Trinidad y Tobago es un pequeño país caribeño, pero con mucho talento deportivo. Allí el cricket es la modalidad más popular y por eso Brian “Prince” Lara está considerado una leyenda local; aunque los resultados más sobresalientes de esta nación, en eventos internacionales, han llegado en el atletismo. ¿Cuáles han sido los mejores deportistas trinitarios de todos los tiempos?

DWIGHT YORKE

El mejor momento de un deporte colectivo de Trinidad y Tobago ocurrió en 2005, cuando la selección nacional de fútbol logró una histórica clasificación a la Copa Mundial de la FIFA, que organizó Alemania, en 2006. Una de las figuras más destacadas de ese equipo fue Dwight Yorke, sin dudas el futbolista trinitario más exitoso de todos los tiempos. Comenzó su carrera en el club Aston Villa, de la Liga Premier inglesa, donde anotó 97 goles en 231 partidos y, más tarde, dio un salto de calidad al firmar con el Manchester United, que estaba dirigido por Sir Alex Fergusson. En su paso por 4 clubes, obtuvo 9 títulos, 6 de ellos con los “Diablos Rojos”, incluidas tres ligas, una FA Cup y una Champions. Yorke vistió en 72 ocasiones el uniforme de Trinidad y Tobago y marcó 19 goles, ganó una Copa del Caribe, en 1989, y fue el capitán del equipo en el Mundial de 2006.

BRIAN “PRINCE” LARA

El cricket es el deporte más popular en Trinidad y Tobago y, entre todos los jugadores nacidos allí, el más reconocido es Brian Lara, llamado el “Príncipe de Puerto España”. Este gran atleta, ya retirado, está considerado uno de los mejores batsmen de todos los tiempos. Tiene en su poder el récord de más carreras anotadas, tanto en un Test como en un partido de Primera Clase, cuando logró 501, en 1994. Lara es uno de los tres jugadores de cricket que ha recibido el premio de Personalidad Foránea del Año que otorga BBC y en 2012 fue exaltado al Salón de la Fama del cricket.

ATO BOLDON

El trinitario que mayor cantidad de medallas ha ganado en Juegos Olímpicos es Ato Boldon, uno de los velocistas caribeños más destacados de la década del noventa y que fue capaz de subir al podio en cuatro ocasiones, en dos citas estivales. En los Juegos de Atlanta, en 1996, concluyó tercero en los 100 y 200 metros planos. Cuatro años más tarde, en Sídney, alcanzó la presea de plata en los 100 metros, donde solo fue superado por el estadounidense Maurice Greene y repitió el bronce, en los 200 metros. En Mundiales de la IAAF, Boldon ganó el título en los 200 metros, en Atenas 1997 y fue subcampeón en los 100 metros en Gotemburgo 1995 y Edmonton 2001. El trinitario se retiró en 2005 y todavía ostenta el récord de su país en los 200 metros, con 19,77 segundos.

HASELY CRAWFORD

Otro gran velocista trinitario fue Hasely Crawford quien entró en los libros de récords al convertirse en el primer atleta caribeño campeón olímpico en los 100 metros planos. En los Juegos de Montreal, en 1976, Crawford cruzó primero la meta, con un tiempo de 10,06 segundos, apenas 0,02 segundos por delante del jamaicano Donald Quarrie. En esa cita estival también clasificó para la final de los 200 metros, pero no pudo completar la carrera, al sufrir una lesión. Crawford también compitió en los Juegos de Moscú 1980 y Los Ángeles 1984, aunque no pudo acercarse a sus mejores tiempos. En los Juegos de la Mancomunidad Británica, Crawford obtuvo tres preseas: dos de bronce en los 100 metros, en 1970 y 1978  y una de plata, en el relevo de 4×100 metros, en 1978. Ese mismo año le entregaron la más alta distinción del país, la Orden de la República de Trinidad y Tobago y hoy un estadio lleva su nombre. En 2000 fue seleccionado como el Mejor atleta del siglo XX de esa nación.

