Las voces latinas han dejado una impronta en la narración del béisbol de Grandes Ligas. Tres figuras icónicas del micrófono como “Buck” Canel, Felo Ramírez y Jaime Jarrín ya están en el Salón de la Fama en Cooperstown. Esa lista pudiera crecer si el dominicano Ernesto Jerez lograra los votos para ganar el premio “Ford C. Frick”.

Jerez se graduó de la Universidad Católica Madre y Maestra de Santiago de los Caballeros, en República Dominicana, en 1991. Cuatro años después terminó la Escuela de Narración Northeast School de Boston, en 1995. Ese mismo año entró en la cadena ESPN y allí se ha mantenido durante un cuarto de siglo.

Este formidable narrador ha puesto su voz en todas las Series Mundiales desde 1998; además, ha transmitido el Juego de Estrellas desde 1997. En su historial también aparecen las descripciones de los cuatro Clásicos Mundiales desarrollados hasta el momento. Jerez no solo es capaz de emocionarnos en un partido de béisbol, sino que también narra y muy bien el baloncesto, como lo demostró en las Finales de la NBA de 2020, en Orlando.

Del genio creativo de Jerez han salido frases que ya forman parte del imaginario popular beisbolero. Entre ellas está “joyita a la defensiva”, cuando un pelotero realiza alguna acción sobresaliente en el campo; aunque, sin dudas, la más conocida de todas es su “¡A lo profundooooooo! ¡No, no, no, díganle que no a esa pelota!, una descripción inigualable de un cuadrangular.

Por su extraordinaria trayectoria, Jerez fue incluido en un selecto listado de ocho personalidades de la narración que optan por el premio “Ford C. Frick 2021”.  Entre ellas están: Buddy Blattner, Joe Buck, Dave Campbell, Dizzy Dean, Don Drysdale, Al Michaels y Dan Shulman.

¿Qué es el Premio “Ford C. Frick”?

Este es un premio anual que entrega el Salón de la Fama, desde 1978, a narradores que hayan realizado importantes contribuciones al béisbol. Lleva el nombre de Ford C. Frick, quien fue un destacado Comisionado de Grandes Ligas, impulsor del Salón y ayudó a ampliar la relación entre el béisbol y la radio.

Según la Junta Directiva del Salón de la Fama, los criterios tomados en cuenta para recibir el premio son: “compromiso con la excelencia, calidad de las habilidades de transmisión, reverencia dentro del juego, popularidad entre los fanáticos y reconocimiento de sus colegas”.

Los ganadores del premio reciben el honor de ofrecer un discurso durante el fin de semana en que son exaltados los nuevos miembros del Salón de la Fama y, además, su nombre aparece en una placa, ubicada en la biblioteca del recinto. La responsabilidad de elegir al ganador del Premio “Ford C. Frick”, en la edición 2021, recaerá en 12 ganadores previos de este galardón, así como tres historiadores del béisbol.

 “Me siento muy honrado y aún estoy en el aire. Estoy muy feliz, por mí, por mi ciudad, Santiago, mi país, República Dominicana, y por toda la gente que está en esta carrera. Gracias a Dios, a mi familia, a toda mi gente en ESPN, el único lugar para el que he trabajado. A Luis Alfredo Álvarez, quien ha sido mi compañero de transmisiones desde el primer día. A todos mis compañeros. Gracias”, dijo Jerez al conocer su nominación.

¿Ganará Ernesto Jerez?

Artículo relacionado: Los tres peloteros latinos que tienen plaza segura en Cooperstown

Tres voces latinas en Cooperstown

Hasta el momento, solo tres narradores latinos han recibido el Premio “Ford C. Frick”. El primero de ellos fue el argentino Eloy “Buck” Canel, en 1985.

Canel fue la voz en español de las Grandes Ligas por varias décadas. Narró nada menos que 42 Series Mundiales, entre 1937 y 1979. Describió los partidos de los entonces Dodgers de Brooklyn, luego los de Mets y Yankees de Nueva York. Su participación en el reconocido show radial “La Cabalgata deportiva Gillete” que se transmitía en varios países latinoamericanos lo convirtió en un ícono del periodismo deportivo.

Entre sus fases más famosas quedaron: “Le tira y abanica”, “Se fue la entrada a paso de conga 1-2-3” y “No se vayan, que esto se pone bueno”.

Otra de las voces latinas que marcó una época en Grandes Ligas fue el cubano Rafael “Felo” Ramírez. Nació en Bayamo y hasta 1959 trabajó en Cuba. Después continuó su carrera en Venezuela, Puerto Rico y México. También estuvo en “La Cabalgata Deportiva”, donde compartió con Canel y otro grande como fue Pancho Pepe Croquer.

Felo narró más de 40 Series Mundiales y en su voz llevó a los latinoamericanos momentos cumbres de la historia del béisbol como el juego perfecto que lanzó Don Larsen, de los Yankees, en 1956, el hit 3000 del boricua Roberto Clemente y el cuadrangular 715 de Hank Aaron, con el que rompió el empate que tenía con Babe Ruth como los máximos jonroneros en Grandes Ligas.

Desde 1993 hasta 2017, Felo fue la voz oficial en español de los Marlins de la Florida y narró los dos títulos de Serie Mundial de esta franquicia, en 1997 y 2003. En 2001, el cubano recibió el Premio “Ford C. Frick”. En la ceremonia, en Cooperstown, pronunció un emotivo discurso, en español, que fue traducido para todos los presentes por otra leyenda de la narración deportiva latina: el ecuatoriano Jaime Jarrín.

Este icónico narrador llegó a Estados Unidos, en 1955 y, para esa fecha, nunca había presenciado un juego de béisbol. Cuatro años después comenzó a transmitir a una franquicia con mucha historia, pero recién llegada a Los Ángeles, los Dodgers. Durante los siguientes 60 años, Jarrín ha sido la voz en español de uno de los equipos con más seguidores en Grandes Ligas.

Entre 1962 y 1984, Jarrín llegó a transmitir todos los partidos de los Dodgers de manera consecutiva, pero ese año él mismo decidió romper la cadena de casi 4000 desafíos, al asumir la responsabilidad de producir la transmisión radial en español de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles.

En 1998, Jarrín recibió el Premio “Ford C. Frick” y a día de hoy continúa narrando a los Dodgers.