Deportes

Las 10 mayores leyendas del boxeo en Latinoamérica

Felix Savón está considerado el boxeador amateur más laureado de todos los tiempos.

Foto: YouTube

Latinoamérica es tierra de goles y jonrones; pero también de rectos de derecha, jabs, ganchos y grandes esquivas. Si revisamos cualquier ranking de los pugilistas más destacados de todos los tiempos de seguro encontraremos a varios peleadores de nuestra región; pero, ¿cuáles han sido los más completos, esos que hoy son leyendas del cuadrilátero? PanamericanWorld les propone un recorrido por los momentos más destacados de 10 figuras imprescindibles en la historia del boxeo latinoamericano.

JULIO CÉSAR CHÁVEZ, EL GRAN CAMPEÓN MEXICANO (MÉXICO)

El mexicano encabeza nuestro listado, por 37 poderosas razones, es decir, la cantidad de peleas que realizó en defensa o en la búsqueda de un título mundial. Nadie en el universo boxístico ha logrado esto. Chávez fue cinco veces campeón universal en tres categorías: liviano, súper pluma y welter. Ganó sus primeros 91 combates, estuvo invicto 13 años, 11 meses, 24 días y, en total, salió triunfante en 107 de sus 115 enfrentamientos, con 86 KO.

Para la cadena ESPN, el mexicano ocupa el lugar 24 en su listado de “Los 50 mejores boxeadores de la historia”; mientras, en 2002, la prestigiosa revista “The Ring” lo situó en el puesto 18 en su ranking de “Los mejores boxeadores de los últimos 80 años”.

CARLOS MONZÓN, EL GAUCHO DE HIERRO (ARGENTINA)

Monzón se une a la lista de grandes leyendas latinoamericanas sobre el ring que tuvieron un trágico final. Este argentino fue campeón mundial de peso mediano entre 1970 y 1977. En ese lapso defendió su corona en 14 oportunidades y siempre salió victorioso contra los mejores púgiles del momento (desde Emile Griffith, pasando por Benny Briscoe hasta el cubano José “Mantequilla” Nápoles). En total obtuvo 87 victorias y solo sufrió tres derrotas. En 1990 fue exaltado al Salón Internacional de la Fama del boxeo y, de acuerdo con “The Ring”, aparece en el undécimo puesto de los mejores boxeadores de todos los tiempos, libra por libra. Fuera del cuadrilátero, Monzón dejó una triste imagen, porque fue encontrado culpable de asesinar a su pareja, por lo que resultó sentenciado a 11 años de prisión. En 1995, en una salida restringida a trabajar, murió en un accidente automovilístico.

ALEXIS ARGÜELLO, EL CABALLERO DEL RING (NICARAGUA)

Argüello ha sido el mejor boxeador de todos los tiempos de Nicaragua y uno de los más completos de la región. Su final también fue trágico. El nicaragüense ganó tres títulos mundiales en tres categorías diferentes: en peso pluma (de 1974 a 1977), súper pluma (de 1978 a 1980) y liviano (1981- 1983). De las 90 peleas que realizó, salió victorioso en 82 de ellas, con 65 KO. Después de su retiro decidió pasar a la política y, en 2008, se convirtió en alcalde de Managua, la capital del país. En 2009 el país quedó en shock al conocer que su ídolo se había suicidado, con un disparo al corazón.

ROBERTO “MANOS DE PIEDRA” DURÁN (PANAMÁ)

Esta leyenda panameña estuvo sobre los cuadriláteros nada menos que ¡33 años! entre 1968 y 2001. Su apodo, “Manos de piedra”, ilustra cuán fuerte pegaba este pugilista que fue campeón mundial de peso mediano, al superar a Ken Buchanan en 1972; del peso medio mediano, al vencer al gran Sugar Ray Leonard en 1980, en la llamada “Bronca de Montreal”, del peso mediano junior, tras derrotar a Davey Moore en 1983 y de nuevamente los medianos, con victoria ante Iran Barkley en 1989. En su extensa carrera logró 103 victorias (70 por KO), y perdió 16. En 1999, la agencia Associated Press lo situó como el séptimo peleador en la lista de “Los mejores boxeadores del siglo XX”.

WILFREDO GÓMEZ, BAZOOKA SOBRE EL RING (PUERTO RICO)

Este formidable boxeador boricua se proclamó campeón mundial amateur, en el certamen celebrado en La Habana, en 1974. En ese momento tenía solo 18 años. Poco después saltó al profesionalismo y, tras un primer intento poco prometedor, logró eslabonar una cadena de 32 victorias por KO, lo que le permitió unirse a una selecta lista de peleadores con 20 o más victorias consecutivas por fuera de combate. En 1977 obtuvo el título mundial del peso súper gallo del Consejo Mundial de Boxeo, tras vencer, en Puerto Rico, al surcoreano Dong Kiung Yum, por KO en el duodécimo asalto. Gómez retuvo su corona hasta 1983 y en ese período defendió el título en 17 ocasiones y en todas estas peleas logró el triunfo por KO. Entre los derrotados estuvieron campeones mundiales como Leo Cruz, Juan Meza, Lupe Pintor y Carlos Zárate.

