Deportes

Los peloteros latinos que más impactarán en la temporada 2019 de Grandes Ligas

El dominicano Nelson Cruz conectó en 2018 con los Marineros de Seattle 37 cuadrangulares e impulsó 97 carreras.

La actuación de los peloteros latinoamericanos volverá a ser determinante en las aspiraciones de sus equipos de avanzar a la Serie Mundial 2019.

Esta será una temporada en la que no pocos veteranos jugadores latinos tratarán de consolidar un legado que les abriría las puertas del Salón de la Fama, en Cooperstown; mientras, un grupo de jóvenes talentos intentará demostrar que lo logrado en la pasada campaña no fue obra de la casualidad.

PanamericanWorld les propone acercarse a los retos que afrontarán los 10 peloteros latinos que más impactarían en sus franquicias este año. En nuestra selección aparecen cuatro dominicanos, tres venezolanos, dos puertorriqueños y un cubano.

Esa diversidad está muy presente en las nóminas de las 30 franquicias de las Mayores que, en 2018, recibieron más de 500 peloteros latinoamericanos en los entrenamientos primaverales.

Los peloteros cubanos que podrían firmar en las Mayores y ligas caribeñas

RETORNO DEL TIGRE CABRERA Y NUEVAS AVENTURAS PARA MACHADO, CRUZ Y PUIG

El venezolano Miguel Cabrera fue considerado, durante mucho tiempo e incluso contra los criterios de algunos sabermétricos, como el pelotero más completo de Grandes Ligas. En sus 16 años en las Mayores, el “Tigre” lo ha ganado todo: un anillo de Serie Mundial, dos Premios como Jugador Más Valioso y cuatro títulos de bateo.

En 2018 apenas intervino en 38 partidos, ya que una lesión lo obligó a pasar por el quirófano. Para la nueva campaña, los Tigres de Detroit confían en que su cuarto bate esté totalmente recuperado y con el incentivo de 30 millones de dólares como parte de su contrato pueda al menos acercarse a los números que logró en 2015 y 2016.

Miguel Cabrera
El venezolano Miguel Cabrera fue considerado durante mucho tiempo el pelotero más completo de Grandes Ligas.

Otro veterano latino, con 15 años de experiencia en Grandes Ligas, del cual su nuevo equipo también espera muchísimo es el dominicano Nelson Cruz. En 2018, con los Marineros de Seattle, conectó 37 cuadrangulares e impulsó 97 carreras. Estos números impresionaron a la gerencia de los Mellizos de Minnesota que le ofreció un contrato de 2 años por 26 millones de dólares.

Una buena temporada podría convertir a Cruz en el nuevo miembro del club de los 400 jonrones, ya que aparece con 360. ¿Tendrá el dominicano una plaza en Cooperstown, como premio a una carrera que incluye dos Bates de Plata y seis apariciones en el Juego de Estrellas, pero también una suspensión por uso de sustancias prohibidas?

Después de perder la Serie Mundial con los Dodgers y pasar a ser agente libre, el dominicano Manny Machado fue pretendido por al menos cinco franquicias. Finalmente, los Padres de San Diego ganaron la carrera y firmaron al jugador por la asombrosa cantidad de 300 millones de dólares. Machado será, por la siguiente década, el líder de un equipo en reconstrucción que aspira a ser contendiente en el fortísimo Oeste de la Liga Nacional.

En sus siete años en las Mayores, Manny ha disparado 175 jonrones, con 513 impulsadas, un promedio ofensivo de 282 y un OBP de 335. Además, sus habilidades defensivas le han permitido ganar en dos ocasiones el Guante de Oro en la tercera base.

Manny Machado
En sus siete años en las Mayores, Manny Machado ha disparado 175 jonrones, con 513 impulsadas, un promedio ofensivo de 282 y un OBP de 335.

Tras ceder en dos Clásicos de Otoño de manera consecutiva, los Dodgers optaron por cambiar a varios peloteros. Uno de ellos fue el cubano Yasiel “Caballo Salvaje” Puig. El movimiento resultó sorpresivo, ya que el número 66 era el jardinero derecho regular; pero parece que su actitud, dentro y fuera del terreno, siguió molestando a la gerencia, por lo que lo traspasaron a los Rojos de Cincinnati.

El talentoso jugador llega a una franquicia con muchísima menor cobertura mediática y sin tanta presión por un título, una combinación que pudiera ayudarlo a mejorar su rendimiento. En seis años en Hollywood, el cubano promedió 279, con un OBP de 353, 108 jonrones y 331 cuadrangulares. Tal vez el director Dave Roberts no lo sepa ahora, pero en el futuro no lejano extrañará a Puig.

Yasiel Puig puede ser uno de los jugadores clave en la temporada de los Rojos de Cincinnati.

El equipo Todos Estrellas de Cuba en Grandes Ligas

EL LEGADO DE ALBERT PUJOLS

El dominicano Albert Pujols ha construido una espectacular carrera que lo llevará, sin dudas, al Salón de la Fama. Sus tiempos de bateador indetenible con los Cardenales de San Luis quedaron definitivamente en el pasado y las formaciones especiales defensivas que ahora le hacen los equipos, unido a las lesiones, han incidido en un declive de sus estadísticas con el uniforme de los Angels de Los Ángeles. A pesar de esto, Pujols es un ícono que, a sus 39 años, todavía despierta temor en los lanzadores.

El dominicano Albert Pujols ha construido una espectacular carrera que lo llevará, sin dudas, al Salón de la Fama.

