Deportes

Los 10 mejores atletas de Barbados de todos los tiempos

Desde 1968 Barbados ha participado en los Juegos Olímpicos, pero solo el velocista Obadele Thompson ha logrado subir al podio.

Barbados es una isla caribeña con fama mundial en el cricket por la gran cantidad de excelentes jugadores que han nacido allí. Nombres como Sir Garfield Robers, Sir Frank Worrell, Sir Everton Weekes y Sir Clyde Walcott son leyendas de ese deporte y tienen un lugar seguro en el listado de los 10 mejores atletas barbadenses de todos los tiempos. ¿Qué otros deportistas entrarían dentro de este Top 10 histórico? Panamericanworld elaboró un ranking, donde tienen cabida representantes de diversas especialidades.

OBADELE THOMPSON (ATLETISMO)

Desde 1968 Barbados ha participado en los Juegos Olímpicos (con la excepción de Moscú, en 1980), pero solo el velocista Obadele Thompson ha logrado subir al podio. En 1996, con 20 años, en El Paso, Texas, este corredor marcó el impresionante tiempo de 9,69 segundos en los 100 metros que hubiera sido récord mundial, pero el hecho de tener un viento a favor impidió a la IAAF reconocer la marca. Unos meses más tarde, en los Juegos Olímpicos de Atlanta, Thompson, estuvo muy cerca de alcanzar una presea, ya que concluyó en la cuarta posición en los 200 metros planos, una carrera ganada, con récord universal, por el estadounidense Michael “el Pato” Johnson.

En 1997, en la final del Grand Prix de la IAAF, en Fukuoka, Thompson terminó segundo, en los 200 metros, con 20,19 segundos. Un año después brilló en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Maracaibo, al pasear la distancia en los 100 metros y volvió a quedar con la plata en otra final del Grand Prix, esta celebrada en Moscú.

Su momento cumbre llegó en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000. En la final de los 100 metros planos hizo su mejor carrera y logró la medalla de bronce, con tiempo de 10,04 segundos, solo superado por Maurice Greene y el trinitario Ato Boldon. Luego, en los 200 metros, volvió a rozar la gloria olímpica, porque finalizó cuarto. Thompson se mantuvo corriendo hasta 2005, aunque nunca más pudo acercarse a los tiempos logrados entre 1996 y 2000.

SIR GARFIELD SOBERS (CRICKET)

Entre 1954 y 1974, Sir Garfield Sobers fue la gran estrella del equipo de las Indias Occidentales y es reconocido internacionalmente como uno de los jugadores más completos en la historia del cricket. En total participó en 93 Tests para ese equipo, en los que anotó 8032 corridas. En 1975, la Reina Isabel II lo condecoró como Caballero del Imperio Británico, por sus servicios al cricket y, en 1998, el Parlamento de Barbados lo nombró como uno de los 10 héroes nacionales del país.

SIR FRANK WORRELL (CRICKET)

Muchos lo consideraron el “principal embajador del cricket en el mundo”. Vivió solo 42 años, pero tuvo tiempo suficiente para dejar una gran huella en este deporte. En la década de los cincuenta se convirtió en el primer capitán negro del equipo de las Indias Occidentales y, de esta forma, derribó una absurda barrera racial. Una vez nombrado capitán, trabajó intensamente para acabar con las rivalidades existentes entre los jugadores jamaicanos, trinitarios, guyaneses y barbadenses hasta formar un fortísimo equipo que, en el lapso de cinco años, logró coronarse campeón mundial.

GORDON GREENIDGE (CRICKET)

Cuthbert Gordon Greenidge fue un brillante jugador del equipo de cricket de las Indias Occidentales. Comenzó su carrera de Test contra la India, en 1974, y continuó jugando internacionalmente hasta 1991. Junto a Desmond Haynes conformó una poderosa asociación ofensiva que produjo 6482 carreras. En total, intervino en 108 partidos de Test, en los que anotó 7558 carreras; además, jugó en 128 One Day Internationals y en las finales de la Copa Mundial de 1975 y 1983.

SIR EVERTON WEEKES (CRICKET)

Junto a Frank Worrell y Clyde Walcott conformó el famoso “Trío de W”, del equipo de cricket de las Indias Occidentales. Durante la década del cincuenta y el sesenta del siglo pasado, Weekes fue una estrella del equipo y brilló en los diferentes tours por Inglaterra, India, Nueva Zelanda y Australia. Fue tan grande el impacto del “Trío de W” que hoy existe un monumento en su honor en la Universidad de las Indias Occidentales.

SIR CLYDE WALCOTT (CRICKET)

Walcott fue otro excelente jugador del equipo de cricket de las Indias Occidentales y el hombre de más poder ofensivo en el famoso “Trío de las W” (junto a Weekes y Worrell). En la década de los cincuenta fue considerado el mejor bateador del mundo. Después de retirarse siguió vinculado al deporte, ahora como administrador y se convirtió en el primer jefe, no inglés y no blanco, del Consejo Internacional de Cricket.

DESMOND LEO HAYNES (CRICKET)

Haynes sobresalió por su asociación ofensiva con Greenidge en el equipo de cricket de las Indias Occidentales y también por su trabajo como entrenador. Jugó en cuatro Copas Mundiales, en las que intervino en 25 partidos, con 854 carreras.

MALCOLM MARSHALL (CRICKET)

Este jugador del equipo de cricket de las Indias Occidentales fue reconocido como uno de los más rápidos en la historia. Su promedio de bowling en los Test de 20,94 es el mejor entre todos los que hayan tomado 200 o más wickets. Debutó internacionalmente en 1978 y en la década de los ochenta logró sus mejores resultados. Al retirarse, se convirtió en entrenador del equipo Hampshire y también de las Indias Occidentales; pero no por mucho tiempo, ya que lo atacó el cáncer de colón. Falleció en 1999. Hoy, la entrada al terreno de juego de Hampshire lleva su nombre.

ANDREA BLACKETT (ATLETISMO)

Esta corredora, especializada en los 400 metros con vallas, tuvo su mejor momento en los Juegos de la Mancomunidad Británica, celebrados en 1998, en Kuala Lumpur, donde obtuvo el título, con 53,91 segundos, un récord que sigue vigente para esa competición. Blackett representó a Barbados en siete Campeonatos Mundiales de la IAAF, aunque nunca pudo subir al podio de premiaciones. En estos eventos avanzó en cuatro ocasiones a la final y su mejor ubicación fue el cuarto puesto, en el Mundial de Sevilla, en 1999. Además, Blackett compitió en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 y de Atenas 2004, pero no logró incluirse entre las ocho finalistas.

Blackett corrió en dos Juegos Panamericanos, en los que obtuvo tres medallas. En la cita de Winnipeg, en 1999, fue segunda en los 400 metros con vallas, con 53,98 segundos  y formó parte del relevo de 4×400 de Barbados que logró el bronce. Luego, Santo Domingo, en 2003, entró tercera en la final de los 400 metros con vallas, con tiempo de 55,24 segundos.

BARRY FORDE (CICLISMO)

Este ciclista de pista tuvo una exitosa carrera, tanto en el Sprint como en el Keirin, aunque el final no fue el mejor posible, ya que dos exámenes antidoping positivos forzaron su retiro. En 1998 ganó el Sprint de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Maracaibo. Un lustro más tarde obtuvo la medalla de bronce en el Keirin, en el Campeonato Mundial de Stuttgart y, en 2005, ganó la plata, en la misma especialidad, en el Mundial celebrado en Los Ángeles.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Pin It on Pinterest