cloud Carib. La compañía de las Bahamas está acelerando los esfuerzos para captar más participación de los mercados en soluciones de centros de datos en el Caribe. Los nuevos centros se han creado en Panamá, Jamaica, Barbados; así como unas instalaciones para almacenamiento de datos en Trinidad e Islas Caiman.

El proyecto de expansión de Cloud Carib se observa como un síntoma más de que algo se está moviendo en el ecosistema tecnológico del Caribe. En Jamaica la Universidad de Tecnología de Jamaica (UTech) tiene grandes planes para su futuro, incluidos programas de desarrollo continuo que sus promotores consideran que ​​podrá posicionar a la institución con otros gigantes tecnológicos terciarios de renombre mundial.

La Universidad de Teconología de Jamaica es uno de los grandes centros de desarrollo estratégico del país.

Esta noticia se produce en un momento de especial dinamismo para el mundo del emprendimiento en el país. Start-Up Jamaica está ayudando a los jóvenes emprendedores tecnológicos a desarrollar productos y servicios innovadores para los mercados locales e internacionales. La aceleradora es una asociación público-privada entre el Gobierno de Jamaica y el Banco de Desarrollo de Jamaica, con el apoyo del Banco Mundial, Empleo Juvenil en Industrias Digitales y de Animación. El programa fue lanzado en 2014 por el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Energía y Minería, y organizó su primer campo de entrenamiento en septiembre del mismo año. También destaca la iniciativa de Caribbean Startups, es el hogar del ecosistema de starups del Caribe. Actualmente, solo el 12% de la región tiene incubadoras y aceleradores para apoyar a las empresas locales. El objetivo de esta organización es alcanzar el 100% para 2020 facilitando la programación continua y las relaciones entre empresarios y coordinadores de programas. De momento, un creciente número de startups de Jamaica está agitando el ecosistema del país.

El aspecto educacional es uno de los grandes desafíos del país. Solo el 19% de los jamaiquinos de entre 19 y 24 años está actualmente matriculadosen instituciones de educación superior, y solo el 15% de la fuerza de trabajo tiene educación terciaria. Sin embargo, después de un proyecto de expansión y mejora recientemente completado y financiado por el Banco de Desarrollo del Caribe (CDB), se registró un importante incremento de matriculaciones en UTech. El proyecto ha consolidado la esperanza de que la universidad pueda ser un trampolín para impulsar la educación, la capacitación y la certificación para aumentar la productividad y la prosperidad en Jamaica, particularmente en campos relacionados con ciencia, tecnología e ingeniería.

Ruel Reid, Ministro de Educación, Juventud e Información de Jamaica, reveló recientemente que, pese a los esfuerzos realizados por el proyecto UTech Enhancement, todavía existen menos de 500 graduados en ingeniería en el país, cifra que impide que el sector se desarrolle en la medida necesaria. “Tenemos que liderar una revolución para que la ciencia y la tecnología sean algo que nuestros estudiantes aspirar a lograr. Y nosotros, como caribeños y jamaiquinos, podemos conquistar el mundo de las matemáticas y las ciencias, y la Universidad de Tecnología se convertirá en el nuevo MIT del Caribe y la región de América Latina “, dijo.

En esta misma línea, se enmarca la creación en Guyana del Centro de Excelencia en Tecnología de la Información (CEIT), que se ha creado en colaboración con el gobierno de la India.

El gobierno de este país ha equipado el centro con ordenadores, material académico y soluciones tecnológicas. Un equipo de profesionales de TI de la India tiene la responsabilidad de instruir a 500 guyaneses. El plan es que dentro de dos años, después de capacitar a un número suficiente de guyaneses en tecnología de la información, India entregará el centro al gobierno de Guyana. El centro imparte una amplia variedad de cursos de tecnología, que incluyen redes, ciberseguridad, desarrollo de software y gestión de proyectos de TI.

La manera en la que el modelo educativo se adapte a las nuevas necesidades el mercado tecnológico será clave para que el Caribe se convierta definitivamente en uno de los grandes centros tecnológicos de América Latina.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Pin It on Pinterest