¿Podrá superar Pujols la barrera de los 700 jonrones? En 18 años ha disparado 633 cuadrangulares y tiene aseguradas tres temporadas más con los Angels, por 87 millones de dólares. Si las lesiones le dan un respiro, Pujols se convertirá en el cuarto pelotero en la historia de las Mayores en sobrepasar los 700 vuelacercas, solo superado por Barry Bonds (762), Hank Aaron (755) y Babe Ruth (714).

El equipo Todos Estrellas del béisbol en República Dominicana

LOS MÁS SERIOS ASPIRANTES A JUGAR LA SERIE MUNDIAL 2019

Estos cuatro peloteros latinos jugarán la temporada 2019 en equipos considerados entre los principales favoritos para llegar a la Serie Mundial: José Altuve (Astros), Francisco Lindor (Indios), Luis Severino (Yankees) y Javier Báez (Cachorros).

El venezolano José Altuve estuvo parado durante buena parte de la pasada temporada debido a las lesiones.

En 2018, las lesiones molestaron tanto al venezolano José Altuve que solo pudo intervenir  en 137 de los 162 partidos de los Astros de Houston y vio rota su cadena de cuatro años consecutivos con al menos 200 jits.

El “pequeño gigante” de 168 centímetros de altura terminó con los números más bajos en el último lustro (13 jonrones, 61 impulsadas, 386 OBP) y en los playoff tampoco pudo mostrar su habitual despliegue ofensivo. Para la venidera campaña, el director A.J. Hinch confía en que Altuve esté recuperado, al igual que el boricua Carlos Correa. El aporte de este dúo será fundamental en las aspiraciones de los Astros de regresar al Clásico de Otoño.

Los Indios de Cleveland han ganado fácilmente su división en las últimas dos temporadas, pero luego han cedido en la ronda divisional de los playoff. Para 2019, el manager Terry Francona quiere que las cosas sean diferentes, por lo que exigirá más a sus estrellas, con énfasis en el boricua Francisco Lindor, de 24 años.

Francisco Lindor está considerado entre los tres torpederos más completos en las Mayores y apenas ha jugado cuatro temporadas.

Este torpedero ya está entre los tres más completos en las Mayores y apenas ha jugado cuatro temporadas. En 2018, Lindor tuvo su mejor año ofensivo, porque disparó 38 cuadrangulares, impulsó 92 carreras y fue el jugador con más carreras anotadas (129) en Grandes Ligas.

Con estos números ganó su segundo Bate de Plata consecutivo. Las esperanzas de los Indios de ganar la Serie Mundial por primera vez desde 1948 pasan por el bate y el guante de Lindor.

Otro joven boricua jugador de cuadro que se ha convertido en uno de los líderes de su equipo es Javier Báez. En la temporada anterior fue el máximo impulsador en Grandes Ligas, con 111 y su línea estadística resultó excelente: 34 jonrones, 40 dobles, promedio de 290 y 326 de OBP.

Los Cachorros de Chicago decepcionaron con su revés en el partido de comodín; pero Joe Maddon espera que, en 2019, su equipo no solo gane la división Central, sino que pueda retornar a la Serie Mundial. Para lograr este propósito, el bateo de Báez será clave.

Otro joven boricua jugador de cuadro que se ha convertido en uno de los líderes de su equipo es Javier Báez.

El talento latino cada vez es más visible en Grandes Ligas y un ejemplo fehaciente es el del venezolano Ronald Acuña. Con solo 20 años, los Bravos de Atlanta decidieron subirlo al primer equipo y esa decisión probablemente haya salvado la temporada del equipo.

El impacto de Acuña fue inmediato y sus números muestran su rápida adaptación al máximo nivel del béisbol: 26 jonrones, 64 impulsadas, 293 de promedio y 366 de OBP en solo 111 juegos. No hubo sorpresas cuando se hizo oficial que Acuña era el ganador del premio al Novato del Año en la Liga Nacional.

¿Podrán los Bravos recuperar el aura ganadora de la etapa de Bobby Cox, Gregg Maddux, Tom Glavine y Chipper Jones? Una de las posibles respuestas a esa pregunta pasa por el bate de Acuña.

El venezolano Ronald Acuña es uno de los grandes valores del beisbol mundial.

El poder latino se siente con más fuerza desde el cajón de bateo; aunque hay varios lanzadores que también entran en la categoría de estrellas (o están cerca de serlo). Aroldis Chapman y Edwin Díaz son dos de los cerradores más eficientes de las Mayores; mientras, José Berrios es el brazo más confiable de los Mellizos, Marco González será el primer abridor de los Marineros de Seattle y los veteranos Johny Cueto y Félix Hernández esperan acercarse a su forma deportiva de antaño. Entre todos ellos sobresale el dominicano Luis Severino, de 24 años.

El dominicano Luis Severino se enfrenta a grandes desafíos esta temporada.

No es nada fácil ser el líder de la rotación abridora del equipo más mediático, querido/odiado de Grandes Ligas. La presión de lanzar en el Yankee Stadium es enorme; pero todo parece indicar que Severino ha encajado bien.

En 2017, en su tercera temporada, ya mostró lo que podía hacer, al ganar 14 partidos, con un promedio de carreras limpias de 2,98. Un año más tarde su rendimiento fue mejor: 19 triunfos, 10,3 ponches por juego, 3,39 de promedio y un WHIP de 1,145.

Todos esperábamos que Severino subiera al box el día inaugural de la campaña 2019; sin embargo, una lesión en el hombro de lanzar lo mantendrá alejado del terreno al menos un mes. De seguro los Yankees sentirán su ausencia, aunque tratarán de no apresurar su retorno, porque en su empeño de sobrepasar a los súper favoritos Medias Rojas de Boston necesitarán que el brazo de Severino sea capaz de lanzar rectas cercanas a las 100 millas por horas.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Pin It on Pinterest