El deporte peruano ha vivido momentos espectaculares que han quedado guardados en la memoria. En PanamericanWorld preparamos un compendio de esos triunfos, donde incluimos desde el título de la selección nacional de fútbol en la Copa América, en 1975, hasta la medalla de oro de Edwin Vázquez, el único campeón olímpico del país.

El “Cholo” Sotil desató la locura en la Copa América de 1975

Perú es un país que respira fútbol, por lo que los éxitos de sus clubes y de su selección nacional ocupan un lugar importante en el imaginario de los seguidores del deporte. El triunfo más importante del equipo mayor, sin dudas, ha sido el título de la Copa América, en 1975.

Aquella selección fue dirigida por Marcos Calderón y tenía en sus filas a dos leyendas del fútbol peruano, como Teófilo Cubillas y Hugo “Cholo” Sotil. Para avanzar a la final, la Blanquirroja tuvo un poco de suerte, pues en los dos partidos de semifinales contra Brasil hubo un triunfo para cada bando. En esa época no se aplicaba el valor doble de los goles como visitante, así que el ganador se decidió mediante ¡un sorteo! La niña elegida sacó de la urna el papel con el nombre “Perú”, por lo que de esta extraña y polémica forma se determinó al otro finalista del evento.

Aquella Copa América no se jugó en una sede única, así que Perú y Colombia disputaron una serie con partidos de ida y vuelta. Los colombianos comenzaron delante, con un triunfo en Bogotá, por la mínima; pero en el estadio Nacional de Lima, los peruanos vencieron por 2-0, con goles de Juan Carlos Oblitas y Oswaldo Ramírez. Esta vez, afortunadamente, no se aplicó el sorteo, sino que se jugó un partido extra, para decidir al campeón.

El 28 de octubre de 1975, el Estadio de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas, acogió al duelo decisivo. Todo Perú vibró con el gol de Sotil, en el minuto 25, que dio a la Blanquirroja el título de América.

Puntería dorada de Edwin Vázquez

El tiro es el deporte que más medallas ha aportado a Perú en Juegos Olímpicos. Hasta ahora el único campeón ha sido Edwin Vázquez quien llegó a lo más alto del podio en la cita de Londres, en 1948, en la modalidad de pistola libre a 50 metros.

Aquel fue un triunfo especial e inesperado, porque Vázquez había sufrido una faringitis que casi no le permitió competir, además, tuvo que disparar con una pistola prestada. A pesar de todo, en el polígono militar “Bisley Camp” el peruano superó al sueco Torsten Ullman y al suizo Rudolf Schneider.

Artículo relacionado: Los 10 mejores atletas de Perú en la historia

Plata dorada del voleibol peruano en los Juegos Olímpicos de Seúl 1988

Una de las páginas más gloriosas en la historia del deporte peruano la escribió el equipo femenino de voleibol, subcampeón de los Juegos Olímpicos de Seúl, en 1988. Aquella selección, dirigida por el surcoreano Man Bok Park, tuvo un rendimiento espectacular en la cita estival y rozó la medalla de oro.

El 29 de septiembre de 1988, las peruanas enfrentaron, por el título, a la Unión Soviética. Todo parecía decidido a favor de las sudamericanas, tras ganar los dos primeros sets de manera convincente; sin embargo, las soviéticas se recuperaron y llevaron el partido al quinto set. En el tie-break, las peruanas tomaron ventaja de 13-8. Faltaban solo dos puntos para el título; pero nuevamente las soviéticas vinieron de atrás y triunfaron 17-15.

El llanto incontrolable de todo el equipo (Cenaida Uribe, Rosa García, Gaby Pérez del Solar, Sonia Heredia, Cecilia Tait, Luisa Cervera, Denisse Fajardo, Alejandra de la Guerra, Gina Torrealva, Natalia Málaga, Miriam Gallardo y Katherine Horny) fue una imagen muy impactante. A su regreso al país fueron recibidas como heroínas y vitoreadas en el Estado Nacional.

Francisco Boza, plata olímpica en Los Ángeles

La segunda medalla olímpica para el deporte peruano la logró otro formidable tirador: Francisco Boza. En 1984 estudiaba en Alemania y sus padres costearon el viaje para que se trasladara hasta Los Ángeles. Llegó tres días antes de la competencia. El 31 de julio de 1984 alegró a todo Perú, con la presea de plata en la modalidad de fosa olímpica, con 192 puntos, únicamente superado por el italiano Luciano Giovannetti.

