Jamaica es reconocido en todo el mundo como un país de grandes corredores, aunque en la rica historia deportiva de ese país caribeño también aparecen otros atletas que llegaron a la cima en diferentes especialidades, como el fútbol, baloncesto y hasta en el béisbol.

¿Cuáles han sido los 10 mejores atletas de Jamaica de todos los tiempos? No es una selección fácil, pero en Panamericanworld nos arriesgamos a confeccionar un listado en el que tomamos en cuenta los resultados obtenidos por hombres y mujeres que, aunque tal vez luego hayan competido por otro país, nacieron y dieron sus primeros pasos deportivos en Jamaica.

USAIN BOLT, EL JAMAICANO MÁS FAMOSO DEL MUNDO

Antes de que Usain Bolt nos asombrara con su enorme talento para correr más rápido que nadie, quizás el jamaicano más famoso del mundo fuera Bob Marley, un genio musical a quien le debemos la globalización del reggae. Todo cambió cuando, a partir de 2008, Bolt fue indetenible en las pistas y conquistó a todos los fanáticos, no solo por ser el mejor velocista en la historia, sino también por su extraordinario carisma.

Bolt obtuvo en total ocho títulos olímpicos y 11 coronas mundiales. Dejó las pistas tras el Mundial de Londres 2017, pero sus récords podrían permanecer para siempre en los libros: recordista en 100 metros planos, con un tiempo fuera de serie de 9,58 segundos; recordista en 200 metros, con 19,19 segundos y recordista en el relevo de 4 x 100 metros, con 36,84 segundos, junto a Nesta Carter, Michael Frater y Yohan Blake.

Por sus hazañas deportivas recibió en varias ocasiones el premio como “Atleta del Año”, entregado por la Federación internacional de atletismo. En una era de tantos tramposos, que acudieron a las sustancias prohibidas para mejorar sus rendimientos, Lightning Bolt pasó con éxito todos los controles y se retiró con un expediente ejemplar. La ausencia de su esbelta figura y su sonrisa permanente ya se extraña en las pistas.

MERLENE OTTEY, LA REINA DE LAS PISTAS

Sus seguidores la llamaban “la reina de las pistas” y razones tenían para ello: esta formidable atleta estuvo en el máximo nivel durante casi 25 años. Ottey ganó en total nueve medallas olímpicas y 14 preseas en mundiales. Ella forma parte de una selecta lista de solo 13 estrellas que han competido en cinco Juegos Olímpicos en el mismo deporte y que han obtenido, en estas citas, al menos ocho medallas. En los Juegos de Moscú, en 1980, Merlene entró en la historia, al convertirse en la primera mujer de un país anglófono caribeño en subir al podio olímpico. Ottey terminó su carrera compitiendo para Eslovenia. Hoy existe una estatua suya, situada en el Parque Independencia, junto a otros grandes del atletismo jamaicano como Arthur Wint y Donald Quarrie.

ARTHUR WINT, UN GIGANTE CORTÉS  

Wint puede considerarse como el primer gran corredor que tuvo Jamaica. Este hombre tuvo una vida interesantísima, que incluyó no solo múltiples éxitos deportivos, sino que también fue piloto de la Fuerza Real británica en la II Guerra Mundial y, tras culminar la conflagración bélica, comenzó a estudiar medicina. En 1948, Wint se convirtió en el primer jamaicano en subir a un podio olímpico, al ganar los 400 metros planos, aunque, en ese momento, en Londres, no se escuchó el himno nacional de Jamaica, porque ese país solo alcanzó su independencia en 1962. Como curiosidad, detrás de Wint entró otro gran corredor jamaicano, Herb McKenley. Cuatro años más tarde, en la cita estival de Helsinki, Wint obtuvo su segundo título, este como parte del relevo de 4 x 400 metros. Una calle de Kingston lleva su nombre y una estatua suya puede verse fuera del Estadio Nacional, en la capital del país.

