Los deportistas canadienses más destacados en la historia de los Juegos Olímpicos de Verano

Donovan Bailey

Los deportistas canadienses han brillado más en los Juegos Olímpicos de invierno que en los de verano. En las citas invernales, Canadá es una potencia y en la más reciente edición, en 2018, terminó en el tercer lugar de la tabla de medallas. Mientras, en las citas estivales, este país se ubica entre los 30 mejores.

Canadá hizo su debut oficial en los Juegos Olímpicos de Verano en París 1900. La mayor cantidad de medallas no llegó, como suele ser habitual, en la cita que acogió el país, en Montreal 1976, sino en Los Ángeles 1984, donde los deportistas canadienses obtuvieron 44 preseas. En sus 26 participaciones en Juegos Olímpicos de Verano, ellos han subido al podio de premiaciones en 302 ocasiones.  

¿Cuáles son las expectativas de los deportistas canadienses en Tokio 2020?

La delegación canadiense que competirá en la capital japonesa igualará con la de 1984 como la más grande en su historia, con 371 atletas. En Río 2016, los deportistas canadienses obtuvieron 22 medallas, de ellas cuatro de oro. El objetivo en 2021 parece ser superar esa cifra y acercarse a los 20 primeros países en la tabla de posiciones.

Penny Oleksiak competirá en Tokio 2020 y tratará de agrandar su leyenda olímpica.

Entre las sensaciones de la delegación está la nadadora, de solo 14 años, Summer McIntosh. Como curiosidad, dos de los integrantes del Team Canadá participaron anteriormente en Juegos Olímpicos de invierno: Georgia Simmerling, quien estuvo en la cita de 2010 en el esquí alpino y ahora competirá en el ciclismo; mientras Vincent De Haître participó en el skating en Sochi y Pyeongchang y en Tokio intervendrá en el ciclismo.

¿Quiénes han sido los deportistas canadienses más destacados en Juegos Olímpicos de Verano? En PanamericanWorld seleccionamos las 10 actuaciones que más nos impresionaron, con destaque especial para la gran Lesley Thompson.

Lesley Thompson-Willie (Remo)

Esta extraordinaria atleta participó en el remo de ocho Juegos Olímpicos, de manera consecutiva, un record en este deporte. Entre 1984 y 2016, Thompson-Willie ganó cinco medallas en total, por lo que es, junto con Phil Edwards, la deportista canadiense con más medallas en citas estivales.

Lesley ganó el oro, como timonel del bote de ocho remos, en los Juegos de Barcelona 1992. Además, en esa misma modalidad obtuvo la plata en Atlanta 1996 y Londres 2012 y el bronce en Sídney 2000. Su primera presea fue en Los Ángeles 1984, en el cuatro con timonel.

Philip Edwards (Atletismo)

https://www.youtube.com/watch?v=iJZm-_gblQc

Durante décadas, Philip Edwards fue el deportista canadiense con más medallas en Juegos Olímpicos. Nació en Guyana y, en 1928 fue invitado a participar por Canadá en la cita estival de Ámsterdam. Allí obtuvo su primera medalla de bronce, como parte del relevo de 4×400 metros.

Cuatro años después estuvo en los Juegos de Los Ángeles 1932, en los que ganó otras tres preseas de bronce: en 800 metros, 1500 metros y el relevo de 4×400. Su despedida olímpica ocurrió en Berlín 1936, donde fue uno de los pocos negros que compitió en el atletismo, junto a Jesse Owens, frente a la camarilla nazi. En la capital germana, Edwards alcanzó su último bronce olímpico, en los 800 metros.

Artículo relacionado: Los 5 mejores atletas canadienses en la historia de los Juegos Panamericanos

Kathleen Heddle y Marnie McBean (Remo)

Heddle, junto a su compañera de bote, Marnie McBean, son las únicas tricampeonas olímpicas de Canadá.

Ellas obtuvieron su primer título como parte del ocho con timonel, liderado por Lesley Thompson, en los Juegos de Barcelona 1992. En esa misma cita triunfaron en el dos sin timonel. Luego, en Atlanta 1996, ambas subieron a lo más alto del podio olímpico, en el doble scull y terminaron con la presea de bronce, en el cuatro scull.

Lamentablemente, en enero de este año falleció Heddle, tras batallar durante un largo período con un tumor cerebral y cáncer de mama. Tenía solo 55 años. Su nombre está en el Salón de la Fama del deporte en Canadá y la Federación internacional de Remo le otorgó su máxima distinción.

Penny Oleksiak (Natación)

Con solo 16 años, Penny Oleksiak entró en la historia como una de las mejores deportistas canadienses en Juegos Olímpicos de Verano, al ganar cuatro medallas en una misma cita estival. En Río 2016, la joven y muy talentosa nadadora obtuvo primero la presea de plata, en los 100 metros, estilo mariposa.