Juan Giha, el último medallista olímpico del deporte peruano

En los Juegos Olímpicos de Barcelona, Juan Giha entró en los libros de récords del deporte peruano, al conquistar la medalla de plata, en la modalidad de skeet. El 28 de julio de 1992, el mismo día en que Perú celebraba un aniversario más de su independencia, este tirador, entonces con 37 años, derribó 222 de los 225 platillos, uno menos que el campeón, la china Zhang Shang.  

La final perdida del Sporting Cristal, en la Copa Libertadores

Dos clubes peruanos han disputado (y perdido) la final de la Copa Libertadores: la U (Club Universitario de Deportes), en 1972 y Sporting Cristal, en 1997.

En la 38va edición del torneo de clubes más importante de Sudamérica, el Sporting Cristal, dirigido por el uruguayo Sergio Markarián, clasificó a la disputa del título, tras superar a los favoritos Velez Sarsfield y Racing Club. El rival en la final fue el Cruzeiro de Brasil. En el partido de ida, celebrado en el Estadio Nacional de Lima, hubo empate a cero. En la vuelta, jugada en Belo Horizonte, un gol de Elivelton, en el minuto 54, acabó con las esperanzas peruanas. De todas formas, la actuación del Sporting Cristal ha quedado como uno de los momentos más brillantes del fútbol peruano.

El triunfo en Wimbledon de Alejandro Olmedo

Alejandro Olmedo nació en Arequipa y, aunque luego adquirió la nacionalidad estadounidense, sus logros son un orgullo para el deporte peruano.  

En 1959, Olmedo era considerado uno de los mejores tenistas del mundo. Abrió esa temporada con el título en el Abierto de Australia. Meses más tarde avanzó a la final de Wimbledon. El 3 de julio tuvo net por medio a una leyenda del tenis, el australiano Rod Laver y, aunque no era el favorito, jugó tan bien que venció a su oponente por 6-1 6-2 3-6 6-3. Esta fue la primera victoria de un tenista sudamericano en el torneo más prestigioso del planeta.

Maratonistas dorados en Juegos Panamericanos de Lima 2019

En 2019, por primera vez en su historia una ciudad peruana acogió los Juegos Panamericanos. Lima tuvo ese honor y uno de los momentos inolvidables para el deporte peruano en aquella cita ocurrió el 28 de julio, cuando se produjo el doble triunfo en la maratón de Gladys Tejeda y Christian Pacheco, en ambos casos con récords panamericanos.

Primero corrió Gladys. Cuatro años atrás la habían despojado del título panamericano por un supuesto dopaje. Ahora, frente a su público, recorrió la distancia en tiempo récord de 2 horas, 39 minutos y 55 segundos. Después llegó el turno de Pacheco quien pulverizó una marca que databa de 1983, al correr los 42 kilómetros y 195 metros en 2 horas, 10 minutos y 41 segundos.

Felipe Pomar, el primer campeón mundial de surf

El surf es un deporte muy especial en Perú. Uno de los mejores surfistas de todos los tiempos, una leyenda de esta especialidad, es el peruano Felipe Pomar. En 1965 obtuvo el título mundial, en un campeonato celebrado en Punta Rocas. El veterano surfista recuerda aquel triunfo de esta manera, en entrevista publicada en Mar Gruesa: “el día del campeonato amaneció con mar grande y con mucha neblina. Era imposible ver las olas pero se escuchaba claramente un constante rugido. Cuando levantó la neblina todos quedamos impresionados con el tamaño de las olas. El mar grande favoreció a los tablistas acostumbrados a ola grande y yo estaba entre ellos porque llevaba dos años viviendo en Hawái. Recuerdo haber sido el único peruano en la final y también recuerdo que estaba diciéndome a mí mismo: “con llegar a la final ya quedaste bien; ahora busca la ola más grande y arriesga todo. Nadie ha entrenado más, nadie se ha sacrificado más, nadie se lo merece más que tú”.

Sofía Mulanovich, reina del surf

Otra leyenda del surf es la peruana Sofía Mulanovich. En 2004 logró su primer título mundial y quince años después, cuando ya pocos contaban con ella, esta espectacular atleta se proclamó nuevamente campeona mundial ISA (International Surfing Association por sus siglas en inglés), en un evento celebrado en Japón. Allí no perdió ni un solo heat y en la final logró un puntaje total de 13,80.