Deportes

Viaje por los deportes callejeros más populares en Cuba

Con un bate hecho de cualquier cosa los cubanos juegan a la pelota.

Cuba es un país lleno de gente competitiva. A los cubanos les gustan las competencias y, como es de suponer, también les gusta ganar. La reputación del deporte cubano está dada por sus sobresalientes resultados a nivel internacional en las últimas décadas y la calidad de sus atletas.

A pesar de deberle gran parte a la preparación en la academia, el prestigio del sistema deportivo en Cuba siempre empezó en los deportes callejeros, ese que nace en los barrios y con implementos rudimentarios.

El fútbol siempre se aprendió en las calles

Con la trasmisión de las más importantes ligas de fútbol en el mundo comenzó también la afición de los cubanos por este deporte. A falta de grandes estadios como el Santiago Bernabeu y el CampNou, los cubanos armaron las canchas en los barrios.

A pesar de no contar con grandes jugadores internacionales, el fútbol cubano tiene un amplio movimiento callejero. Foto: Glenda Boza Ibarra

En Cuba se juega fútbol hasta con una pelota de baloncesto. Es uno de los deportes callejeros más populares. Algunos aseguran incluso que es más popular que el béisbol. 

Con spikes o descalzos, sin camisa o con una camiseta de Messi o Cristiano a los cubanos les gusta meter goles. Con menos de 11 jugadores, en terrenos de inferiores a los 90 metros de largo se puede armar una buena liga entre barrios.

El Primer Campeonato Nacional de Fútbol Callejero efectuado en La Habana en 2018 tuvo la participación de 86 conjuntos de todo el país, una muestra de lo popular que se ha vuelto en Cuba este deporte.

Chueco, la empresa que viste a las futuras estrellas del béisbol cubano

La capital del país, Artemisa, Matanzas, Cienfuegos, Mayabeque y Villa Clara fueron las provincias más representadas.

Roberto González fue uno de los capitalinos que no se perdió esa lid.

“Fue muy emocionante. Los equipos jugaban como si estuvieran en la final de una Copa del Rey o de la Champions”, recuerda. En mi barrio no pudimos armar un buen equipo, pero varios compañeros de la universidad sí pudieron competir”.

Seguidor del Real Madrid, este estudiante de la ISPJAE recuerda con cariño aquellos días cuando fue noticia el partido de fútbol callejero en que participó el capitán español del conjunto merengue Sergio Ramos.

Deporte callejero Cuba
Las habilidades deportivas de los atletas cubanos comienzan en la infancia, en los deportes callejeros. Foto: Glenda Boza Ibarra

“Fue emocionante. Inspiró a muchos niños que mañana podrían pertenecer a la selección nacional. En el deporte callejero se desarrollan muchas habilidades”.

BÉISBOL, la gran pasión de los cubanos

La historia del béisbol callejero en Cuba es casi tan antigua como la propia historia insular del deporte de las bolas y los strikes. Siendo el deporte más popular del país, casi una seña en la definición de identidad nacional, no podía ser de otra manera.

El béisbol callejero, como lo dice su propia expresión, saltó del “placer” —terreno llermo, relativamente extenso, dedicado sobre todo a prácticas deportivas— o el potrero hasta la calle de barrio. Tiene sus ventajas: pueden jugar hasta dos jugadores —en su mínima expresión—, y el “estadio” queda siempre cerca de casa, a veces, justo frente a la puerta. En Cuba muchos lo llaman “cuatro esquinas”.

¿Qué se necesita para jugar béisbol callejero? Realmente, poca cosa. Basta con un pedazo de madera que pueda usarse como bate —en muchos casos el palo de una escoba vieja funciona bien— y una pelota.

La pelota puede ser, como bien muestra este video, una roca pequeña envuelta en retazos de tela y unidas, en su exterior, por una cinta adhesiva de cualquier tipo, o incluso un calcetín viejo.

Alejandro Castellanos tiene 14 años y le encanta jugar a la pelota en un terreno baldío frente a su casa. Sueña con ser como Yasiel Puig y José Pito Abreu, los los peloteros cienfuegueros mejor cotizados actualmente en las grandes ligas.

“Yo quiero ser como ellos y vestir el uniforme de los Elefantes (equipo local)”, comenta mientras espera su turno al bate.

Deporte callejero Cuba
El llamado internacionalmente como Baseball-Five tuvo su origen en el juego “cuatro esquinas” de Cuba. Foto: Glenda Boza Ibarra

Otros niños que también juegan empiezan a mencionar nombres de otros beisbolistas. “Yuli Gurriel, Alfredo Despaigne, Frederich Cepeda, Orestes Kindelán”.

Muchos de esos grandes también comenzaron jugando el béisbol callejero o su variante cubana llamada “cuatro esquinas”.

A diferencia del béisbol tradicional, se emplea una pelota blanda de goma que se batea con el puño cerrado o la mano abierta.

En noviembre de 2017, la Confederación Internacional de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés), lanzó el llamado BaseballFive, una variante del béisbol inspirada en el “cuatro esquinas” cubano.

Fue Cuba la sede del primer campeonato de BaseballFive. Participaron diez equipos que disputaron los partidos en apenas unos pocos metros cuadrados, sobre una superficie de cemento.

El dominó cubano, el entretenimiento tranquilo

¿Deporte o mero entretenimiento? Sus practicantes no se ponen de acuerdo al respecto, aunque los más fanáticos se preparan para cada partida como si de un evento profesional se tratase.

Para muchos, el dominó es el verdadero juego de Cuba. Al menos, entre los juegos de mesa, no hay otro tan popular dentro de la isla.

Incluso, en la mayor parte de Cuba no se juega el dominó tradicional —doble seis—, sino el doble nueve, que no se practica en otros lugares del planeta, salvo en las comunidades cubanas del exterior.

Los 10 mejores deportistas cubanos de todos los tiempos

El dominó cubano, o doble nueve, utiliza 55 fichas. Los valores van desde el doble blanco (cero-cero) hasta el doble nueve. En total, las fichas suman 459 puntos.

“Al jugar al doble nueve es muy difícil predecir qué fichas tienen tus contrarios. Eso hace el juego mucho más interesante que el doble seis tradicional”, nos cuenta Alejo, un veterano practicante de dominó en la ciudad de Santa Clara.

“Cuando hay fiestas no puede faltar una partida de dominó, pero más allá de esas celebraciones se ha vuelto un deporte callejero en los barrios, y hasta tiene un Torneo Nacional”, continúa. En cualquier esquina alguien saca una mesa, cuatro sillas, una botella de ron y un equipo de música y se arma la competencia”.

BALONCESTO CALLEJERO versión 3X3

El baloncesto es el deporte callejero número uno en el mundo y en Cuba también tiene gran popularidad.
Las llamadas “guerrillas”, donde intervienen equipos de tres jugadores, toman las escuelas, pistas deportivas o cualquier lugar donde exista, al menos, un aro para encestar la pelota, poco importa si no tiene red.

“Hace unos años teníamos más apoyo de las instituciones, pero la situación ha cambiado”, recuerda Adalberto Gutiérrez, ingeniero informático. “Incluso ya debutamos en competiciones internacionales con el baloncesto 3×3 por tanto deberíamos ponerle más interés. De deportes callejeros como este salen los jugadores de los equipos Cuba”.

Precisamente por la popularidad de este deporte callejero desde 2013 en Cuba se ha efectuado un centenar de eventos competitivos en varias provincias del país y se registran más de 400 equipos, según datos informados por Ricardo Fernández, coordinador nacional del Baloncesto 3×3.

PATINAJE Y SKATEBOARDING

Con el aumento de la disponibilidad de patines en los últimos años, practicar el patinaje en Cuba se ha vuelto uno de los deportes callejeros más populares, sobre todo entre los jóvenes del Occidente y Centro del país.

En el parque principal de la ciudad de Santa Clara, por ejemplo, cada tarde se reúnen adolescentes para mostrar sus habilidades en esta práctica. Allí suelen hacer competencias para ver quién le da primero la vuelta a la glorieta.

Deporte callejero Cuba
Cada vez es más frecuente encontrar a jóvenes practicando el patinaje callejero en Cuba. Foto: Glenda Boza Ibarra

“Hay personas a las que les molesta que vengamos porque les parece que los vamos a chocar”, explica un jovencito al que llaman Roly. “Es cierto que a veces hay muchos niños jugando por aquí, pero en esos casos nos apartamos a un lado del parque. Si hubiera alguna pista disponible fuera mucho mejor”, concluye.

A unos metros del parque, en las escaleras a un costado del Teatro La Caridad, algunos jóvenes han creado una pista para el Skateboarding, un deporte callejero que ha adquirido popularidad en Cuba en el último lustro, pero que todavía no es mirado con buenos ojos por la institucionalidad.

Che Alejandro, es uno de los impulsores de esta modalidad, recuerda que al principio tenía que armar sus propias patinetas y salir a la calle con el dinero de la multa que cada cierto tiempo le ponían los policías por realizar el skate en la calle.

La realidad hoy es diferente. “Nosotros practicamos en el Parque de la Audiencia o aquí en el Malecón (así le llaman los santaclareños al costado del Teatro La Caridad)”, comenta un joven que hace piruetas sobre la patineta.

“Hasta ahora nadie nos ha regañado. Ojalá hubiera otro lugar con mejores condiciones, pero este es el que hemos encontrado, y nos encanta”.

A pesar de los obstáculos, los cubanos practican los deportes callejeros que más les gustan. Aquellos con más perseverancia y pasión se convierten luego en campeones en cada uno de esos “juegos”.

Texto y fotos: Glenda Boza Ibarra. La Habana

Clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba

Pin It on Pinterest