Los llamaron los “Juegos del Silencio”. Por primera vez en la historia de las citas estivales, el público no pudo entrar a ninguna instalación, en una ciudad que nunca perdió el temor  por el coronavirus. Ni siquiera la formidable actuación de los atletas japoneses pudo encender el interés de un país que asumió, quizás con resignación, la organización del principal evento deportivo del planeta.

A pesar de todo esto, Tokio fue una excelente anfitriona. Durante dos semanas de competencias disfrutamos grandes triunfos, muchos récords y decisiones que trascendieron al escenario deportivo, como la retirada temporal de la gimnasta Simone Biles. ¿Cuáles fueron los mejores momentos de Latinoamérica en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020? En PanamericanWorld hicimos un recorrido por los éxitos de deportistas de diferentes países que hicieron vibrar a la región.

El salto más largo de Yulimar Rojas (Venezuela)

La venezolana Yulimar Rojas regaló uno de los mejores momentos de Latinoamérica en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 al ganar el triple salto, con un asombroso récord mundial de 15,67 metros.

Yulimar era la gran favorita y, desde el primer salto, marcó una enorme distancia con sus rivales. Por tanto, competía contra ella misma. En su último intento, la venezolana lo hizo todo perfecto: la carrera, los pasos y el estirón hasta la gloria. Logró 17 centímetros más que el anterior récord mundial, que estuvo vigente 26 años.

El intocable Mijaín López (Cuba)

El mejor luchador del estilo grecorrromano de todos los tiempos demostró en Tokio 2020 su grandeza. Mijaín López se convirtió en el primer tetracampeón olímpico de este deporte y el cuarto atleta, en la historia de las citas estivales, que gana por cuarta ocasión un mismo evento.

https://www.youtube.com/watch?v=AA4DKjvcZn4

En sus últimos 12 combates, entre Londres 2012 y Tokio, Mijaín ha marcado 55 puntos y no ha recibido ni siquiera uno solo de sus rivales. Imponente. ¿Llegará hasta París 2024? Tiene casi 39 años; pero, por lo visto en la capital japonesa, esta leyenda olímpica todavía tiene para más.

La perfección del ciclista Richard Carapaz (Ecuador)

El ciclista Richard Carapaz ganó la ruta individual y dio a Ecuador su segundo título en la historia olímpica. La “locomotora del Carchi”, como lo apodan, porque nació en esa provincia ecuatoriana, en 1993, dominó por completo la competencia.

Carapaz venció a rivales de la elite, como Tadej Pogacar, quien ganó el Tour de Francia de este año. El ecuatoriano lució muy bien a lo largo del recorrido de 240 kilómetros que incluyó la subida al icónico monte Fuji y sacó más de un minuto de ventaja a los otros ocupantes del podio, Wout van Aert, de Bélgica y el esloveno Pogacar.

https://www.youtube.com/watch?v=8mT-XJkil8I

Tras obtener el segundo oro para Ecuador en Juegos Olímpicos, 25 años después del de Jefferson Pérez en Atlanta 1996, Carapaz fue muy crítico con el poco apoyo recibido por parte de las autoridades de su país.

“Para mí esto es especial. Esto lo disfruto yo, porque al final, yo he sido un deportista que ha salido adelante casi sin el apoyo del país (…) Esto me pertenece a mí y a todos quienes realmente me apoyaron en su momento”, aseguró el campeón.

Artículo relacionado: Los atletas y equipos latinoamericanos con más opciones de ser campeones olímpicos en Tokio 2020

La perseverancia de Rebeca Andrade (Brasil)

La historia de la gimnasta Rebeca Andrade es conmovedora. En tres ocasiones tuvo que operarse de una lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Ella perseveró y llegó a Tokio como una de las favoritas. En la competencia de máximas acumuladoras sobrepasó a las atletas rusas y consiguió una histórica medalla de plata, la primera de una gimnasta de Latinoamérica en citas estivales.

https://www.youtube.com/watch?v=1zUL2guqvc0

Dos días después, Andrade subió a lo más alto del podio, al ganar la competencia del caballo de salto, con puntuación de 15,083.

El dominio cubano del boxeo

El boxeo ha sido el deporte más destacado de Cuba en la historia de los Juegos Olímpicos. En Tokio, el llamado “buque insignia” de los cubanos reafirmó su liderazgo, con cuatro títulos.

Tres de los campeones lograron su segunda corona en citas estivales: Julio César La Cruz, apodado “La Sombra” quien ganó la división de 91 kilogramos; Arley López triunfó en los 81 kilos y Roniel Iglesias venció en los 69 kilos.

https://www.youtube.com/watch?v=Z6vCG8cAFg8

El otro campeón, Andy Cruz, cumplió con los pronósticos que lo daban como el gran favorito para conquistar la división de 63 kilogramos.

