Deportes

El Todos Estrellas del béisbol panameño

Carew ha sido el mejor pelotero panameño de todos los tiempos y entraría, sin dudas, en un “Todos Estrellas” de jugadores latinos en las Grandes Ligas.

Panamá fue uno de los primeros países de Centroamérica en los que se jugó béisbol. La introducción de este deporte en el Istmo está muy relacionada con un hecho histórico de gran valor económico y simbólico para la región, como fue la construcción del Canal, en la que intervinieron no pocos estadounidenses.

Los trabajadores norteños trajeron consigo su afición por el deporte de las bolas y los strikes, así que la fiebre beisbolera se extendió rápidamente por el país. Ya en 1912 existía una liga profesional, en la que competían cinco equipos, aunque no fue hasta 1944 que se formó, oficialmente, la Federación panameña de béisbol. En 1946 se produjo la primera visita de equipos de Grandes Ligas a Panamá y, un año más tarde, los entonces Dodgers de Brooklyn, con Jackie Robinson en sus filas, celebraron un partido de exhibición frente a los Yankees de Nueva York que contribuyó a expandir el interés nacional por el juego.

Los 10 mejores atletas de Panamá de todos los tiempos

PANAMEÑOS EN GRANDES LIGAS

El debut de los peloteros panameños en Grandes Ligas ocurrió en 1955. El 20 de abril de ese año, el lanzador relevista Humberto Robinson, nacido en Colón, y que trabajaba para los  Bravos de Milwaukee, enfrentó a los Cachorros de Chicago, en el Wrigley Field, y entró en la historia como el primero en ver acción en las Mayores. Luego llegó el turno de los bateadores: Héctor López, quien defendía la tercera base de los Atléticos de Oakland, conectó un imparable en el Fenway Park de Boston, ante los Medias Rojas y su nombre quedó en los libros de récords, por ser el primero de su país en alcanzar una base en Grandes Ligas.

Desde esa fecha, hasta la actualidad, más de 50 peloteros de Panamá han visto acción en las Mayores. ¿Cuáles han sido los mejores? Panamericanworld les propone un “Todos Estrellas” del béisbol panameño, en el que, por supuesto, hay un espacio seguro para el gran Rod Carew, el único hasta ahora que ha sido exaltado al Salón de la Fama, en Cooperstown. En este listado tampoco puede quedar fuera Mariano Rivera, el mejor cerrador de todos los tiempos y que, en dos años, probablemente por votación unánime, también tendrá una placa en el llamado “Recinto de los inmortales” del béisbol.

RECEPTOR: MANNY SANGUILLÉN (NACIÓ EN COLÓN)

En la década del setenta, Sanguillén fue considerado como uno de los receptores más completos en Grandes Ligas. En total jugó 13 temporadas, en las que conectó 1500 jits, de ellos 65 cuadrangulares y finalizó con un promedio de 296, el segundo más alto entre todos los peloteros panameños que han estado en Grandes Ligas. Participó en tres Juegos de Estrellas (1971, 1972 y 1975) y obtuvo dos anillos de Serie Mundial, con los Piratas de Pittsburgh, en 1971 y 1979. En 10 partidos del llamado “Clásico de Otoño” logró un promedio ofensivo de 375.

PRIMERA BASE: ROD CAREW (NACIÓ EN GATÚN)

Carew ha sido el mejor pelotero panameño de todos los tiempos y entraría, sin dudas, en un “Todos Estrellas” de jugadores latinos en las Grandes Ligas. Los récords de este formidable atleta fueron impresionantes: ganó siete coronas de bateo en la Liga Americana, siempre con el uniforme de los Mellizos de Minnesota; además, en 19 temporadas en las Mayores conectó 3053 hits y cerró con un promedio de por vida de 328. Intervino en 18 Juegos de Estrellas y en 1977 fue seleccionado como Jugador Más Valioso de la Liga Americana. En 1991 fue exaltado al Salón de la Fama, en Cooperstown, con el 90,5% de los votos de los periodistas. No es casualidad que el principal estadio de béisbol de Ciudad de Panamá lleve su nombre.

SEGUNDA BASE: RENNIE STENNETT (NACIÓ EN COLÓN)

Stennet jugó 9 de sus 11 campañas en Grandes Ligas con los Piratas de Pittsburgh y entre sus mayores logros aparece el título de la Serie Mundial de 1979; además, intervino en cuatro series de campeonato de la Liga Nacional. En total conectó 1239 imparables y finalizó con un promedio ofensivo de 274.

TERCERA BASE: HÉCTOR LÓPEZ (NACIÓ EN COLÓN)

Este fue el primer bateador panameño en Grandes Ligas. Estuvo 12 años en las Mayores, en dos equipos, los entonces Atléticos de Kansas City y los Yankees de Nueva York. De los 1251 imparables que conectó, 136 fueron jonrones e impulsó 591 carreras. Con los Mulos de Manhattan intervino en cinco Series Mundiales de forma consecutiva, entre 1960 y 1964, y ganó el anillo en dos de estos Clásicos (1961 y 1962).

JARDINERO: BENJAMÍN OGLIVIE (NACIÓ EN COLÓN)

Oglivie puede ser considerado como uno de los peloteros panameños de más fuerza. En total disparó en Grandes Ligas 235 jonrones, con especial destaque para la temporada de 1980, cuando fue líder de este departamento, al conectar 41, mientras vestía el uniforme de los Cerveceros de Milwaukee. Ese mismo año ganó el Bate de Plata como jardinero izquierdo más ofensivo. Participó en tres Juegos de Estrellas y cerró su trayectoria en las Mayores con 901 impulsadas.

JARDINERO: CARLOS LEE (NACIÓ EN AGUADULCE)

Después de Carew, el bateador panameño más destacado en Grandes Ligas ha sido Carlos Lee. En 14 temporadas, “el Caballo” (como lo apodaban) disparó 358 jonrones e impulsó 1353 carreras. Participó en tres Juegos de Estrellas y ganó dos Bates de Plata. Lee comenzó su trayectoria con los Medias Blancas de Chicago, donde jugó durante seis años e intervino en este lapso en su única serie de playoff, en 2000. Después, en 2005, cuando estaba en la cúspide, fue traspasado a los Cerveceros de Milwaukee, equipo con el que estuvo dos temporadas y, luego, fue cambiado a los Astros de Houston. Cerró su carrera en los entonces Florida Marlins.

JARDINERO: ROBERTO KELLY (NACIÓ EN CIUDAD DE PANAMÁ)

Kelly estuvo 14 años en Grandes Ligas y sus números ofensivos fueron buenos: 1390 imparables, 124 jonrones, 581 carreras impulsadas y un promedio de por vida de 290. Participó en dos Juegos de Estrellas, en 1992 y 1993, y jugó en cuatro playoff divisionales con diferentes equipos: Dodgers, en 1995, Marineros, en 1997 y Rangers en 1998 y 1999.

JARDINERO: OMAR MORENO (NACIÓ EN PUERTO ARMUELLES, CHIRIQUÍ)

Moreno probablemente haya sido el panameño más veloz en jugar en Grandes Ligas. En sus 12 años en las Mayores robó 487 bases y fue líder en este departamento en dos temporadas: 1978 cuando estafó 71 y, al año siguiente, aumentó a 77. Junto a Sanguillén y Stennett estuvo en el triunfo de los Piratas de Pittsburgh sobre los Orioles de Baltimore, en la Serie Mundial de 1979. En ese Clásico bateó 11 hits en 33 turnos al bate, con cuatro carreras anotadas y tres impulsadas. En toda su trayectoria disparó 1257 imparables y finalizó con promedio ofensivo de 252.

EMERGENTE: CARLOS RUIZ (NACIÓ EN DAVID, CHIRIQUI)

Sanguillén y Ruiz han sido los dos mejores receptores panameños en la historia. Los números de Sanguillén son mejores, así que Ruiz queda para la condición de “bateador emergente” de este Todos Estrellas. En 12 temporadas en las Mayores, Ruiz promedia para 264, con 71 jonrones y 415 carreras impulsadas. Ganó la Serie Mundial de 2009, con los Filis de Filadelfia y tuvo el honor de recibir los envíos del derecho Roy Halladay, cuando, en octubre de 2010, este lanzó el segundo partido de no hit-no run en postemporada.

LANZADOR DERECHO: MARIANO RIVERA (NACIÓ EN PUERTO CAIMITO)

El mejor cerrador de todos los tiempos tiene un lugar garantizado en este listado y, de seguro, se unirá a Carew como los únicos panameños con una placa en el Salón de la Fama, en Cooperstown. Durante 19 años, Rivera vistió el uniforme de los Yankees de Nueva York. Con este equipo ganó 5 títulos de Serie Mundial y cerró su formidable trayectoria con 652 juegos salvados, más que ningún otro relevista en la historia. Su promedio de carreras limpias de apenas 2,21 nos muestra cuán dominante fue Mo. Sus números en playoff fueron todavía más sorprendentes: 8 ganados y 1 perdido, con 42 salvados y un promedio de tan solo 0,70.

LANZADOR ZURDO: BRUCE CHEN (NACIÓ EN CIUDAD DE PANAMÁ)

Chen estuvo durante 17 años en Grandes Ligas. En su extensa carrera pasó por 11 equipos, aunque sus mejores momentos los vivió con los Reales de Kansas City. Con esa franquicia lanzó seis años y ganó 47 partidos. En total intervino en 400 desafíos, con 227 aperturas y balance final de 82 triunfos y 81 reveses, 1140 ponches en 1532 innings de actuación.

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Pin It on Pinterest