La plataforma de comercio electrónico Slyk ha despertado un enorme interés en la comunidad de emprendedores cubanos, por tres razones fundamentales: permite la creación de una tienda virtual en minutos, sin la necesidad de programar una línea de código, ofrece a sus usuarios un espacio independiente para la promoción y venta de sus productos y servicios y les permite cobrar a través de diferentes métodos, entre ellos, con criptomonedas.

PanamericanWorld conversó con Tim Parsa, fundador de Slyk y creador de otras startups disruptivas como Uphold, Airtm y Cadoo y con el emprendedor cubano Camilo Noa, quien es el responsable de crecimiento de Slyk en Cuba y administra las redes sociales de la startup; además, formó su propio emprendimiento: Kwelta.

Slyk, una máquina para hacer startups

Parsa nos contó que cada startup es una solución a un problema, que se puede escalar con Internet y otras tecnologías hasta que llegue a millones de personas. Eso ha hecho este emprendedor, con sus creaciones.

“UpHold dio acceso a las criptomonedas para tener más libertad, más funcionalidad con el dinero. Airtm permitió crear una cuenta en dólares a quien sea, para guardar su riqueza y protegerla contra la inflación y estar conectado al mundo global del comercio. Mientras, Cadoo dio la posibilidad de que la gente se incentivara con su propia salud, protegiéndose contra las tentaciones, distracciones”, aclaró.

Tim Parsa, fundador y CEO de Slyk

Ahora, “Slyk permite a quien sea monetizar sus talentos y recibir pagos por lo que ellos quieren vender en Internet y compartir sus ganancias con sus comunidades y redes. Es decir, está muy alineado con lo de criptomonedas, porque el hecho de que se puede incentivar a cualquiera a compartir su Slyk para que ustedes puedan recibir más clientes, eso solo es posible porque todo el dinero digital dentro de un Slyk está fungible”, aseveró.

Esta startup está muy alineada con las creaciones anteriores de Parsa. “Slyk funciona muy bien con Airtm, ya que puedes recibir pagos con Airtm. También funciona muy bien con las criptomonedas, pues puedes recibir pagos en Bitcoin y con la idea de hacer algo productivo con tu vida, tener salud, crear riqueza, lanzar un negocio. Monetizar tus talentos que son únicos, ganar dinero, hacer negocios, crecer y compartir parte de lo que ganes con tu comunidad”, reconoció Parsa.

Artículo relacionado: Criptomonedas en Cuba: cuatro emprendimientos que apuestan por el Bitcoin

Crece la comunidad de Slyksters en Cuba

Camilo Noa conoció sobre Slyk en marzo de este año. El emprendedor cubano Erich García había publicado un vídeo en su canal Bachecubano sobre esta startup y la posibilidad que ofrecía a los emprendedores para vender sus productos y servicios en Internet. Poco después, Noa abrió su propio Slyk y, luego, supo que la startup estaba buscando un gestor de comunidades digitales. Presentó su candidatura y logró el puesto.

“Slyk ayuda a los emprendedores cubanos en tres sentidos: da acceso al software para que puedan vender en línea y al concepto de Slykigai, un programa de 21 días sobre qué es lo que uno debe armar como negocio en línea y, además, se integra con servicios financieros locales, como QvaPay”, aclaró Parsa.

“Slyk es una herramienta de comercio electrónico enfocada en teléfonos móviles”, reconoció Noa. Los usuarios, llamados “Slyksters”, tienen a su disposición herramientas de crecimiento gratuitas como recompensas de referidos que pueden ofrecer a sus clientes, para convertirlos en una fuerza de ventas. “Es decir que cualquiera que comparta el enlace de mi Slyk y se realice una venta, este podrá ganar un porcentaje del valor de mi producto. Este incentivo es definido por el Slykster y puede variar desde 0 hasta el 20%”, aclaró.

Esta herramienta es gratis hasta que logras mantener una venta al día durante un mes. Entonces comenzará a cobrar $1 por cada día. No obstante, en el caso de los cubanos que usan QvaPay como método de pago, Slyk es completamente gratis. “Nuestro deseo es que los emprendedores cubanos tengan la oportunidad y la herramienta de crear abundancia con sus ideas. Slyk es 100% gratis para Cuba”, afirmó Noa.

Slyk es 100% gratis para Cuba”, afirmó Noa

A día de hoy, la mayor parte de la comunidad de Slyksters es cubana. “Esto es algo que nos complace muchísimo, porque están usando la plataforma como una vía para empoderar sus negocios y sortear todas las dificultades que suponen el Embargo y las propias leyes del gobierno cubano”, admitió Noa.

Para 2022, Noa reconoció que la meta de Slyk era convertirse en la principal plataforma de comercio electrónico en Cuba y llegar a dos millones de emprendedores en todo el mundo.

Emprender en Cuba hoy no solo para sobrevivir, sino para crear riqueza

“Ser un emprendedor en Cuba es una de las cosas más difíciles del mundo. Seguramente es el lugar más difícil para emprender, porque está muy restringido cómo uno puede emprender, a quién puede tener como cliente”, reconoció Parsa.

“Los cubanos, por los problemas que han vivido, son muy buenos en encontrar cómo sobrevivir. Creo que por eso hay mucha oportunidad para que ellos pongan toda esa energía, no solo para sobrevivir, sino para crear riqueza y abundancia haciendo negocios en línea, startups, vendiendo en línea”, dijo el CEO de Slyk.

“Ya estamos viendo un boom de emprendimientos, de startups, de adopción de tecnologías nuevas, como criptomonedas. Veo las startups que han estado construidas sobre Slyk y las que están integradas con Slyk como QvaPay, Bitremesas, Kwelta que están promoviendo las tecnologías. Por eso tengo muchas esperanzas para Cuba y los emprendedores cubanos”, finalizó Parsa.

Noa consideró que los emprendedores cubanos debían ser más ambiciosos en sus metas. “Desde Slyk impulsamos el Programa Slykigai, inspirado en la filosofía japonesa de IKIGAI que significa una razón para saltar de la cama cada mañana. El programa es un compendio de ejercicios y materiales de inspiración divididos en 21 días. Cada día se recibe un email con podcasts, artículos, videos, etc. Al finalizar el programa, el individuo habrá descubierto la intersección entre lo que ama, en lo que es bueno, por lo que se le puede pagar y lo que el mundo necesita. Es decir, su Slykigai, su propósito.”

“Una vida impulsada por un propósito generará un crecimiento imparable y, por ende, libertad. Eso es lo que creemos que necesitan los emprendedores cubanos, amén de un marco legal que los ampare completamente. Pero cuando tienes Slykigai y, además, usas criptomonedas en tus negocios, el marco legal es algo que pasa a un nivel secundario. Las tiendas en Slyk pueden ser públicas o privadas, así que tampoco es un problema para los emprendedores que prefieren permanecer en el anonimato”, concluyó Noa.