Qué debes incluir en el plan de negocios para tu startup

Plan de negocios startup

Un plan de negocios sirve como una hoja de ruta hacia las metas y objetivos de una startup. Algunos de los supuestos más importantes de un plan de negocios bien elaborado es la viabilidad y validez de la solución y el camino hacia los objetivos predefinidos. Así lo considera Abdo Riani, un especialista en dar soporte a startups tecnológicas para desarrollar sus ideas de negocio.

Riani afirma que es probable que un plan de 50 páginas se vaya por el desagüe el día que los fundadores activen su modo de ejecución. La mayoría de las startups repiten o pivotan sobre un modelo antes de crear una solución válida.

Crear un plan de negocios para una startup significa definir una hoja de ruta para ejecutar una una idea elaborada bajo varios supuestos. Con todas esas condiciones de éxito, un plan de negocios puede convertirse en un plan de fracaso si los fundadores no están abiertos a cambiar de dirección.

Aunque es una etapa esencial en el lanzamiento de una pequeña empresa como un restaurante, crear un plan de negocios para una startup debería ser diferente. En una startup, el plan de mañana dependerá de la ejecución de las hipótesis de hoy. Los datos y la información del cliente determinarán lo que debe hacer a continuación.

Estas son las preguntas más importantes que debe responder y actualizar a medida que prueba sus hipótesis y se acerca a la validación y escalabilidad del modelo de negocio. Las respuestas a estas preguntas se convertirán en su plan de negocios.

Artículo relacionado: Cinco cosas que debes saber antes de lanzar tu startup

1. ¿Cuál es el problema que estoy tratando de resolver?

Intenta cuantificar la consecuencia del problema para el cliente. ¿Están perdiendo dinero o tiempo valioso? ¿Se están perdiendo la oportunidad de ganar dinero o ganar tiempo? ¿Son incapaces de lograr una meta o tarea importante debido a este problema?

Cuantificar el problema es el primer paso para la validación de las ideas. Te permitirá evaluar si el beneficio cuantitativo de su solución, como aumentar las ventas, la productividad o la eficiencia en un X por ciento o en dólares, es una propuesta de valor lo suficientemente fuerte como para que sus clientes adopten o cambien a su producto.

2. ¿Qué tan grande es el problema?

Esencialmente, tu respuesta a esta pregunta te ayudará a evaluar la oportunidad y el mercado. ¿Cuántas personas enfrentan este desafío? ¿Cuál es la pérdida estimada por usuario, ya sea en tiempo, dinero o cualquier otra métrica clave para su negocio? ¿Cuánto dinero están pagando las personas para resolver este problema hoy? ¿Durante cuánto tiempo ha existido este problema?

Haz tu tarea para comprender el mercado y su dirección. Responder esas preguntas te mostrará cómo su solución puede surgir e innovar.

3. ¿Quiénes son mis competidores directos e indirectos?

Analizar cuidadosamente las fortalezas y debilidades de tus competidores es la forma más fácil de identificar segmentos de compradores, diferenciador único para su solución, precios y lecciones aprendidas de emprendedores que están resolviendo el mismo problema. Realizar esta investigación te ayudará a hacer las preguntas correctas al entrevistar a los clientes.

4. ¿Quién tiene la necesidad más urgente de una solución?

En otras palabras, ¿quién es tu comprador objetivo? El grupo con la necesidad más urgente de una solución. Para Abdo Riani esta es la pregunta más importante de todas. Si conoces a tu comprador ideal, puedes ayudarlo a responder casi cualquier otra pregunta en función de sus necesidades y experiencia con las soluciones existentes.

5. ¿Cuál es mi solución propuesta?

Un error común de las startups es comenzar con una solución y tratar de encontrar un lugar en la vida de las personas. Sin embargo, cuando comienzas con el problema y hablas con los clientes, puedes obtener ideas que lo ayudarán a conectar los puntos sobre la mejor solución posible. No obstante, en esta etapa de planificación, es importante tener algunas ideas sobre cómo podrías resolver el problema siempre y cuando no se encuentre en una solución sin importar las señales que encuentre.

6. ¿Cómo será diferente mi solución?

Según el problema y la competencia, escibe cómo tu solución será diferente. No tienes que competir en funciones para ser único. Puedes destacarte adaptando tu solución a un mercado subrepresentado y desatendido, incluso si tu solución no es significativamente diferente de la de la competencia.

7. ¿Cuál es mi plan de validación?

Esta es la hoja de ruta de tu plan de negocios. La diferencia es que se enfoca en una etapa inicial. Esta pregunta puede transformarse más tarde, ¿cuál es mi plan de crecimiento? Por ahora, enumera los pasos más importantes para validar o invalidar tus respuestas a las primeras seis preguntas. Los pasos pueden incluir entrevistar a usuarios potenciales, revender el producto, crear y probar la primera versión de la solución con características principales.

8. ¿A quién necesito reclutar?

Según la hoja de ruta que creaste para la primera etapa, ¿cuáles son las habilidades complementarias que necesitas? Por ejemplo, si eres un fundador no técnico, es posible que necesites un programador que te ayude a construir la primera versión del producto.

Finalmente, recuerda que tus respuestas y el plan se basan en hipótesis hasta que sean validadas. Actualice tus respuestas a medida que avanzas de una etapa a otra. Al final del día, lo que importa es crear un producto que la gente use y pague. Hasta que llegue a esta etapa, la mayoría de las veces, planificar lo que sucederá en el futuro es una pérdida de tiempo.

Qué debes incluir en el plan de negocios para tu startup

Un comentario en «Qué debes incluir en el plan de negocios para tu startup»

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba