Síguenos:

Emprendedores sociales que buscan transformar a México

Emprendedores sociales que buscan transformar a México

Publicado por PanamericanWorld el 20 de Abril del 2017

En la zona de Santa Fe, en la Ciudad de México, se ubica la  sede central de la Universidad del Valle de México (UVM). Su presidente y director general, Luis Durán, dio a conocer la  convocatoria 2018 del Premio por el Desarrollo Social, por el que puede competir cualquier emprendedor mexicano, menor de 30 años, que tenga un proyecto con el que quiera revolucionar  positivamente su comunidad.

“Vemos el emprendedurismo como la trascendencia de generar  acciones que tengan y agreguen valor a la sociedad. Por eso, el  concepto emprender es uno de los valores que más queremos  enseñar e inculcar en nuestra comunidad estudiantil”, explica Durán.

El galardón apoya 15 iniciativas cada año, relacionadas con  rubros como el desarrollo comunitario, el medio ambiente, la  salud y la preservación de la cultura. Aquí te contamos tres  historias de jóvenes emprendedores salidos de este premio.

Artesanías a un clic

María del Mar Covarrubias cuenta que, mientras hacía algunas prácticas sociales en Puebla, notó que personas conocedoras de  oficios y artesanos migraban a las grandes ciudades para  dedicarse a servicios secundarios. Su urgencia económica los  alejaba del trabajo que mejor sabían desarrollar.

Entonces ideó Recrear, un proyecto de mercado colaborativo en el que los trabajadores reciben una paga justa por su trabajo.

“Llevamos 3 años de trabajo y lo que hacemos es promover y  comercializar en línea productos artesanales a precios  accesibles, favoreciendo la relación directa con los  trabajadores de Querétaro, Guanajuato, Tlaxcala, Ciudad de  México y Puebla”, dice María del Mar.

En la página recrear.mx se pueden ver los trabajos de los que  habla Covarrubias: finos tejidos de mobiliario, bordados,  bolsos y accesorios.

Por una Ciudad Juárez sin violencia

Entre 2008 y 2009, Ciudad Juárez fue considerado el territorio  más mortífero del mundo: primer lugar entre las ciudades más  violentas del orbe. Ante ese gris y rojo panorama se empezaron a cocinar múltiples  iniciativas sociales de jóvenes que creían todavía en la  posibilidad de avanzar en algo más que no fueran balas y  muerte.

El proyecto Re, y su brazo social SerVers, fue uno de esos  emprendimientos.

“Es un programa formativo que dura hasta tres años en donde  jóvenes de 18 a 23 años viven una metodología de desarrollo y  actividades para la vida a través de aprendizaje vivencial y  con un componente  multiplicador: los chicos, al tiempo que  están recibiendo formación en liderazgo en impacto social y en  las competencias que tienen que ver con la transformación del  entorno, viven también formación en el aspecto humano”, dice  Karla Reyes, directora de SerVers.

Si Ciudad Juárez duerme hoy con mayor tranquilidad que hace 8  años es gracias a aquellos que, antes que huir, trabajan por la  realidad que quieren ver.

Servir y ganar

El emprendimiento social es una realidad en auge en el país,  con adeptos jóvenes que rompen el paradigma de lo filantrópico  y lo convierten en una oportunidad de negocio, con un fin  loable y toda una estrategia que permite incrementar el tamaño  y las posibilidades del proyecto año con año.

“Si queremos emprendimientos que realmente cambien cómo se  están haciendo las cosas, entonces todos deberían de hacerlo de  forma social, por el momento que vivimos y las necesidades de  género, de raza y de clases que aún persisten”, dice María del  Mar Covarrubias.

Y, aunque las circunstancias y los momentos son distintos para  cada individuo, siempre habrá la posibilidad de buscar una  plataforma que impulse una idea, un motivo.

“Todas y todos tenemos algo importante que contribuir en la  vida de los demás”, asegura Dina Buchbinder. “Yo les diría a  los jóvenes que, desde donde estén, ya sea en como empleados o  como parte de un proyecto de emprendedurismo, propongan algo  que signifique mucho para ellos; no permitan que el miedo o la  pena apaguen una idea valiosa”.

Contribuir con el bienestar común de forma organizada y bajo un  esquema bien definido se refleja en proyectos más sólidos y de  mayor alcance, como los que resultan premiados por la UVM.

“Las soluciones deben ser creadas a la medida de las  problemáticas sociales: con una estrategia inteligente, visión  clara, con recursos humanos y tecnológicos óptimos y con una  infraestructura adecuada. Para ello, se requiere una plataforma  económica estable”, concluye Karla Reyes.

Artículo completo: 

Facebook comments



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across PanamericanWorld.



Monthly newsletter featuring articles hand picked by our country managers from the best content across the Caribbean Region on PanamericanWorld.

PANAMERICANWORLD PAISES