Seis décadas después, los boxeadores cubanos tendrán la posibilidad de combatir oficialmente como profesionales, bajo el amparo de la Federación nacional de este deporte. La noticia ha provocado muchas expectativas, porque todos saben la calidad de los pugilistas formados en la llamada “Escuela cubana de boxeo”.

Las autoridades del boxeo cubano firmaron un acuerdo con la promotora mexicana Golden Ring, que será la encargada de organizar los combates. Las peleas estarán pactadas a seis rounds y, en 2022, se deben realizar al menos cuatro carteles, en México. Los boxeadores cubanos obtendrán el 80% de los ingresos económicos que generen; mientras, el resto del dinero se repartirá entre entrenadores y personal médico.

En períodos recientes, varios peleadores con mucha proyección, como Kevin Brown y Herich Ruiz, abandonaron al equipo cubano y decidieron buscar su futuro de manera independiente en el profesionalismo. El acuerdo con Golden Ring pretende, entre otras cosas, detener la emigración de los boxeadores. El doble campeón olímpico, Julio César la Cruz, dijo sentirse satisfecho con la negociación, porque le permitirá enfrentar nuevos desafíos deportivos e incrementar el aporte económico a sus familias.

El presidente de la promotora Golden Ring, Gerardo Saldívar, aseguró que su empresa buscará ubicar a los boxeadores cubanos en los rankings de todos los organismos del boxeo profesional. “Los boxeadores contarán con todo el apoyo de las autoridades deportivas de Cuba, entrenarán en La Habana y viajarán para tomar parte de los combates profesionales”, aclaró el directivo.

Artículo relacionado: Los 10 mejores boxeadores cubanos de todos los tiempos

Los “Domadores de Cuba”, nombre con el que se conoce al equipo nacional, de seguro presentará a sus figuras más conocidas, entre ellas la Cruz y los también campeones olímpicos Andy Cruz, Arlen López y Roniel Iglesias. No obstante, los carteles también serían un escenario propicio para que otros jóvenes y talentosos boxeadores cubanos puedan mostrar sus cualidades.

Aquí compartimos cinco figuras a seguir que ya han obtenido triunfos en certámenes internacionales y tienen condiciones para imponerse en el boxeo profesional.

Billy Rodríguez (48 kg)

Rodríguez es la principal figura cubana en los 49 kilogramos. Lo apodan «El Niño». Tiene 23 años y es el actual campeón nacional. «Yo peleo variando la media y la larga distancia, en dependencia del alcance de los puños de mi rival. Soy de los que se para a la derecha, aunque a veces lo hago a la zurda. También me gusta el golpeo de riposta, esquivar y contragolpear», aseguró en una entrevista este fogoso pugilista.

Billy tenía previsto combatir en el Campeonato Mundial de Belgrado, en septiembre de 2021; sin embargo, contrajo la COVID-19 y esto le impidió asistir. Recientemente, Billy ganó el título del Campeonato Continental, efectuado en Guayaquil, Ecuador.

Ewart Martín (52 kg)

Ewart Marín durante los I Juegos Panamericanos Júnior celebrado en las Coliseo Luis Ignacio Álvarez, el 28 de Noviembre de 2021, en el Valle del Cauca, Colombia. FOTO: Calixto N. Llanes/Periódico JIT (Cuba)

Este pugilista camagüeyano, de 18 años, fue seleccionado como uno de los 10 mejores atletas juveniles de Cuba en 2021. Tiene una gran movilidad sobre el cuadrilátero y fuerza en los puños, como demostró al ganar la división de 52 kilogramos de la primera edición de los Juegos Panamericanos Junior, celebrados en Cali, Colombia, en diciembre del año pasado.

Damián Arce (54 kg)

Otro boxeador camagüeyano con muchas perspectivas es Damián Arce. En 2017 conquistó el título nacional cubano, en la división de 49 kilogramos. Un año más tarde fue llamado por los Domadores para combatir en la Serie Mundial de Boxeo, en 2018. Ese mismo año ganó la medalla de oro en la prestigiosa Copa Química de Halle, en Alemania.

Arce conquistó la presea de bronce en los Juegos Panamericanos de Lima, en 2019 y estaba previsto que participara en el Mundial de Belgrado, en 2021; sin embargo, también contrajo la COVID-19 y no pudo combatir.

Para 2022, Arce subió de peso, hasta la división de 54 kilogramos. En el Campeonato Continental de Guayaquil llegó hasta la final, donde cedió ante el dominicano Rodrigo Marte.

Yoenlis Hernández (75 kg)

Este tal vez sea el nombre más conocido de nuestro listado de boxeadores cubanos que podrían triunfar en el profesionalismo. Tiene 24 años y ya es campeón mundial, de la división de 75 kilogramos, tras una brillante actuación en el certamen de Belgrado, a finales de 2021.

No obstante, antes de ese Mundial, en el que brilló en todos los combates, pocos sabían de este pugilista, quien ni siquiera había obtenido un título nacional. Los técnicos resaltan que Hernández tiene mucha fuerza en su mano derecha y lanza poderosos jabs con la izquierda.

Jorge Luis Felimón (91 kg)

Este probablemente sea el mayor prospecto del boxeo cubano en las categorías más pesadas. Felimón pelea en la división de 91 kilogramos y en el Campeonato mundial juvenil, celebrado en Kielce, mostró sus enormes potencialidades. En tierras polacas, el habanero se proclamó campeón, con una gran demostración en sus cinco peleas, especialmente en la final, ante el pugilista local Jakub Straszewski.

Los técnicos resaltan la fuerza en la pegada de Felimón y su movilidad sobre el cuadrilátero.