República Dominicana es un país que respira béisbol. Tres de sus íconos ya forman parte del Salón de la Fama, en Cooperstown y, de seguro, en un futuro no tan lejano tanto David Ortiz como Albert Pujols serán exaltados. No obstante, en cualquier selección que se haga de los mejores deportistas de República Dominicana de todos los tiempos también hay espacio para otros atletas, de diferentes modalidades, que son leyendas de ese país caribeño.

En PanamericanWorld hemos preparado un listado con los que consideramos los mejores deportistas de República Dominicana en la historia. Nuestro primer nombre no conectó jonrones ni lanzó formidables partidos en Grandes Ligas, pero corrió más rápido que nadie los 400 metros con vallas y subió en dos ocasiones a lo más alto del podio olímpico. Además, también incluimos a un basquetbolista que se ha mantenido por más de una década en la mejor liga del mundo, a un taekwondoca medallista olímpico y mundial, otro corredor que ganó una presea olímpica y una jugadora que ha vivido los momentos más espectaculares del equipo dominicano de voleibol.

FÉLIX SÁNCHEZ (ATLETISMO)

El atleta dominicano más laureado en Juegos Olímpicos y Campeonatos Mundiales ha sido el corredor Félix Sánchez, quien nació en Estados Unidos, pero sus padres son dominicanos y siempre participó en eventos internacionales con la bandera del país caribeño. “Súper Félix”, como lo apodaban, ganó dos títulos olímpicos en los 400 metros con vallas.

En los Juegos de Atenas, en 2004, obtuvo el oro con tiempo de 47,63 segundos y, ocho años más tarde, cuando nadie contaba con él, subió a lo más alto del podio, en Londres, con el mismo tiempo marcado en la capital griega. Además, Sánchez fue dos veces campeón mundial, en Edmonton 2001 y París 2003 y alcanzó la presea de plata en la cita de Osaka, en 2007. En su amplísimo palmarés también aparecen cinco medallas en Juegos Panamericanos (una de oro, frente a su público, en 2003, otra de plata y tres de bronce). El estadio más grande de República Dominicana lleva su nombre.

JUAN MARICHAL (BÉISBOL)

Este formidable lanzador fue el primer dominicano en ser exaltado al Salón de la Fama, en Cooperstown, en 1983. Marichal estuvo la mayor parte de su exitosa carrera en Grandes Ligas con los Gigantes de San Francisco, para los que trabajó entre 1960 y 1973; luego pasó a los Medias Rojas de Boston y se retiró con los Dodgers de Los Ángeles. En total ganó 243 partidos, perdió 142, ponchó a 2303 bateadores y finalizó con un promedio de efectividad de 2,89.

PEDRO MARTÍNEZ (BÉISBOL)

El lanzador latino más dominante en la centenaria historia de Grandes Ligas por supuesto que tiene un lugar garantizado entre los mejores deportistas de República Dominicana. Pedro Martínez ganó un anillo de Serie Mundial, con los Medias Rojas de Boston, en 2004 y obtuvo tres premios Cy Young.

En sus 18 años en las Mayores Pedro “El Grande” jugó para los entonces Expos de Montreal, Boston, Mets de Nueva York y Filis de Filadelfia. Con estos equipos logró 219 victorias, ponchó a 3154 bateadores, cerró con un promedio de efectividad de 2,93,  un WHIP de 1,054 y fue invitado a 8 Juegos de Estrellas. En 2015 fue exaltado al Salón de la Fama.

Artículo relacionado: El equipo Todos Estrellas del béisbol en República Dominicana

VLADIMIR GUERRERO (BÉISBOL)

Este brillante jardinero, dueño de uno de los brazos más potentes de todos los tiempos en Grandes Ligas, jugó 16 años en las Mayores y, aunque nunca pudo ganar un título de Serie Mundial, completó una formidable carrera, en la que obtuvo ocho Bates de Plata y fue incluido en nueve ocasiones en el Juego de Estrellas.

En 2004 fue seleccionado como el Jugador Más Valioso de la Liga Americana y sus números totales reflejan su poder ofensivo: 449 cuadrangulares, 1496 carreras impulsadas y promedio general de 318. En 2018 fue exaltado al Salón de la Fama y esta noticia provocó una euforia nacional, sobre todo en Nizao, el pueblo natal de Guerrero.