KESHORN WALCOTT

Este lanzador de jabalina ha hecho historia. En 2012 se proclamó campeón mundial juvenil, en Barcelona y, meses después, conquistó el título olímpico, en los Juegos de Londres, con un disparo de 84,58 metros, por lo que se convirtió en el primer jabalinista del Caribe en subir a lo más alto del podio en una cita estival. Este espectacular triunfo lo elevó a la condición de héroe local y cuando regresó a su país, las autoridades declararon día festivo, para que los trinitarios pudieran compartir con el campeón. Fue tanta la euforia que hoy un faro, en el noreste de Trinidad, y una escuela secundaria en Toco (su pueblo natal) llevan su nombre. Cuatro años más tarde, en los Juegos de Río, Walcott terminó tercero, con un envío de 85,38 metros.

Otro resultado importante logrado por Walcott fue el título en los Juegos Panamericanos de Toronto, en 2015; además, logró la medalla de plata en los Juegos de la Mancomunidad Británica, en Glasgow, en 2014.

RICHARD THOMPSON

El “Torpedo” Thompson ha sido uno de los mejores velocistas caribeños de todos los tiempos. Su registro de 9,82 segundos en los 100 metros, logrado en 2014, en Puerto España, es el noveno más rápido de la historia. En su currículo aparece el título olímpico en los Juegos de Beijing 2008, como parte del relevo 4×100 metros de su país que entró en la segunda posición, detrás de Jamaica; pero, años más tarde, esta cuarteta, en la que estuvo Usain Bolt, fue descalificada por el dopaje de Nesta Carter y, por tanto, Thompson cambió el color de su medalla. En esa misma cita estival, el trinitario obtuvo la plata en los 100 metros, donde solo fue superado por Bolt. En los Juegos de Londres 2012, nuevamente el relevo corto trinitario corrió bien y Thompson cerró la cuarteta que entró en la segunda plaza. En los Campeonatos Mundiales, el “Torpedo” alcanzó una presea de plata, en el relevo de 4×100, en Berlín 2009.

RODNEY WILKES

Este levantador de pesas fue el primer medallista olímpico de Trinidad y Tobago. Su nombre comenzó a sonar cuando ganó los Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Barranquilla, en 1946. En los Juegos Olímpicos de Londres 1948 obtuvo la presea de plata, al levantar de manera combinada 317,5 kilogramos y solo fue superado por el egipcio Mahmoud Fayad. En la siguiente cita estival, en Helsinki 1952, Wilkes volvió a subir al podio, esta vez como tercer lugar. El trinitario tuvo fuerzas para competir en sus terceros Juegos Olímpicos, en Roma 1960, donde terminó cuarto.

Además, Wilkes fue campeón en la primera edición de los Juegos Panamericanos, celebrados en Buenos Aires, en 1951 y también logró el título en los Juegos de la Mancomunidad Británica, en 1954.

GEORGE BOVELL

Bovell puede ser considerado el mejor nadador caribeño de todos los tiempos. En su palmarés aparece la medalla de bronce en los 200 metros combinados de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, así como dos medallas mundiales, una en el certamen de curso corto (Estambul, 2012, bronce en los 100 metros combinados) y otra en el evento de curso normal (Barcelona, 2013, bronce en los 50 metros estilo libre).

Además, Bovell ha obtenido seis preseas en Juegos Panamericanos, entre 2003 y 2015, distribuidas de la siguiente manera: 2 de oro (ambas en Santo Domingo, 2003), 2 de plata y 2 de bronce. En su currículo también resaltan las 8 medallas en Juegos Centroamericanos y del Caribe (3 de oro, 2 de plata y 3 de bronce).

KELLY-ANN BAPTISTE

Esta corredora, aunque ha estado marcada por el dopaje, puede ser considerada una de las mejores de su país. En los Mundiales de la IAAF ha obtenido dos preseas: bronce en Daegú 2011, en los 100 metros planos y también bronce en Beijing 2015, como parte del relevo corto de su país. Participó en los Juegos Olímpicos de Londres, en 2012, aunque no pudo incluirse en la final de los 100 metros. Este año estuvo en el Mundial que acogió la capital británica, donde finalizó octava en los 100 metros.

LALONDE GORDON

Gordon ha obtenido muy buenos resultados en los 400 metros planos y como parte del relevo 4×400 de su país. En Juegos Olímpicos, Gordon ha logrado dos medallas de bronce, ambas en la cita de Londres 2012; mientras, en Mundiales conquistó el título en Londres 2017, con el relevo de 4×400 y también tiene en su historial una de plata, en Beijing 2015. En los Mundiales bajo techo ha conquistado dos preseas, de bronce, en el relevo largo, en las citas de 2012 y 2016.