En la historia del deporte ecuatoriano encontramos momentos espectaculares. Imposible no emocionarnos cuando recordamos las carreras de Jefferson Pérez, los goles de Alberto Spencer, los pases de Alex Aguinaga, los golpes precisos con la raqueta de Andrés Gómez o los pedalazos de Richard Carapaz.

Seleccionar los diez hitos que han marcado al deporte ecuatoriano no es sencillo; pero en PanamericanWorld aceptamos el reto y preparamos un listado donde incluimos los momentos más espectaculares de formidables atletas y equipos que brillaron en diferentes especialidades.

El cielo olímpico de Jefferson Pérez

Elegir un solo momento en la carrera de Jefferson Pérez, el deportista ecuatoriano más exitoso de todos los tiempos, es muy complicado; pero, sin dudas, el 26 de julio de 1996 puede considerarse el día más glorioso de esta leyenda del atletismo.

Ecuador había participado en los Juegos Olímpicos desde la cita de 1924, pero hasta 1996 no contaba con una medalla. Esto cambió gracias a Jefferson. En la edición de Atlanta, en los 20 kilómetros marcha, Jefferson tuvo una reñidísima carrera contra el ruso Ilya Markov y el mexicano Bernardo Segura. El ecuatoriano logró mantener la punta y entró triunfal en la meta, nueve segundos antes que el ruso. De esta manera se convirtió en el primer y, hasta ahora, único campeón olímpico de Ecuador.

Después llegaron muchos más triunfos. Jefferson fue campeón mundial en tres ocasiones consecutivas y sumó otra medalla olímpica, de plata, en la cita de Beijing, en 2008; pero nada superó a lo sucedido aquella tarde de julio de 1996.

Artículo relacionado: Los 10 mejores deportistas de Ecuador de la historia

Richard Carapaz, la imparable “locomotora del Carchi”

Richard Carapaz logró una de las mayores hazañas del deporte ecuatoriano: en 2019 conquistó el Giro de Italia, una de las tres carreras más importantes del ciclismo en el mundo. Carapaz, del equipo Movistar, ganó dos etapas del Giro y terminó, en la clasificación general, con ventaja de un minuto y cinco segundos sobre el ocupante del segundo lugar, Vincenzo Nibali.

Alberto Spencer, en la cima del fútbol

Alberto Spencer es considerado por no pocos como el mejor futbolista en la historia de Ecuador. “Cabeza mágica”, como lo apodaban, todavía es el líder goleador de la Copa Libertadores, con 54 anotaciones. Uno de sus momentos más recordados probablemente haya sido la final de la Copa Intercontinental, en 1961.

El Peñarol de Uruguay, con Spencer como una de sus figuras principales, enfrentó al todopoderoso Benfica, donde jugaba Eusebio. En el partido de vuelta, efectuado en el estadio “Centenario”, de Montevideo, el 17 de septiembre, el ecuatoriano anotó dos goles y con esto ayudó al triunfo de Peñarol, que así empató la serie. Entonces fue necesario desarrollar un desafío extra. Dos días después, el club uruguayo ganó nuevamente y se convirtió en el primer equipo sudamericano que conquistó la Copa Intercontinental, antecedente del actual Mundial de clubes de la FIFA.

Rolando Vera, el “Chasqui de Oro” que esperaba el nuevo año corriendo

La carrera internacional de San Silvestre, en Sao Paulo, se celebra en una fecha especial: el último día del año. Un cuencano, Rolando Vera, apodado el “Chasqui de Oro”, logró ganar en ¡cuatro ocasiones consecutivas! esta prestigiosa competición que se extendía, en aquel momento, por 12,6 kilómetros. Su último triunfo ocurrió el 31 de diciembre de 1989, cuando recorrió la distancia en 36 minutos y 45 segundos y superó a 10 000 competidores.

Un Grand Slam para Andrés Gómez

Andrés Gómez ha sido, con diferencia, el mejor tenista ecuatoriano de todos los tiempos. En su exitosa carrera profesional logró 21 títulos individuales, entre ellos un Grand Slam: el Roland Garros.

En París, el 10 de junio de 1990, Gómez enfrentó en la final del torneo al estadounidense Andre Agassi. El partido fue muy reñido, ya que el ecuatoriano ganó el primer set, 6-3; pero Agassi empató con un 6-2. A partir de ahí, todo fue a favor de Andrés quien con un doble 6-4 se convirtió en el primer y único ecuatoriano con un título de Grand Slam. Esa temporada, gracias en buena medida a lo logrado en la capital francesa, Gómez ocupó el cuarto puesto del ranking mundial individual, la mejor ubicación de un tenista ecuatoriano. Cuatro años antes había alcanzado la cima de ese listado, aunque en la modalidad de dobles.

Liga de Quito, campeón de América

El 2 de julio de 2008, en el estadio “Maracaná”, de Río de Janeiro, el fútbol ecuatoriano vivió uno de los triunfos más llamativos de su historia. Ese día, Liga Deportiva Universitaria de Quito venció, en la tanda de penales, al Fluminense y se convirtió en campeón de la Copa Libertadores, el único club ecuatoriano que ha conquistado el principal torneo de clubes del continente.

Bajo la dirección de Edgardo Bauza, Liga dejó en el camino a los argentinos Estudiantes de La Plata, San Lorenzo y al América de México. En la final, en Quito, dio un golpe de autoridad al triunfar 4-2 sobre el Flu; pero el club brasileño remontó y con la victoria por 3-1, en el “Maracaná”, forzó los penales. Allí, el portero José Cevallos fue la figura, con tres lanzamientos atajados. Joffre Guerrón fue elegido como el jugador más valioso del certamen y Luis Bolaños fue el máximo goleador de Liga, con cinco anotaciones.