Neisi Dajomes, la primera campeona olímpica de Ecuador

Neisi Dajomes fue protagonista de uno de los mejores momentos de Latinoamérica en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ella entró en la historia del deporte ecuatoriano, al convertirse en la primera campeona olímpica de ese país. A sus 23 años, esta espectacular levantadora de pesas logró el oro en la división de 76 kilogramos. En total levantó 263 kilogramos, 118 en arranque y 145 en envión.

https://www.youtube.com/watch?v=gXaVvjYV8is

Dajomes dedicó el triunfo a su madre y su hermano: “Pasé momentos duros, perdí a mi madre (Sandra) y hace poco a mi hermano Javier Palacios, por quien estoy aquí, y todos mis logros son dedicados a su memoria”.

Canoa cubana cumple el sueño olímpico

La dupla de Fernando Jorge y Serguey Torres obtuvo el primer título olímpico para Cuba en el canotaje, en una emocionante competencia de C2 a 1000 metros, en la que superó, en los metros finales, al bote de China.

Los cubanos marcaron un tiempo de 3:24.995, lo que representó un nuevo récord olímpico.

https://www.youtube.com/watch?v=ceK0Ly0d-dw

La corrida sobre las olas de Italo Ferreira (Brasil)

El primer campeón olímpico del surf fue el brasileño Italo Ferreira. La tormenta tropical Nepartak complicó la competencia y hubo fuertes marejadas; pero poco importó esto para Ferreira quien supo dominar olas que superaron los dos metros de altura.

No fue una victoria fácil, como no ha sido fácil la carrera deportiva de Italo, quien tiene orígenes muy humildes, en el pueblo costero Baía Formosa. Al agarrar la primera ola, se le rompió la tabla; pero, afortunadamente para él, tuvo tiempo para tomar otra tabla y volver a la competencia.

Isaquias Queiroz Dos Santos hace historia en el piragüismo (Brasil)

Isaquias Queiroz Dos Santos ganó el C1 a 1000 metros y entró en la historia como el primer latinoamericano que triunfa en esta competencia en los Juegos Olímpicos.

Cuatro años atrás, en Río, Dos Santos terminó segundo, en la misma modalidad. Ahora, en el Canal Sea Forest, de la capital japonesa, el brasileño entró primero en la meta, con tiempo de 4:04.408.

Luis Orta, la mayor sorpresa de Cuba en Tokio 2020

El luchador del estilo grecorromano Luis Orta ha sido la gran sorpresa de Cuba en Tokio 2020. Nadie contaba con él en los pronósticos; pero, en la competencia, este luchador, de los 60 kilogramos, dejó en el camino a rivales con más experiencia.

https://www.youtube.com/watch?v=CVNe6lcmb9k

En la final enfrentó al bicampeón mundial, el japonés Kenichita Fumiro. El cubano dominó al local y salió llorando del colchón, tras obtener el título más inesperado para su país en esta cita estival.

Jasmine Camacho-Quinn voló sobre las vallas (Puerto Rico)

La puertorriqueña Jasmine Camacho-Quinn, de 26 años, conquistó el título en los 100 metros con vallas, al ganar la final con tiempo de 12,37 segundos.

En la semifinal, Camacho-Quinn impuso récord olímpico, con 12,26 segundos. “En un país tan pequeño, esto le da un poco de esperanza a la gente. Solo me alegra haber sido la persona que lo ha hecho. Todo es posible. Estoy realmente feliz ahora mismo”, aseguró la primera campeona olímpica boricua del atletismo.

Una brasileña brilla en el maratón acuático

La brasileña Ana Marcela Cunha se convirtió en campeona olímpica de la natación en aguas abiertas. Ella nadó los 10 kilómetros con tiempo de 1:59.30.

“Esta medalla de oro representa mucho para mí. En 2008 no tuve ninguna posibilidad de ganar, en 2012 no me clasifiqué y en Rio no respondí en la carrera como mi entrenador y yo esperábamos”, reconoció Cunha.

Cuatro medallas olímpicas para Idalis Ortiz (Cuba)

La mejor judoca cubana de todos los tiempos, Idalis Ortiz, logró su cuarta medalla olímpica, en la división de más de 78 kilogramos.

Ortiz enfrentó en la final a la japonesa Akira Sone. El combate se fue al tiempo extra (punto de oro) y aquí la nipona prevaleció. Esta fue la segunda presea de plata de Idalis, quien se proclamó campeona en Londres 2012 y fue medallista de bronce en Beijing 2008.

Mariana Pajón, otra vez en el podio olímpico (Colombia)

La colombiana Mariana Pajón engrandeció su leyenda olímpica, al ganar la medalla de plata en el BMX.

En la final, Mariana marcó 44,448 segundos y entró por detrás de la británica Bethany Schriever quien hizo 44,358. De esta forma, Mariana se convirtió en la única deportista de Colombia que ha obtenido tres medallas olímpicas, tras los títulos en Londres 2012 y Río 2016.

La magia de Rayssa Leal, la “pequeña hada” (Brasil)

En el recuento de los mejores momentos de Latinoamérica en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no puede faltar la niña brasileña Rayssa Leal. A sus 13 años, esta “pequeña hada” encantó a todos, en el debut del skate en citas estivales.

En la modalidad de calle, Leal terminó en la segunda posición y solo fue superada por otra niña, la japonesa Momiji Nishiya, también de 13 años. Rayssa es la atleta brasileña más joven en obtener una medalla en Juegos Olímpicos.

El peso sobre los hombros de Julio Rubén Mayora (Venezuela)

Julio Rubén Mayora logró la segunda medalla olímpica en el levantamiento de pesas en la historia del deporte venezolano. En la división de 73 kilogramos, Mayora levantó, en total, 346 kilos, con los que quedó detrás del chino Shi Zhiyong, quien estableció un nuevo récord olímpico y mundial, con 364 kilos.

Dos medallas olímpicas de Luis Javier Mosquera (Colombia)

El colombiano Luis Javier Mosquera protagonizó otro de los mejores momentos de Latinoamérica en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. En la división de 67 kilogramos, este pesista estuvo muy cerca de alcanzar el título, pero el chino Lijun Chen, actual campeón del mundo, levantó un kilogramo más, 332 por 331.

Esta fue la segunda medalla olímpica de Mosquera. En la anterior cita estival, en Río 2016, concluyó en la cuarta posición; pero el ocupante del tercer lugar, Izzat Artykov, de Kirguistán, compitió dopado, por lo que fue despojado de la presea por el Tribunal de Arbitraje Deportivo. Tres años después, en 2019, finalmente Mosquera recibió esa medalla de bronce.

El día histórico de República Dominicana en Juegos Olímpicos

El sábado 31 de julio fue un día histórico para República Dominicana. El levantador de pesas Zacarías Bonnat obtuvo la medalla de plata, en la división de 81 kilogramos, con un total de 367 kilos. Horas más tarde, el relevo mixto de 4×400 metros asombró a todos en el Estadio olímpico de Tokio.

La hazaña la comenzó Lidio Andrés Feliz quien entregó el batón, en la cuarta posición, a Marilady Paulino. Ella hizo la mejor carrera de su vida, porque colocó a su país en la primera posición. Anabel Medina mantuvo el liderato, pero Alexander Ogando pareció quedarse sin fuerzas en el tramo final. Cuando quedaban pocos metros, Ogando apretó el paso y, de manera espectacular, superó a Estados Unidos en la meta, para darle a República Dominicana la medalla de plata.

De esta forma, Marilady y Anabel se convirtieron en las primeras medallistas olímpicas de República Dominicana.

La puntería de Leuris Pupo

El cubano Leuris Pupo volvió a subir al podio olímpico. En su sexta participación en citas estivales, este tirador alcanzó la medalla de plata, en la pistola de tiro rápido, a 25 metros, la misma especialidad en la que conquistó el título en Londres 2012. El éxito se engrandece al conocer que, desde 2019, Pupo no participaba en ninguna competencia oficial. Además, por la falta de balas, apenas podía practicar en su país.

La mala suerte de Juan Miguel Echevarría

El saltador de longitud cubano Juan Miguel Echevarría terminó con la medalla de plata, en una emocionante competencia, en la que tuvo muy mala suerte.

Echevarría logró 8,41 metros y parecía que con ese salto podría alcanzar el título; pero luego se lesionó y todo comenzó a derrumbarse. En la última oportunidad el griego Tentoglou llegó hasta esa misma distancia, pero con un mejor segundo salto, por tanto, pasó al primer lugar.

Con evidentes muestras de dolor, Echevarría trató de dar un último salto, sin embargo, la lesión apenas lo dejó correr.  Entre lágrimas, el cubano abrazó a su coterráneo, Maykel Massó, quien alcanzó el bronce, en esa misma competencia.

Tamara Salazar levanta a Ecuador

La pesista Tamara Salazar obtuvo la tercera presea para Ecuador en Tokio 2020. En la división de 87 kilogramos, ella levantó en total 263 kilogramos, divididos en 113 en el arranque y 150 en el envión.  En esta misma competencia, otra atleta latinoamericana, la dominicana Crismery Santana, conquistó el bronce.

Colombianos sorprenden en el atletismo

Dos colombianos sorprendieron con sus medallas de plata en el atletismo: Anthony José Zambrano, en los 400 metros planos y Sandra Arenas, en los 20 kilómetros marcha.

Zambrano tuvo un cierre formidable y entró segundo en la meta, con 44,08 segundos, solo por detrás del bahamés Steven Gardiner.

Mientras, Arenas recorrió la distancia en 1:29.37 y solo fue superada por la italiana Antonella Palmisano.