VERÓNICA CAMPBELL, UN PREMIO A LA CONSISTENCIA

Campbell ha sido una de las velocistas más exitosas de Jamaica y en su historial aparecen 9 medallas en Mundiales (3-7-1) y 8 en Juegos Olímpicos (3-3-2). Su especialidad favorita era la de los 200 metros planos, en la que obtuvo dos títulos olímpicos, en Atenas 2004 y Beijing 2008 (donde fue la abanderada de la delegación nacional en la ceremonia de inauguración); mientras, sus coronas mundiales se repartieron en un lapso de ocho años, lo cual indica la longevidad de esta corredora. Campbell subió por primera vez a lo más alto del podio mundialista en Osaka 2007, tras ganar los 100 metros planos. Luego, en Daegu 2011 triunfó en los 200 metros y, en 2015, formó parte del relevo de 4 x 100 de Jamaica.

“CHILI” DAVIS, UN JAMAICANO CAMPEÓN MUNDIAL EN LAS GRANDES LIGAS

El béisbol no suele ser muy practicado en Jamaica, pero varios jugadores de este país han sido estrellas en Grandes Ligas como Devon White y, especialmente, “Chili” Davis, quien nació en Kingston y a los diez años se mudó para Los Ángeles. Davis jugó para cinco equipos durante sus 19 temporadas en las Mayores. Comenzó en los Gigantes de San Francisco, de ahí pasó a los entonces Angels de California, luego a los Mellizos de Minnesota, más tarde a los Reales de Kansas City y terminó su carrera con los Yankees de Nueva York. En total ganó tres anillos de Serie Mundial, uno con los Mellizos, en 1991 y dos con los Yankees, en 1998 y 1999. “Chili” conectó 2380 jits, 350 jonrones e impulsó 1372 carreras.

HERB MCKENLEY, EL “PIONERO” DE LOS VELOCISTAS EN JAMAICA

Si Arthur Wint fue una vez reconocido como el “creador” de la tradición jamaicana en la velocidad, McKenley puede ser considerado como el “pionero” del dominio en la pista que han tenido los velocistas caribeños. McKenley fue el primer jamaicano que ganó una beca atlética en una universidad estadounidense, en 1942. Corría muy bien en los 200 y 400 metros, aunque su favorita era esta última distancia, donde impuso un récord mundial, en 1947, con 46,3 segundos. No obstante, McKenley no pudo ganar el oro en la final de los 400 metros, en los Juegos Olímpicos de Londres, en 1948, porque fue derrotado por su coterráneo Wint. Cuatro años más tarde, en la cita estival de Helsinki, McKenley logró la plata en los 200 y 400 metros y alcanzó el título en el relevo. Además de los triunfos deportivos, McKenley es reconocido por el extraordinario aporte que hizo al desarrollo del atletismo en Jamaica. En 1950 llevó la idea de crear diferentes clubes de atletismo a lo largo del país y, como resultado directo de estos programas, fueron apareciendo más corredores. McKenley trabajó como director del equipo nacional entre 1954 y 1973. En 1992, McKenley recibió la Orden de Plata, entregada por el Comité Olímpico Internacional como reconocimiento a la contribución que hizo al atletismo por más de medio siglo.

DONALD QUARRIE, EL REY DE LA VELOCIDAD EN LA DÉCADA DEL 70

En la década del setenta del siglo pasado, Quarrie fue el rey de la velocidad. En total compitió en cinco Juegos Olímpicos, en los que ganó cuatro medallas (una de oro, dos de plata y una de bronce). Su primer gran triunfo olímpico llegó en los 200 metros planos, en los Juegos de Montreal, en 1976. Allí terminó en la segunda posición en los 100 metros, donde fue superado por otro caribeño, el trinitario Hasely Crawford. Luego, en la cita de Moscú, en 1980, fue tercero en los 200 metros. Además, en los Juegos de la Mancomunidad Británica y los Panamericanos Quarrie también fue el líder de la década, pues en estas dos competiciones alcanzó nueve preseas. Hoy existe una estatua de Donald Quarrie en la entrada del Estadio Nacional de Jamaica.

PATRICK EWING, UN JAMAICANO EN EL SALÓN DE LA FAMA DE LA NBA