En 1989 el boricua optó por retirarse. Finalizó su carrera como profesional con 44 victorias (42 por KO), 3 derrotas y un empate.  En 1995 fue elegido miembro del Salón de la Fama Internacional del Boxeo.

FÉLIX “TITO” TRINIDAD (PUERTO RICO)

“Tito” es considerado uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos en Puerto Rico. A los 17 años comenzó a pelear como profesional y ya con 20 era campeón mundial. Obtuvo la corona en tres categorías diferentes y para organizaciones distintas, como la Federación Internacional de Boxeo (IBF), la Asociación Mundial de Boxeo (WBA) y el Consejo Mundial de Boxeo (WBC). Entre sus victorias más recordadas estuvo la que logró sobre Óscar de la Hoya, en 1999. Terminó su carrera con récord de 42 combates ganados (35 de ellos por KO) y solo tres reveses.

TEÓFILO STEVENSON (CUBA)

Stevenson ha sido el mejor peso completo de la historia en el boxeo amateur. Sus números fueron espectaculares: en dos décadas sobre el ring triunfó en 301 de los 321 combates que efectuó. Obtuvo  72 medallas de oro, seis de plata y dos de bronce. A sus tres títulos olímpicos, en Múnich 1972, Montreal 1976 y Moscú 1980, debemos añadir tres coronas en Campeonatos mundiales, dos en Centroamericanos y otra en los Panamericanos de México, en 1975. Además, Stevenson recibió las Copas Russell y Val Baker, que son premios que se otorgan a los mejores peleadores en Mundiales y Juegos Olímpicos. La muerte de Stevenson, en 2012, a los 60 años, conmocionó al mundo del pugilismo y entre los mensajes de condolencias estuvo el de su amigo, Muhammad Alí.

FÉLIX SAVÓN (CUBA)

El cubano está considerado el boxeador amateur más laureado de todos los tiempos. Savón dejó marcas difíciles de igualar: tres títulos olímpicos (Barcelona 1992, Atlanta 1996, Sídney 2000), seis mundiales, tres panamericanos, tres centroamericanos. Sin él no se puede escribir la historia del boxeo cubano. Es cierto que nunca fue un hombre técnico, pero sabía combinar los jabs con los rectos de derecha, junto con los ganchos al estómago que podían desbaratar cualquier estrategia defensiva preparada por el rival. Es cierto que tampoco propinó KO tan espectaculares como los de Stevenson; aunque no debemos olvidar que Savón vivió en la era de la súper protección a los boxeadores amateurs, con cabeceras y guantes preparados para evitar un daño a la anatomía de los atletas.

MARCO ANTONIO BARRERA, EL “BARRETA” (MÉXICO)

Este mexicano sobresalió como amateur y con 15 años decidió saltar al profesionalismo. Conquistó en siete ocasiones el título mundial, en tres divisiones distintas. Su primera corona fue como súper gallo, por la Organización Mundial de boxeo, en 1995, al superar al boricua Daniel Cobrita Jiménez; luego, en 2001, obtuvo la corona en los pesos pluma de la Organización Internacional de Boxeo, tras vencer por decisión unánime al británico Naseem Hamed y, en 2004, alcanzó el título en el peso súper pluma del Consejo Mundial de boxeo, cuando venció a Paulie Ayala. En total logró 58 victorias (44 por KO) y sufrió nueve reveses.

JUAN MANUEL MÁRQUEZ (MÉXICO)

Márquez es uno de los cinco boxeadores mexicanos que ha logrado títulos mundiales en tres divisiones diferentes (los otros son: Fernando Montiel, Marco Antonio Barrera, Erik Morales y Julio César Chávez). En su larga y exitosa historia de 19 años sobre el cuadrilátero aparecen ocho coronas, de diferentes organizaciones y “The Ring” lo eligió como uno de los mejores boxeadores, libra por libra. Entre sus rivales más encarnizados estuvo el filipino Manny Pacquiao, contra quien peleó en cuatro combates, con saldo favorable al asiático de dos victorias, un revés y un empate. Además, Márquez peleó y cedió (como le sucedió a todos los peleadores) contra Floyd Mayweather Jr. En total, el mexicano ganó 56 combates (40 por KO) y perdió 7.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Pin It on Pinterest