El fútbol es el deporte con más seguidores en Perú y el que más pasiones despierta; pero el equipo con mejores resultados en la historia de ese país ha sido el de voleibol femenino. En su palmarés aparecen tres medallas en torneos relevantes: dos de plata, una en los Juegos Olímpicos de Seúl, en 1988 y otra en el Campeonato Mundial, de 1982 y una de bronce, en la cita mundial de 1986.

¿Cuáles han sido las mejores voleibolistas peruanas de todos los tiempos? En PanamericanWorld te proponemos un listado donde aparecen jugadoras que sobresalieron en diferentes épocas.

Cecilia Tait, la “Zurda de Oro”

Tait formó parte de la generación dorada de voleibolistas peruanas, en la década del ochenta del siglo pasado. Ya desde 1981 quedó claro que la “Zurda de Oro” era una jugadora diferente. Ese año fue reconocida como la mejor jugadora del Mundial juvenil, desarrollado en México.

Luego formó parte de la selección peruana que conquistó la medalla de plata en el Mundial de 1982, celebrado en casa, donde cayó en la final ante China, por tres sets a cero. Cuatro años más tarde, en el Mundial en la entonces Checoslovaquia, el equipo volvió a ceder ante las chinas, en la semifinal; pero, en la discusión del bronce, superó a Alemania Oriental.

El momento más destacado de la trayectoria de Tait y, en general, del voleibol peruano ocurrió en los Juegos Olímpicos de Seúl, en 1988. En esa cita estival, las “Hijas del Sol”, como apodaban al equipo, tuvieron un formidable desempeño. El director técnico, el surcoreano Man Bok Park, logró sacar el máximo a excelentes jugadoras que nunca destacaron por su altura.

Las peruanas fueron indetenibles en su grupo clasificatorio, en el que ganaron los tres partidos. Después, en la semifinal, estuvieron a punto de ser eliminadas, porque perdieron los dos primeros sets ante Japón; sin embargo, se recuperaron y ganaron los siguientes tres parciales para avanzar a la final olímpica.

En la batalla por el oro enfrentaron a la Unión Soviética. Este ha sido uno de los momentos más espectaculares en la historia del deporte peruano, porque las “Hijas del Sol” ganaron los dos primeros sets por 15-10 y 15-12 y tomaron ventaja de 12-6 en el tercero. El título estaba a la mano; pero las soviéticas de alguna manera reaccionaron y triunfaron en los restantes sets (15-13, 15-7 y 17-15). Por su actuación en aquella cita estival, Cecilia fue reconocida como la mejor jugadora del torneo. Ella y sus compañeras de equipo fueron recibidas como heroínas en Perú.

Desafortunadamente, las lesiones en las rodillas terminaron muy pronto con la exitosa carrera de Cecilia quien no pudo continuar en el equipo tras los Juegos de Seúl. De cualquier forma, en esa década logró resultados tan destacados que la convirtieron en una de las mejores voleibolistas peruanas de la historia y la primera de ese país en ser exaltada al Salón de la Fama del voleibol. Tras su retiro tuvo actividad política y por seis años fue congresista.

Artículo relacionado: Los 10 mejores atletas de Perú en la historia

Gabriela Pérez del Solar

Otra de las “Hijas del Sol” con un impresionante palmarés es Gabriela Pérez del Solar. Ella sobresalía en el juego en la net, a tal punto que fue seleccionada como la mejor bloqueadora en las Copas Mundiales de 1985 y 1991 y en los Juegos Olímpicos de Seúl. Jugó en varios clubes de Italia y en el Ito Yokado de Japón. Hasta 1993 formó parte de la selección peruana. En 2010, Gaby también fue incluida en el Salón de la Fama.

Natalia Málaga

Esta formidable jugadora participó en cuatro Juegos Olímpicos. En Moscú 1980 el equipo terminó en la sexta posición; luego fue cuarto en Los Ángeles 1984, plata en Seúl y onceno en Sídney 2000.

Además, Natalia formó parte de la selección subcampeona mundial en 1982 y medallista de bronce en la cita de 1986. En su palmarés aparecen tres medallas en Juegos Panamericanos y cinco títulos del Campeonato Sudamericano. Tras su retiro se convirtió en entrenadora del equipo juvenil, con el que obtuvo la medalla de bronce de la primera edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud, Singapur, en 2010.

Luisa Fuentes Quijandria

“Lucha” fue una de las mejores voleibolistas peruanas en los años setenta. Participó en tres Juegos Olímpicos (1968, 1976 y 1980) y en cuatro Campeonatos mundiales. Además, también estuvo en la primera edición de la Copa Mundial, en 1973, en un equipo dirigido por el icónico entrenador japonés Akira Kato.

Mercedes “Meche” Gonzáles

“Meche” fue considerada una de las mejores pasadoras del mundo en los años setenta y la primera gran estrella del voleibol peruano. Ella formó parte del equipo que ganó cuatro campeonatos sudamericanos de manera consecutiva y también obtuvo dos medallas de plata en Juegos Panamericanos. Brilló en Estados Unidos en el club Tucson Sky de Arizona.

Rosa “La China” García

“La China” García también es miembro de la generación más exitosa del voleibol peruano. Logró la medalla de plata en Seúl y se mantuvo activa durante más de 20 años. En 2000 llevó la bandera peruana en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Sídney.

Cecilia del Risco

Esta formidable voleibolista fue considerada entre las mejores del mundo en su momento. Con la selección peruana, de la que fue capitana, conquistó la plata mundial en 1982; también participó en dos Juegos Olímpicos y ganó dos medallas en Juegos Panamericanos. En 1984 se nacionalizó española y en ese país continuó compitiendo en el Real Club Deportivo Español.

Gina Torrealva

Torrealva fue una jugadora muy importante de la selección peruana que estuvo en la elite en la década del ochenta. En su palmarés resaltamos la presea de plata en la cita estival de Seúl, las dos medallas en Campeonatos mundiales (plata en 1982 y bronce en 1986) y los cuatro títulos en el Campeonato Sudamericano.

Ana Cecilia Carrillo

Esta jugadora también sobresalió en los años setenta. Participó en dos Mundiales, entre ellos el de Perú, en 1982, en el que la selección local obtuvo la medalla de plata. Ana Cecilia compitió en dos Juegos Olímpicos (1976 y 1980) y logró dos preseas de plata en Juegos Panamericanos (1975 y 1979).

Raquel Chumpitaz

Chumpitaz formó parte del equipo subcampeón mundial en 1982 y logró dos medallas en Juegos Panamericanos: plata en San Juan 1979 y bronce en La Habana, en 1991. Además, en su historia aparece el título en el Campeonato Sudamericano de 1979.