Luego sorprendió a todos, al obtener el título en los 100 metros estilo libre, con el mismo tiempo que la estadounidense Simone Manuel, por lo que los organizadores entregaron dos preseas de oro. De esta forma, Penny se convirtió en la campeona olímpica más joven de Canadá.

Luego, el esfuerzo de Penny fue clave para que los relevos de Canadá, de 4×100 metros y 4×200 metros, estilo libre, finalizaran en el tercer lugar. Oleksiak competirá en Tokio 2020 y tratará de agrandar su leyenda olímpica.

Victor Davis (Natación)

Una de las mayores leyendas olímpicas de Canadá tuvo un final trágico. En los Juegos de Los Ángeles 1984, Victor Davis fue la gran figura de la natación canadiense. Allí ganó el oro en los 200 metros pecho y la plata en los 100 metros pecho; además, participó en el relevo de 4×100 metros combinados que entró en la segunda posición, por detrás del de Estados Unidos.

Cuatro años después, en Seúl 1988, Victor volvió a participar en este relevo y alcanzó otra medalla de plata. En julio de 1989 decidió retirarse de la natación, a los 25 años. Unos meses más tarde falleció en un accidente automovilístico. En 1990 fue exaltado postmortem al Salón de la Fama del deporte en Canadá.

Adam van Koeverden (Kayak)

Este ha sido el mejor representante del kayak en la historia de Canadá. Participó en tres citas estivales y logró cuatro medallas en total. Su gran momento llegó en Atenas 2004, donde conquistó el título en el K-1 a 500 metros y el bronce en el K-1 a 1000 metros. Ese año recibió el trofeo Lou Marsh, como el atleta más completo del país.

Después, en Beijing 2008, fue el abanderado de la delegación canadiense en la ceremonia de apertura. En la capital china finalizó en el segundo lugar en el K-1 500 metros y en Londres 2012 cerró su periplo olímpico con otra medalla de plata, en el K-1 a 1000 metros.

Donovan Bailey (Atletismo)

La imagen de los corredores canadienses quedó muy dañada tras el fiasco de Ben Johnson, protagonista de uno de los primeros escándalos de dopaje en Juegos Olímpicos. Ocho años después, un extraordinario velocista rescató la imagen de los deportistas canadienses. Donovan Bailey brilló en Atlanta 1996, al conquistar dos medallas de oro.

En la final de los 100 metros planos, Bailey dejó boquiabiertos a todos, no por la corona, porque, en realidad, era el gran favorito, sino porque impuso un récord mundial de 9,84 segundos. Luego, Bailey se unió a Robert Esmie, Glenroy Gilbert y Bruny Surin en el relevo de 4×100 metros que entró primero en la meta, con récord nacional de 37,69 segundos, por delante de la cuarteta de Estados Unidos.

Bailey también participó en los Juegos de Sídney 2000, pero allí llegó lesionado y quedó eliminado en las rondas clasificatorias de los 100 metros.

Émilie Heymans (Clavados)

Heymans merece un lugar entre los deportistas canadienses más destacados en Juegos Olímpicos de Verano, porque esta clavadista logró cuatro medallas, dos de plata y dos de bronce, en cuatro citas estivales consecutivas.

En los Juegos de Sídney 2000, ella compitió junto a Anne Montminy, en la plataforma sincronizada a 10 metros. Allí lograron la presea de plata. Luego, en Atenas 2004, saltó con Blythe Hartley, en el mismo evento, y alcanzaron el bronce.

Después, en Beijing 2008, participó en la plataforma individual, a 10 metros y solo un esfuerzo final de la china Ruolin Chen la dejó con la medalla de plata. Su despedida olímpica se produjo en Londres 2012, donde ganó el bronce, en la plataforma combinada a tres metros, en la que formó pareja con Jennifer Abel.

Christine Sinclair (Fútbol)

Sinclair es una leyenda del fútbol mundial. Ella es la mujer que más goles ha marcado para un equipo nacional, con 186 y también la que ha participado en una mayor cantidad de partidos defendiendo los colores de Canadá, con 299.

La capitana de la selección canadiense ha participado en tres Juegos Olímpicos y ha conquistado dos medallas, ambas de bronce. Su debut se produjo en Beijing 2008 y la primera presea llegó en Londres 2012, en un torneo donde Sinclair fue la gran estrella, al anotar seis goles, tres de ellos en el partido semifinal, ante Estados Unidos.

Luego, en Río 2016, Sinclair marcó el gol decisivo, en el juego por la discusión de la medalla de bronce, ante Brasil. En total, en 15 partidos olímpicos, ella ha anotado 11 goles. En Tokio 2020, Sinclair buscará la mejor despedida posible: un título.

Los deportistas canadienses más destacados en la historia de los Juegos Olímpicos de Verano

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba