La pandemia de la Covid-19 ha acelerado la transformación digital de nuestras vidas. La educación fue una de las áreas donde el impacto de ese cambio resultó inmediato. Para muchos jóvenes este contexto tan complicado se convirtió en un escenario ideal para crear proyectos de tecnología educativa que fueran perdurables en el tiempo. Así sucedió con tres emprendedores cubano-americanos que presentaron, en febrero de 2020, su startup EducUp.

Dos años después, esta plataforma cuenta con más de 900.000 estudiantes registrados, provenientes de más de 175 países. Para 2022 aspiran a llegar a tres millones de usuarios, ofertar más de 100 cursos online y superar los 500 tutores inscritos. La aplicación móvil de esta startup cuenta con más de 60.000 reseñas, publicadas en Google Play y Apple Store, donde ha recibido una calificación promedio de 4.8 de un máximo de cinco.

PanamericanWorld conversó con Carlos Raúl García, uno de los emprendedores que creó EducUp, junto a Yusnier Viera y Yamel Barroso, todos cubanos, residentes en Estados Unidos. En estos tres fundadores es posible apreciar una interesante mezcla entre educadores, ingenieros y emprendedores.

Yusnier Viera y Carlos Raúl García. Foto tomada de la cuenta en Facebook de EducUp

Barroso, de 43 años, es un exitoso empresario, con una trayectoria extensa en la creación de negocios desde España y Estados Unidos. Viera, de 39 años, es considerado un genio de las matemáticas y el cálculo mental. Su nombre ha llegado a los titulares de los medios de comunicación, porque es dueño de tres récords Guinness en la modalidad de fechas del calendario. Mientras, Carlos Raúl, de 31 años, estudió Ciencias de la Computación en La Habana y ya lleva casi 10 años trabajando como Ingeniero de Software, en Estados Unidos. Además, en su currículo aparecen varios premios en el campo del cálculo mental y la memorización.

Artículo relacionado: Slyk, una startup para que los emprendedores moneticen su talento

Carlos Raúl nos contó que ellos venían trabajando juntos en diferentes proyectos educativos, desde 2015. Empezaron por Hectoc y luego estuvieron en Viera Academy. “De alguna forma EducUp ha sido una evolución de todo ese trabajo. De hecho, en la aplicación, nuestros estudiantes pueden encontrar cursos de preparación para los exámenes de ingreso a las universidades en Estados Unidos, que ya se enseñaban en Viera Academy y también pueden jugar con Hectoc”.

“En 2019 expandimos nuestra visión y apostamos por llevar nuestro sistema lúdico de aprendizaje a muchas otras áreas. Con especial énfasis en los idiomas, matemáticas, memoria y cálculo mental, programación, finanzas personales y otros. Lanzamos nuestra primera app, que llamamos Inglés Fácil, en colaboración con Francisco Ochoa, un destacado educador colombiano con más de dos millones de suscriptores en su canal de YouTube donde enseña Inglés”, aclaró Carlos Raúl.

A día de hoy, el equipo de trabajo de EducUp está formado, además de los tres fundadores, por jóvenes y talentosos ingenieros, diseñadores, profesores, muchos de ellos nacidos en Cuba y que viven en diferentes países. También cuentan con varios inversionistas y consejeros que radican en Estados Unidos.

¿Qué ofrece EducUp?

“Hacemos que el aprendizaje sea fácil, divertido y eficaz, mediante el uso de nuestro método de aprendizaje GET, que significa Gamificación + Educadores + Tutores. Este método está integrado en un entorno gamificado y combina micro lecciones de educadores de clase mundial, con el poder del aprendizaje 1-1 con tutores. Nuestros estudiantes están aprendiendo con más de 50 cursos de inglés, español, portugués, alemán, matemáticas para todos los niveles, codificación, finanzas personales,
marketing digital, cálculo mental, memoria y más”, explicó Carlos Raúl.

En 2022, EducUp aspira a tener más de 100 cursos disponibles en la plataforma y superar los 500 tutores.

EducUp utiliza un modelo de negocios freemium. Es decir, los cursos en la plataforma tienen una parte gratis para que los estudiantes los prueben. Si les gusta la experiencia y sienten que están aprendiendo, entonces pagarían por continuar en el curso. EducUp ofrece un plan de membresía por seis meses o de un año y también está la opción de completar un pago único por un curso específico. Además, la startup cuenta con tutorías privadas, con un costo adicional. Dicho costo dependerá del tutor, ya que cada uno tiene un precio diferente, así como de la cantidad de horas que necesite el estudiante. EducUp toma el 25% de comisión por ese servicio.

EducUp fue seleccionada para incorporarse al programa de la prestigiosa aceleradora On Deck. Allí podrían levantar una ronda de capital semilla que les permita acelerar el crecimiento de la startup “y llegar a más de 4 millones de estudiantes antes del fin de 2023”, aclaró Carlos Raúl.

Futuro de las startups de tecnología educativa en tiempos de Covid-19

Hoy más que nunca el mundo necesita edtech startups. Especialmente en Latinoamérica y otras regiones del mundo, donde el COVID-19 ha hecho que millones de estudiantes se atrasen muchísimo en su aprendizaje. Es extremadamente necesario que compañías como EducUp ofrezcan soluciones alternativas para evitar que más personas detengan su proceso de aprendizaje. El costo de que esto ocurra sería
pagado por todos, a muy alto precio, en los próximos años”, aseveró Carlos Raúl.

Consejos útiles para otros emprendedores interesados en las tecnologías educativas

“Un consejo para emprendedores en EdTech es muy similar al que le daría a los emprendedores en general. Crear una startup es una experiencia llena de sensaciones, pasión y trabajo muy duro. Como muchos dicen, es una montaña rusa de emociones e incertidumbre. Es como saltar de un precipicio y ensamblar el avión mientras caes.”

“Las edtech startups pueden ser particularmente más complicadas de crear, pues es un mercado saturado en muchos sentidos e ingrato en otros (desde el punto de vista de inversores e, incluso, a veces del cliente final, debido a que muchas personas no entienden que la educación es una inversión, no un gasto). Que lo hagan justo porque no se permitirían dejar de hacerlo. Que suena raro, pero es en mi opinión la mejor de las razones para hacer algo. Mucha fuerza, corazón y suerte”, concluyó Carlos Raúl.