Nayib Narváez: de futbolista a un crack del emprendimiento colombiano

Nayib Narváez

Nayib Narváez sabe por su experiencia como futbolista que el mundo de los negocios depende de muchos factores que no pueden ser ni entrenados ni anunciados.

Tal como sucede en un partido de fútbol, en un emprendimiento el marcador puede cambiar de un momento a otro, o en este caso, pasar de ser financieramente rentable a generar pérdidas en poco tiempo.

Las estrategias del director técnico del equipo pueden fallar. Las del CEO también. La impaciencia se podría transformar en un mal tiro a la portería o en una decisión que lleve a la empresa a una quiebra.

Tanto en el balompié como en las startups, el equipo de trabajo es clave para la consecución de buenos resultados y elevar la capacidad de crecimiento, tanto en la grama como en la bolsa.

Nayib Narváez, un empresario digital empírico

Estas similitudes las encontró el colombiano Nayib Narváez cuando inició su camino como emprendedor en el 2014, con apenas 21 años.

Entonces solo sabía jugar fútbol, -deporte que le permitió desenvolverse en el reconocido club atlético Chacarita Juniors, en Argentina-. Había cursado un par de semestres de derecho en la universidad y nada sabía sobre aplicaciones ni startups.

Artículo relacionado: Julián Torres o cómo bajar de la nube a los emprendedores colombianos

Un amigo lo alentó a asistir a una convocatoria de App.co, programa del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia (MinTIC), que potencia la creación de modelos de negocios con énfasis en el desarrollo de aplicaciones móviles, software y contenidos.

Aceptó y durante la formación de las ideas de negocios, desarrolló Fútbol Crack, como una solución para aquellos jugadores de fútbol aficionado que necesitan encontrar más jugadores, canchas para jugar y planificar los horarios.

Durante los meses de formación, se nutrió de contenidos necesarios para el avance de su proyecto: buen uso del lenguaje en entornos virtuales, herramientas de networking, modelos de negocios digitales, venta y postventa en el comercio electrónico y cómo las herramientas digitales sirven en la construcción de la paz, un tema coyuntural en Colombia para ese entonces, en pleno proceso de paz con las Farc.

“En el proceso aprendí que lo más importante es pensar cómo tus ideas pueden facilitarle la vida a las personas. Mi experiencia en el fútbol me ayudó a identificar este vacío que había en Colombia, un país futbolístico por excelencia”, cuenta Nayib, nacido en Barranquilla, costa caribeña del país.

Nayib Narváez
Narváez señala que hay que ser sabios en la toma de decisiones. “Hay que saber escuchar a las personas».

Este aplicativo móvil, según describe, es una sencilla herramienta que consiste en organizar partidos en canchas sintéticas, torneos y representar a futbolistas. Narváez anotó un gol con esta Apps, que IBM Cloud se interesó y adquirió.

Nayib, una voz que se volvió eco en Colombia

Sin imaginarlo, Nayib Narváez ya era un empresario digital. El MinTIC se interesó en su historia de emprendimiento y lo convidó a narrarla en diferentes espacios de convergencia entre jóvenes colombianos.

“Me pidieron contar mi testimonio, siendo tan joven y sin haber culminado una carrera  universitaria. Así lo hice. En colegios y universidades compartí cómo llegué al fútbol y a este ecosistema digital”.

En esta nueva experiencia, Nayib adquirió habilidades de oratoria, de motivación. Aprendió a emplear el humor como una herramienta de empatía con su audiencia. Hasta ahora, este emprendedor ha liderado más de 1.500 conferencias y conversatorios.

Asegura que su marca personal fue cambiando y adaptándose al mundo digital. Hoy “la visiono como un símbolo de superación y motivación en el área personal y empresarial”.

El libro de un líder motivacional

‘El amor es el propósito’ es el libro con el que Nayib reunió todas sus vivencias, satisfacciones y fracasos dentro y fuera del campo de fútbol y del emprendimiento.

Su mensaje es claro y lo resume en la frase “aunque tu vida no sea lo que esperabas, no dejes de jugar”, como una analogía que referencia su pasión y experiencia dentro del balompié.

Nayib Narváez
«El amor es el propósito’ se ha convertido en un libro de cabecera para muchos emprendedores colombianos.

“En un minuto cambia la vida si te meten un gol y esto es transferible a tu actitud para emprender. Por eso es importante definir un propósito antes de iniciar cualquier idea, ya que es ese propósito el que define tus pensamientos y tus planes para salir adelante”, profesa.

Según el barranquillero, fueron siete días de encierro total para completar la creación literaria, con la inspiración, claro está, de grandes hombres de la historia como Leonardo Da Vinci, Alejandro Magno, Isaac Newton y Julio César.

Personajes más contemporáneos, entre ellos Mahatma Gandhi, Steve Jobs y Jimmy Walles, también sirvieron de ejemplo. Caracterizado por su espiritualidad, vivió instantes creativos luego de leer algunas páginas de la Biblia.

Su más sencillo consejo a esta generación preocupada por desarrollar ideas y modelos de negocios sostenibles, es “siempre confiar en sus sueños”.

“Para que ellos se hagan realidad, hay que luchar, hay que invertir y hay que seguir luchando, porque seguramente pasarán por muchos fracasos, pero a la larga serán mayores las victorias”.

Otra de sus recomendaciones es apoyarse en fondos de inversión. En Colombia, en particular, señala los programas de gobierno que impulsan las nuevas tecnologías y la economía naranja, temas prioritarios en la agenda de inversión del actual presidente Iván Duque.

Narváez señala que hay que ser sabios en la toma de decisiones. “Hay que saber escuchar a las personas, saber lo que quieren en los negocios, porque las decisiones apresuradas solo provocan la pérdida de oportunidades”.

Y lo último, pero tan importante como lo anterior, es “hacer posible lo imposible e impactar positivamente en la sociedad con negocios sostenibles en el tiempo”.

Nayib Narváez: de futbolista a un crack del emprendimiento colombiano

Un comentario en «Nayib Narváez: de futbolista a un crack del emprendimiento colombiano»

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba