La pregunta sobre quién ha sido el mejor futbolista de Bolivia en la historia divide a los seguidores del deporte en dos grupos: los que prefieren a Víctor Agustín “El Maestro” Ugarte y los que optan por Marco Antonio “El Diablo” Etcheverry. Ambos brillaron en diferentes momentos del siglo XX y son ídolos nacionales.

¿Qué otros jugadores incluirías en tu listado de mejores futbolistas bolivianos de todos los tiempos? PanamericanWorld hizo su selección, donde combinamos figuras del pasado con otras que han brillado en décadas más recientes.

En Bolivia el fútbol es el deporte que más pasiones despierta entre los aficionados. “La Verde”, como se conoce al equipo nacional, ha participado en tres ediciones de la Copa Mundial (1930, 1950 y 1994); además ha competido en 26 ocasiones en la Copa América, con un título en 1963 que se considera el mayor logro histórico del equipo. En las últimas dos décadas, “La Verde” ha cedido terreno y ni siquiera se ha acercado a los puestos de clasificación en Sudamérica para las Copas Mundiales. Su resultado más significativo en este período se remonta a 1997, cuando el equipo perdió 1-3 ante Brasil en la final de la Copa América, frente a su público, en el estadio Hernando Siles, de La Paz.

A nivel de clubes, la rivalidad entre Bolívar y The Strongest es la más intensa de la Liga de fútbol profesional. Bolívar ha sido el más exitoso, con 29 títulos nacionales y un subcampeonato en la Copa Sudamericana de 2004, en la que cayó en la final frente a Boca Juniors.

Marco Antonio “El Diablo” Etcheverry

Etcheverry ha sido, para muchos, el mejor futbolista de Bolivia. Nació en Santa Cruz de la Sierra y desde las categorías juveniles mostró que era un jugador diferente. En 1986, “El Diablo”—como lo apodaban por su “endemoniado” juego—formó parte de la selección boliviana de menores de 16 años que ganó el Campeonato Sudamericano, donde fue líder goleador.

Después vino el salto a los clubes profesionales. En el Destroyers de su ciudad natal estuvo entre 1986 y 1989 y luego jugó con Bolívar en 1990 y 1991, con el que se proclamó campeón el último año. Su talento llamó la atención en España y el Albacete, que en ese momento jugaba en la primera división, le extendió un contrato. Las cosas no le salieron muy bien a Etcheverry en Europa, así que en 1993 retornó para jugar en el Colo Colo de Chile. Tras una breve estancia en el América de Cali, en 1996 Etcheverry debutó en el DC United. Allí logró sus mejores resultados, porque obtuvo tres títulos de MLS, en 1996, 1997 y 1999; además conquistó la Copa de Campeones de Concacaf y la Copa Interamericana, en 1998. Su carrera a nivel de clubes terminó en 2004, con el Bolívar.

Etcheverry jugó 71 partidos oficiales con “La Verde” y marcó 13 goles. Formó parte del equipo subcampeón de la Copa América, en 1997 y también jugó la Copa Confederaciones de 1999. Su actuación fue clave para la clasificación de Bolivia a la Copa Mundial de 1994; aunque, de seguro, “El Diablo” no guarda el mejor recuerdo de aquel evento. Etcheverry afrontó varias lesiones antes de la Copa, por lo que no fue titular en el primer partido, contra Alemania En el minuto 79, el técnico Xabier Azkargorta decidió ingresar al “Diablo”, pero 240 segundos más tarde, el árbitro Arturo Brizio Carter expulsó al boliviano. Esto le costó no volver a pisar la cancha en el Mundial.

Artículo relacionado: Los diez mejores futbolistas de Argentina de la historia

Víctor Agustín “El Maestro” Ugarte

Ugarte fue el mejor futbolista de Bolivia entre finales de los años cuarenta y principio de los sesenta. Entre 1947 y 1958 jugó en el Bolívar, después pasó a San Lorenzo de Almagro de Argentina y, más tarde, al Once Caldas de Colombia.

Su gran momento con el uniforme de “La Verde” fue en la Copa Sudamericana de 1963. Tenía 37 años y ese era su último torneo. La despedida fue espectacular, porque “El Maestro” marcó los dos goles ante Brasil que dieron el título a Bolivia. Hasta la década de los noventa, Ugarte tuvo los récords más importantes de la selección nacional, entre ellos el de mayor cantidad de partidos jugados y goles marcados.

Jaime Moreno

Este jugador fue seleccionado, junto a Etcheverry, entre los mejores futbolistas de las dos primeras décadas de la MLS. Al igual que el “Diablo”, Moreno brilló en el DC United, con el que ganó cuatro Copas MLS (1996, 1997, 1999, 2004) y una Copa de Campeones de la Concacaf, en 1998.

En cinco ocasiones fue incluido entre el Once ideal de la temporada de la MLS y se convirtió en el primer jugador en esa competición en lograr 100 goles y 100 asistencias. Con la selección nacional boliviana, Moreno jugó 75 partidos, entre 1991 y 2008, en los que marcó ocho goles. Jugó en cinco ediciones de la Copa América y estuvo en la Copa del Mundo, en 1994.

Máximo Alcócer

Este delantero fue otro de los mejores futbolistas bolivianos de finales de los cincuenta y principios de los sesenta. Jugó con clubes entre 1954 y 1963 y formó parte del equipo campeón del Campeonato Sudamericano, en 1963, donde terminó como líder goleador. Entró en la historia como el primer boliviano que marcó un gol en la Copa Libertadores.

Erwin “Chichi” Romero

Romero pasó por varios clubes bolivianos, desde el Destroyers hasta Bolívar, con el que ganó dos títulos nacionales. Además, también vistió el uniforme de Oriente Petrolero y The Strongest. En la década del ochenta del siglo pasado fue el l